Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 JUEVES 21 7 2005 ABC Deportes El comando Armstrong abusa en el Tour Paolo Savoldelli, ganador del Giro y gregario del boss se impone en una fuga masiva en la que según Rubiera no tenían mayor interés JOSÉ CARLOS CARABIAS REVEL. El teléfono móvil de Óscar Pereiro se colapsó entre las seis de la tarde y las once de la noche del martes. Cuando apagó el auricular revisó el veredicto de su éxito calculado en afecto: había 154 avisos entre llamadas perdidas y mensajes de texto, sin sumar las veces que atendió la señal. El Phonak de las desdichas, del alboroto de los positivos, del despido de Pino, de las bocas cerradas en el invierno, era ayer la sinfonía del bienestar. El nuevo jefe, John Lelangue, dio los buenos días con el cráneo rapado según una promesa que le hizo a Pereiro. Las historias del Tour se describen con un halo de ensoñación y cierto compromiso literario gracias a triunfos como el del gallego. Hace tiempo que España se debatió entre detractores y benefactores del inconcebible Induráin, un campeón que dejaba ganar a sus rivales, que permitía su lucimiento, que repartía dividendos con una premisa, mientras no molesten Un dios de la generosidad que percutía contra el estigma propio de los tipos de su raza. La intransigencia de Hinault, la voracidad de Merckx, la ambición de LeMond. ¿Podía alguien así ser un gigante del Tour? LA ETAPA GANADOR 1 Paolo Savoldelli (EE. UU. Discovery) PRIMER ESPAÑOL 6 Óscar Sevilla (T- Mobile) LÍDER 1 Lance Armstrong (EE. UU. Discovery) PRIMER ESPAÑOL 5 Francisco Mancebo (Baleares) 5.41: 19 a 51 s. 72.55: 50 a 6: 31 ABANDONOS Andreas Kloden Incidencias: Kloden aguantó 18 kilómetros con la muñeca astillada. Íñigo Landaluze, el ganador del Dauphiné, se lastimó la cadera en una caída. REACCIONES Óscar Freire Campeón del mundo El único corredor del Tour que ha demostrado ambición es Vinokourov. Me da la sensación de que falta bastante decisión por derrotar a Armstrong y que corren por el segundo puesto pos Elíseos y fiesta. Y al frente del pelotón, Hincapié, el que ganó en Saint Lary. Aquí estoy, trabajando soltó con una mueca. Estos mismos ciclistas decían días atrás aquella retahíla de tópicos, el Tour no está ganado, puede haber caídas, queda mucho y demás. Armstrong no ha ofrecido nunca posibilidad de debate. Él gana y cuando reparte, exige pleitesía. Como a Panta- Savoldelli, seguido por el galo Sebastien Hinault, en un momento de la escapada ni, el campeón al que quiso humillar con aquel regalo en el Mont Ventoux. Compartir no es dar limosna, amor, dice una canción. Resulta que el Discovery Channel se ha convertido en un comando en acción. No sólo gana Armstrong. También lo hacen, y en buena ley como ayer o el domingo en los Pirineos, sus secuaces. La distancia entre el Giro y el Tour es Paolo Savoldelli. El ganador de la corsa rosa deja ronchas de piel a favor del líder amarillo. Y en días como ayer, se trata de un doméstico con permiso para disfrutar. No teníamos mayor interés en la fu- EFE El estilo Induráin Lo fue. Y a su estilo. Cogiendo con una mano y racionando con la otra. Una especie de Robin Hood del ciclismo, que llegó a cansar por aburrimiento. Vino Armstrong a redimir a los incrédulos, a sacarlos de su visión obtusa. Y es perfecto, siete veces perfecto. Ha agotado el léxico en los diccionarios para describir su grandeza. Si se equivoca, jamás lo reconoce, pero no vuelve a caer. Metódico y observador, inteligente y concienzudo, nada escapa a su ojo de águila. Ha llegado al mismo círculo vicioso de Induráin. La perfección también cansa. Una cámara de France 2 captó la imagen. Se habían fugado diecisiete tipos, diecisiete voluntades que pensaban ahora o nunca, tal vez hoy sea mi día, una nueva vida, no pensaré en mañana. En un santiamén cobraron los aventurados veintitantos minutos de renta en una etapa que podía reeditar aquella escapada insólita de Pontarlier: 37 minutos en la meta y un líder (Simon) para el pim pam pum. Corría el Tour desbocado por la Gascuña en esa tesitura. Y por detrás, la insolencia. Armstrong, diciéndole a la televisión en directo, Go home (a casa) como si fuera el desfile protocolario de la última etapa en París, champán, Cam- ga dijo Rubiera en la meta con la sinceridad que le caracteriza, mientras Ullrich y Vinokourov (que ha anunciado su marcha del T- Mobile, tal vez al Liberty) le exigían a Armstrong que dejara de sonreír en la cota de cuarta. Ganó Savoldelli, claro, para eso el equipo de Bruyneel es el más fuerte corra quien corra en sus filas. CLASIFICACIONES ETAPA RECORRIDO PAU REVEL KM. 17 ETAPA 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 239,5 5.41: 19. m. t. a 8 s. a 11. a 24. a 51. m. t. a 53. a 3: 14. m. t. Etapa 18 Albi 182 m La Bessède 601 m Villefranche- d Albigeois 414 m Albi- Mende Boyne 903 m 189 Km Mende (aeródromo) 1.050 m Chabrits 924 m 2 Raujolles 517 m Le Massegros 897 m 2 3 4 3 S S 180 187,5 189 Km P. Savoldelli (Ita. Discovery) K. Arvesen (Nor. CSC) S. Gerrans (Aus. A 2 R) S. Hinault (Fra. Credit Agricole) A. Grivko (Ucr. Domina) O. Sevilla (T- Mobile) B. Tankink (Hol. Quik) D. Righi (Ita. Lampre) S. Dumoulin (Fra. A 2 R) A. Davis (Aus. Liberty) 0 km 13 53 99 131,5 138 Por el viaducto de Millau. Fue en 1995 y colocó contra las cuerdas a Induráin y su equipo. Es un terreno muy quebrado y en el final, en Mende, un puerto de segunda. Se traspasa el viaducto de Millau, el puente más largo de Europa. OTROS ESPAÑOLES 13. J. L. Rubiera (Discovery) 27. F. Mancebo (Illes Balears) 34. J. M. Gárate (Saunier Duval) 35. H. Zubeldía (Euskaltel) 36. O. Pereiro (Phonak) 37. C. Sastre (CSC) a 3: 14. a 22: 18. a 22: 48. m. t. m. t. m. t.