Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional INCENDIO TRÁGICO EN GUADALAJARA MIÉRCOLES 20 7 2005 ABC Las brigadas están al borde del agotamiento tras cuatro días de lucha sin descanso El riesgo de que el incendio se reactive continuará 15 días b Responsables técnicos de los Los últimos coletazos equipos de extinción creen que el siniestro fue tan devastador porque se juntaron las condiciones más desfavorables posibles PABLO MUÑOZ CORDUENTE SALAS COBETA. Los hombres y mujeres que luchan contra el devastador incendio declarado el pasado sábado en Riba de Saelices (Guadalajara) provocado por una negligencia y que ha costado la vida a once agentes forestales, están al límite de su resistencia física. Son ya muchas horas sin apenas descanso, de enorme tensión que va dejando huella en unas personas que literalmente se han jugado el pellejo por salvar de las llamas un paraje natural de enorme belleza que, además, es el principal patrimonio de los vecinos de la zona. En las modestas instalaciones del retén heliotransportado de Corduente, en los aledaños del Parque Natural del Alto Tajo, la actividad era ayer frenética. Se trata de la base de operaciones de todos los helicópteros que trabajan en el incendio y en el rostro de los pilotos se reflejaba el cansancio acumulado. El ritmo de trabajo ha sido desde el primer momento infernal, ya que han hecho 22 horas de vuelo en apenas dos días y medio. Los descansos se han limitado a los estrictamente reglamentarios- -cada dos horas se debe hacer una parada de veinte minutos- y a la necesidad de que haya visibilidad, que a pesar de todo se aprovecha al máximo, ya que se empieza a las siete y media de la mañana y se acaba a las diez de la noche. Señal de peligro de incendio en el término de Salas El foco de Salas Anoche, el único foco del incendio que permanecía activo era el de Salas, donde los equipos de extinción abrieron un gran cortafuegos de varios kilómetros y más de 80 metros de ancho. Se trata de un pequeño pueblo que, por fortuna, no tuvo que ser evacuado. Ayer, las pistas forestales de la zona eran recorridas por decenas de vehículos de los bomberos y sobrevoladas permanentemente por medios aéreos. Un hidroavión descarga agua en la zona del siniestro Despliegue aéreo Desde el pasado domingo por la tarde se han incorporado un gran número de medios aéreos. Ayer trabajaron en la zona dos helicópteros Kamov (con capacidad para 4.500 litros de agua) cuatro aviones de carga en tierra, seis hidroaviones, que tomaban el agua en el pantano de Entrepeñas, un avión de coordinación de los medios aéreos y seis de transporte (tres del Ministerio de Medio Ambiente y tres de la comunidad autónoma) sumada se uniría otra ecológica, de consecuencias todavía imprevisibles. Sin embargo, anoche se informó de que el foco de Cobeta había quedado controlado y que sus 200 vecinos, los últimos en ser desalojados a consecuencia de este siniestro, podían volver a sus casas. El piloto del helicóptero de la base de Corduente fue el primero en llegar el sábado a la zona. Despegó a las tres menos diez de la tarde y veinte minutos después ya sobrevolaba La Riba de Saelices: Las llamas habían superado una loma de monte bajo y alcanzado la ladera norte, de pinar. El fuego era de copa y el viento de 50 kilómetros por hora. Habrá que estar muy vigilantes El piloto de helicóptero destinado de forma permanente allí se mostraba a primeras de la tarde de ayer optimista tras hablar con sus compañeros: Ya no hay un frente de fuego, sino varios focos y zonas de gran humareda que es preciso refrescar. Pero aunque hoy quede controlado, el riesgo será alto en los próximos 15 días. Habrá que estar muy atentos, no podemos bajar la guardia ahora, porque sería un desastre A esas mismas horas, la preocupación se centraba en dos focos situados en Salas y Cobeta. A lo largo de la noche del lunes se había abierto allí un cortafuegos de 80 metros de ancho y varios kilómetros de largo, pero aún existía el riesgo de que las llamas lo saltasen. Los medios aéreos, por tanto, se concentraron allí, ya que los expertos sabían que si el fuego lo superaba alcanzaría, en sólo unas horas, el corazón del Parque Natural del Alto Tajo, y a la espantosa tragedia humana ya con- Un retén va hacia el helicóptero para dirigirse al foco de fuego pó en la extinción ya desde el mismo sábado. Además las temperaturas eran altas explicó a ABC este profesional, que tiene veinte años de experiencia en la lucha contra los incendios forestales. El coordinador de la Junta de Castilla iba conmigo y a la vista de la situación ordenó la movilización de maquinaria pesada- -lleva mucho tiempo su traslado hasta pie de fuego- -y de las brigadas forestales añadió el piloto. También en esas primeras horas se iba a incorporar un segundo helicóptero, con base en Jadraque, pero finalmente tuvo un problema técnico y no pudo hacer la descarga de agua. Por ello, se incorporó un tercer aparato, que partici- Se desató el infierno Al día siguiente se desató el infierno- -afirmó el piloto- El viento roló a oeste con mucha fuerza y ya era imparable. Vi desde el helicóptero cómo el Barranco de los Milagros quedaba arrasado en apenas cinco minutos. Las llamas, de treinta metros, se propagaban por valles y cortados. Había turbulencias y los medios aéreos no podían actuar. Mucho menos se podía hacer desde tierra, hubiera sido un crimen situar en esa zona a alguien. Los