Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 20 7 2005 Nacional 23 Desmantelan una red dedicada al tráfico de explosivos y armas b Catorce detenidos en Murcia, Gerona, Barcelona, Asturias y Baleares, a los que les fueron intervenidos 70 kilos de pólvora y 150.000 pistones detonadores EFE MADRID. La Guardia Civil ha desmantelado una red dedicada al tráfico ilícito de explosivos, armas y munición en una operación desarrollada en Murcia, Gerona, Barcelona, Asturias y Baleares, en la que han sido detenidas 14 personas y se han practicado doce registros. Entre el material incautado en la operación Alacrán se encuentran 70 kilos de pólvora, 150.000 pistones detonadores, 20.000 cartuchos metálicos, armas de fuego ilegales y silenciadores. Las investigaciones han constatado que la pólvora y los pistones detonadores estaban siendo introducidos de forma clandestina desde Francia y Andorra y luego la mercancía era distribuida a varias provincias españolas para ser vendida a personas vinculadas al mundo del tiro deportivo. Muchos de los clientes eran captados entre los asistentes a eventos deportivos de tiro y el resto mediante terceras personas, de tal manera que en muchos casos los pedidos se realizaban sin conocerse el remitente ni el destinatario. A los detenidos se les intervinieron ocho máquinas de recarga de munición; varios cañones en bruto sin mecanizar con los que se podrían fabricar cañones de distintas pulgadas, una fresadora y material relacionado con la manipulación de armas y explosivos. Los manifestantes destrozaron un coche de la Guardia Civil y un radiopatrulla de la Polícia Local VICENTE VICENS Batalla campal durante la visita a Jumilla del delegado del Gobierno en Murcia Se salda con el asalto al Consistorio, coches volcados y golpes a la Guardia Civil b La protesta, en principio pacífi- ca, de más de mil vecinos contra la falta de seguridad y la inmigración en el pueblo, acabó convertida en un auténtico polvorín GUILLERMO HERMIDA JUMILLA. Toda la ira, la impotencia y la desesperación del pueblo de Jumilla por los recientes sucesos relacionados con la seguridad y los inmigrantes, se transformó ayer en una oleada de violencia que arrasó a su paso el Ayuntamiento, en el que se celebraba una reunión de la Junta de Seguridad Local a la que asistía el delegado del Gobierno en la Región, Ángel González. Cerca de 1.200 vecinos se concentraron frente al Consistorio para esperar al delegado, que pudo intercambiar algunas palabras a su llegada, a medidodía, con representantes de la asociación Madres de Jumilla que actuó como convocante de la protesta, a priori, pacífica. Pero poco después, el polvorín estalló. Tras la violación múltiple por varios magrebíes de una joven de la localidad, y los graves incidentes del pasado sábado, en el que un grupo de jóvenes de la localidad se enfrentó con varios inmigrantes latinoamericanos, a los que finalmente acorralaron en el cuartel de la Guardia Civil, los ánimos estaban muy exaltados. Y ocurrió lo que tenía que acabar ocurriendo según palabras de Mercedes Cruz, portavoz de Madres de Jumilla Un centenar de vecinos asaltaron el edificio consistorial y trataron de llegar hasta el lugar de la reunión para exigir al alcalde, Francisco Abellán, que hablara al pueblo La Guardia Civil se vió desbordada y sólo la llegada de una unidad antidisturbios puso algo de orden. Apostados a la entrada y después de desalojar parte del edificio, los guardias recibieron el lanzamiento de huevos, tomates y otros objetos. Las iras de los vecinos, entre los que ya se encontraban varios grupos de alborotadores de corta edad, se cebaron con dos coches (un todoterreno de la Guardia Civil y un radiopatrulla de la Policía Local) que quedaron destrozados. Algunos vecinos lograron en el pri- mer envite alcanzar el balcón consistorial, donde arrancaron las banderas que ondeaban y las arrojaron a la calle. Los incidentes se prolongaron hasta pasadas las 16 horas. Unos minutos más tarde, González abandonaba fuertemente escoltado el Ayuntamiento, aunque un grupo de vecinos le increpó a su salida. El alcalde sólo pudo abandonar el edificio sobre las 17 horas. Pese a la violencia del asalto no hubo que lamentar heridos ni se produjeron detenciones. Zapatero garantiza al presidente de La Rioja que no impondrá a las regiones una subida fiscal CRISTINA ALONSO MADRID. José Luis Rodríguez Zapatero recibió ayer por segunda vez al presidente riojano, Pedro Sanz, que llegaba con un amplio paquete de asuntos pendientes. Sanz no fue recibido en la escalinata, como es habitual, porque el presidente del Gobierno estaba atendiendo una importante llamada telefónica aseguraron fuentes de La Moncloa. El jefe del Ejecutivo autónomo calificó el encuentro, de más de una hora, de cordial y amable pese a abordar un asunto polémico: No estoy dispuesto a subir los impuestos si no lo creo necesario. Zapatero me ha comentado que no habrá ningún tipo de imposición y que intentará llegar a un acuerdo con todos manifestó Acudiré para que se oiga la voz de los riojanos, bien sera para aplaudir o para protestar sentenció Sanz. No nos importa ser los últimos Además, Sanz manifestó su preocupación por las desigualdades que existen entre ciertas Comunidades autónomas: Da la impresión de que España sólo la forman Cataluña y el País Vasco En su opinión, no puede permitirse que unas Comunidades quieran ser más importantes que otras. No podemos construir un estado autonómico en el que haya Comunidades de primera y de segunda. A los riojanos no nos importa ser los últimos, pero no vamos a renunciar a ser iguales en materia de reformas Sanz también aseguró que La Rioja no quiere parecerse a ninguna de las dos Comunidades, pero no se debe olvidar que todos tenemos los mismos derechos porque todos pertenecemos a la misma patria El encuentro terminó con la promesa por parte del presidente del Gobierno de visitar la Comunidad en el último trimestre. Sanz ante la posibilidad de que se fijase un incremento de los tributos por las autonomías para soportar la financiación sanitaria. El Gobierno intentará sufragar parte de la deuda sanitaria que arrastran las Comunidades, si bien su pretensión es otorgar instrumentos fiscales a las autonomías para que puedan obtener recursos por sí mismas. Los déficit que presenta el sistema de financiación actual vienen del aumento demográfico. Es justamente en educación y en sanidad donde más se acusa el peso de la inmigración manifestó el dirigente autonómico. Ambos coincidieron en la necesidad de que en la próxima Conferencia de Presidentes se llegue a un consenso entre todas las Comunidades.