Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 MIÉRCOLES 20 7 2005 ABC Internacional Tony Blair, junto al líder conservador, Michael Howard, y el liberal- demócrata, Charles Kennedy, se reunió con los dirigentes de las principales comunidades musulmanas AFP La Inteligencia británica rebajó el grado de alerta terrorista un mes antes de los atentados El grupo que se atribuyó el 11- M y el 7- J da un ultimátum a los países europeos para que se retiren de Irak b El informe de los servicios britá- nicos filtrado por The New York Times sostiene que la invasión de Irak ha hecho al Reino Unido más vulnerable al terrorismo MERCEDES GALLEGO. CORRESPONSAL NUEVA YORK. Los servicios de inteligencia británicos sufrieron ayer una nueva humillación cuando The New York Times publicó extractos de un informe, difundido apenas tres semanas antes de los atentados, en el que rebajaba la alerta terrorista. A diferencia de EE. UU. este documento no se hace público, pero se transmite de forma confidencial a las autoridades locales, hospitales, gobiernos extranjeros, sistemas de transporte y corporaciones que sean susceptibles de sufrir los atentados. Dada la amplia difusión que había tenido el informe, la noticia de que existía había trascendido inmediatamente después de los atentados del pasado día 7, pero el contenido se desconocía hasta ayer. Los miembros del llamado Joint Terrorist Analysis Center creado en 2003 para reforzar la cooperación entre los servicios de inteligencia del M- 15 y la Policía en materia de terrorismo internacional, llegaron a la conclusión de que en el presente no hay ningún grupo que tenga tanto la capacidad como la intención de atacar al Rei- no Unido Como consecuencia, se recomendaba al gobierno que redujese la amenaza en uno de los siete grados que conforman la escala, por lo que pasó de estar severamente definida a sustancial Perros rastreadores La Policía de Transporte Británica (BTP) ha empezado a utilizar perros rastreadores en el metro de Londres para ayudar a detectar la posible presencia de explosivos. Según informó ayer la BTP, decenas de estos perros serán desplegados en toda la red del metro londinense en respuesta a los atentados terroristas del pasado día 7 en la capital británica. Estos caninos ya fueron utilizados en la línea de ferrocarril del Heathrow Express, que une el centro de Londres con el principal aeropuerto británico, pero es la primera vez que se recurre a ellos en las estaciones y líneas del metro de esta capital. Ayer ya se pudo ver en algunas estaciones a los primeros perros patrullando Disputa en el gobierno Blair Algunos diplomáticos europeos consultados por el rotativo neoyorquino admitieron haberse quedado sorprendidos con esta aseveración. Fuentes británicas han comentado que incluso se generó una disputa interna sobre si la información existente permitía llegar a esa conclusión. Para el editor de Defensa del periódico británico The Times, Michael Evans, el problema no es tanto en qué medida afectó ese análisis a la posible prevención de los atentados, que no cree que haya sido significativa, sino el hecho de que la Inteligencia británica no tuviera ni idea de lo que se planeaba. Incluso en retrospectiva, los analistas de Inteligencia han revisado todos los informes desde 2001, que incluyen conversaciones telefónicas y correos electrónicos, sin encontrar absolutamente nada contó Evans. El informe admitía la existencia de una amenaza de redes de extremistas e individuos dentro del Reino Unido que están inspirados pero sólo lejanamente asociados a Al Qaida o son enteramente autónomos De estos pequeños grupos preocupaba la posibili- Sólo preocupaban pequeños grupos y la posibilidad de que intentaran ataques de bajo nivel El gobierno británico ha rechazado que se hubiesen reducido las medidas de seguridad en la capital dad de que intentaran ataques de bajo nivel Si este lapsus ha desatado críticas sobre la efectividad de la Inteligencia británica, la aseveración contenida en el informe de que el conflicto iraquí ha dejado al Reino Unido en una situación de vulnerabilidad ante los terroristas islámicos ha caído sobre el gobierno como un mazazo. Tanto el primer ministro Tony Blair como algunos miembros de su gobierno habían negado rotundamente esta posibilidad cuando el lunes la aseverase en uno de sus informes la influyente organización Royal Institute of International Affairs Blair negó que los terroristas tengan ideología y su canciller Jack Straw insistió en que otros países que no habían tenido nada que ver con la invasión de Irak también habían sido víctimas del terrorismo islámico. El informe publicado ayer indica que sus propios analistas lo habían reconocido. Nuevas amenazas Estas revelaciones se producen el mismo día en que las llamadas Brigadas de Abú Hafs al Masri, grupo terrorista presuntamente vinculado a Al Qaida y que ha reivindicado los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid y del pasado 7 de julio en Londres, ha dado de plazo hasta el próximo 15 de agosto a los países que tienen tropas en Irak