Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 JUEVES 21 7 2005 ABC Nacional Movilización Primera llamada Primeros muertos Nivel 2 Llega el helicóptero Sobre las 17: 00 se conoce el accidente Al filo de las cinco de la tarde del domingo se conoce que se ha producido un accidente. Hay testigos que ven cómo la zona donde está el retén queda envuelta en llamas. Comienza la búsqueda de las víctimas. A las 17: 27 llama el superviviente Jesús Abad se pone en contacto con el 112 e informa de que ha habido un accidente. En ese momento no habla de que hay personas muertas. El fuego se propaga a una gran velocidad por el fuerte viento. Abad dice a las 17: 53 que hay tres muertos El superviviente, en su tercera comunicación con el 112, ya afirma que ha visto tres cuerpos carbonizados en el camino por el que trata de abandonar el lugar, conocido como el Rincón del Jaral. A las 19: 15 se pide ayuda al Gobierno La Junta de Castilla- La Mancha eleva al nivel 2 la alerta, lo que supone que se pide ayuda al Gobierno ante la imposibilidad de controlar con sus medios el siniestro. Asegura que lo hizo sin saber que había muertos. Sobre esa hora ya hay datos exactos El mecánico de un helicóptero es quien primero llega al lugar de los hechos. Desde allí comunica a su base de Corduentes la localización exacta de los cuerpos, así como otros datos muy precisos. El Gobierno manchego dio por desaparecido al retén aunque conocía el hallazgo de los cuerpos Las autoridades fueron informadas sobre las siete y cuarto de la tarde, cuando decretaron el nivel 2 de alerta b El Ejecutivo de Barreda asegura que sólo tuvo confirmación de desaparecidos a las ocho de la tarde del domingo, y de los muertos, a las 22: 37 PABLO MUÑOZ MADRID. La Junta de Castilla- La Mancha declaró el nivel 2 de alerta (que da vía libre a la actuación del Gobierno central) a las 19: 15 del domingo, al mismo tiempo que los pilotos de un helicóptero de la base del retén helitransportado de Corduente (Guadalajara) dependiente de la Comunidad, informaban de que habían encontrado los cadáveres de los once trabajadores forestales y aportaban detalles sobre su situación. La consejera de Medio Ambiente, Rosa Arévalo, aseguró además que a las ocho de la tarde la Junta sólo tenía constancia cierta de desaparecidos. El consejero de Presidencia, Máximo Díaz- Cano, afirmó el martes por la mañana, en una entrevista de radio, que se elevó el nivel de alerta cuando se tuvo conocimiento de la existencia de los once fallecidos, a los cuales ni siquiera se podía acceder para evacuarlos Curiosamente, horas más tarde matizaba que la medida se adoptó cuando se sabía que el retén estaba desaparecido pero no se habían confirmado las muertes y dado que el fuego podía traspasar las fronteras de la comunidad Según los datos obtenidos por ABC, la primera versión del consejero de Presidencia parece más ajustada a la realidad que la posterior aclaración. En torno a las siete y cuarto de la tarde, cuando se decreta el nivel 2 de emergencia, desde el mismo lugar en el que aparecieron los cuerpos carbonizados ya se informaba por teléfono móvil de que los cadávares estaban allí. Es más; se aportaba su localización exacta con las coordenadas correspondientes, la situación de los cadáveres respecto a los vehículos e, incluso, las matrículas de los vehículos calcinados. La película de los hechos aportada Nota manuscrita de la persona que sobre las 19: 15 del domingo tomó datos enviados desde el lugar de la tragedia ÁNGEL DE ANTONIO ÁNGEL DE ANTONIO Helicóptero pilotado por un canadiense (a la derecha) que fue el primero en localizar los cuerpos sin vida de los once miembros del retén por la Junta de Castilla- La Mancha difiere en cuanto a horarios con las informaciones recogidas por ABC de fuentes de la máxima solvencia. Sobre las cinco de la tarde varios testigos aseguraban haber visto cómo el retén había quedado rodeado por las llamas y además todos los intentos de ponerse en contacto con los responsables del mismo resultaban fallidos. Por ello, desde ese momento ya se puso en marcha la operación de búsqueda, especialmente con medios aéreos. De la base de Corduente despegaron dos aparatos que ya participaban antes en la extinción del siniestro: el primero, el destinado allí, con piloto y mecánico españoles a bordo; el segundo, procedente de Abu Dhabi, con un canadiense a los mandos y una traductora de inglés, también piloto, a su lado. Al filo de las siete de la tarde- -algu-