Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Cultura JUEVES 21 7 2005 ABC María José Gallardo gana el premio de Pintura Focus- Abengoa ABC SEVILLA. La joven artista extremeña María José Gallardo Soler, con su pintura N. E. N. E. He seguido el movimiento de tus labios fue la ganadora del premio de Pintura Focus- Abengoa, dotado con 24.000 euros, informa Ep. El jurado destacó su riqueza imaginativa, universo personal y técnica refinada, así como su capacidad de crear un mundo de interrelaciones Gallardo es licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, en la especialidad de Diseño y Grabado. La Fundación Focus- Abengoa también otorgó dos accésit de 6.000 euros cada uno. El primero de ellos recayó en el artista vasco Kepa Garraza (Laukariz, Vizcaya, 1978) por su obra Estados Alterados 14 El jurado valoró su capacidad de descripción de un mundo estrictamente frío y de transmisión de nuevas tipologías urbanas Por su parte, el segundo accésit fue para el artista alemán Klaus Ohnsmann, (Manheim, 1962) por su obra Tiempo de Duda cargada de una visión mágica dentro de su aparente realismo El jurado, presidido por Anabel Morillo, estuvo integrado por Juan Carrete Parrondo, Modest Cuixart, Juan Fernández Lacomba, Alfonso E. Pérez Sánchez y Manuel Sánchez Arcenegui. La Fundación Focus- Abengoa exhibirá las 29 obras finalistas seleccionadas para esta edición en una exposición que se inaugurará el 12 de septiembre en el Hospital de los Venerables de Sevilla, sede de la fundación. Arrecian las críticas al puente diseñado por Santiago Calatrava en Venecia Una investigación judicial contribuye a aumentar el retraso de las obras b Venecia se hunde irremisiblemente en las aguas de la laguna y el nuevo puente de Santiago Calatrava sobre el Gran Canal se hunde en las aguas de la burocracia JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. El enorme retraso en las obras va camino de hacerse eterno, pues el Tribunal de Cuentas, a resultas de una denuncia del ex comisario europeo Carlo Ripa di Meana, requisó ayer documentos en las empresas implicadas. Desde que se aprobó el proyecto en 1997, el coste se ha duplicado a cinco millones de euros. Y la factura sigue subiendo. En los buenos tiempos, el espléndido puente de Rialto fue construido en tres años. Es el más famoso, junto con el puente de los Suspiros, entre el Palacio Ducal y las mazmorras, donde los condenados veían la luz del sol por última vez. Los otros dos puentes sobre el Gran Canal, el de la Academia y el de los Descalzos, se completaron también con rapidez. En cambio, el de Calatrava puede ser el puente de nunca acabar si los saboteadores del proyecto ganan su guerra de nervios contra el Ayuntamiento. El estudio del arquitecto precisó ayer que la responsabilidad de las obras corresponde al Ayuntamiento y a la empresa constructora. Calatrava ha construido puentes espectaculares en Londres y Buenos Aires, Sevilla o Berlín, pero en Venecia, donde hay ya 434, es un suplicio levantar el que unirá la plaza de Roma con Maqueta del puente que Calatrava ha diseñado para Venecia la estación ferroviaria de Santa Lucía, justo donde termina el Gran Canal. co minutos a pie, caminando hasta el puente de los Descalzos. Pero sí que hace falta, y el Ayuntamiento aprobó en febrero del 2001 el estilizado proyecto de Calatrava: una estructura de acero, ornamentada con piedra blanca de Istria y ligeros cortavientos de cristal. Los ecologistas lo tacharon de contaminación visual pero el golpe más duro fue descubrir que el proyecto, por exigencias de su propia elegancia, no incluía pasarela para inválidos. Después de un forcejeo, Calatrava terminó incluyéndola. Pero los problemas continuaron: dudas sobre la solidez, retrasos en la entrega de las piezas de acero, objeciones del ingeniero jefe... Y, por si faltaban complicaciones, el asalto del Tribunal de Cuentas. Contaminación visual Bajo la guía del alcalde- filósofo Massimo Cacciari, el Ayuntamiento decidió construirlo en 1997. Pero los vecinos insisten en que es inútil, pues el trayecto lleva un minuto en el vaporetto o cin- Hay dudas sobre la solidez, retrasos en la entrega de las piezas de acero, objeciones del ingeniero jefe...