Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MIÉRCOLES 20 7 2005 ABC Nacional Emergencias de Castilla- La Mancha sabía ya que había muertos antes de las 5 de la tarde El Gobierno de Barreda no pidió ayuda al Ejecutivo central hasta al menos dos horas después b El centro manchego del 112 con- firmó que había personas fallecidas en una conversación con el servicio de Valencia, pese a lo cual rechazó su oferta de colaboración I. RODRÍGUEZ A. GONZÁLEZ VALENCIA TOLEDO. El descontrol que se produjo en las horas cruciales del trágico incendio de Guadalajara, que costó la vida a once agentes forestales, fue certificado ayer por las versiones contradictorias que ofrecieron diferentes miembros del Gobierno de Castilla- La Mancha y corroborado por los datos que aportaron otras Comunidades autónomas. Según ha sabido ABC, en una conversación que mantuvieron, entre las tres y media y las cinco de la tarde, el responsable de los servicios de emergencia manchegos y el jefe de área del Centro de Coordinación de Emergencias de la Comunidad Valenciana, el primero informó de que ya había constancia de personas muertas en el devastador fuego desatado a primeras horas de la tarde del sábado. Este responsable de emergencias del Ejecutivo que preside José María Barreda agradeció el ofrecimiento de ayuda de los servicios valencianos pero contestó que en ese momento no era necesario, porque consideraban entonces que aún podían hacerse con el control del siniestro con sus propios medios. No obstante, reconoció que la situación se estaba volviendo muy complicada y que a esa hora- -entre las 15,30 y las 17,00- -empezaban a llegar a los servicios de emergencia de la Comunidad las primeras noticias sobre la existencia de víctimas mortales. A pesar de que el servicio de emergencias 112 conocía desde ese momento la desaparición del retén, ya que era imposible comunicarse con sus miembros, la Junta de Castilla- La Mancha no solicitó ayudas a la Administración central hasta al menos dos horas después, ya que hay constancia de que fue a las 19,15 cuando se activó el nivel 2 de alarma, que establece la necesidad de pedir ayuda al Gobierno central. Esta decisión se tomó en el transcurso de una reunión celebrada por la consejera de Medio Ambiente, Rosario Arévalo, y la delegada del Gobierno, Carmen Valmorisco. Desde ese instante, el gobierno regional, que había incorporado dos hidroaviones más a las tareas de extinción, pudo disponer de recursos del Ministerio de Medio Ambiente. Lo cierto es que el intento por parte del Gobierno regional de aclarar la secuencia de los trágicos sucesos del incendio de Guadalajara se vio entorpe- cido ayer por contradicciones y rectificaciones de miembros del Gabinete. De manera especial, la determinación del momento exacto en que se decidió el paso del nivel de alerta 1 al 2 reflejó la contradicción entre las manifestaciones de la consejera de Medio Ambiente, Rosario Arévalo, y del titular de Presidencia, Máximo Díaz- Cano. Éste, que había declarado que se había elevado el nivel de alerta sobre todo porque se habían registrado once víctimas mortales, por la tarde reconoció su error y remitió a la información de Arévalo como la correcta que hablaba sólo del conocimiento de la desaparición de los miembros del retén. Según la secuencia de los hechos relatada por la consejera de Medio Ambiente, la alerta por el fuego se recibió a las 14: 44 horas del pasado sábado, día en el que ya se pusieron a trabajar, con el nivel de alerta 1 (la gestión compete a la Autonomía) los medios de la Junta de Comunidades y los del Ministerio, incrementados paulatinamente a medida que la virulencia del fuego se iba haciendo más patente. No obstante, testimonios recogidos por ABC, que ofrecen más datos que contradicen la versión oficial del Gobierno castellano- manchego, indican que ya en la tarde del sábado algunos de los técnicos que participaban en las tareas de extinción sopesaron de la conveniencia de contar con medios del Ejército. Tampoco ayudó a esclarecer los hechos el que tanto Fernández de la Vega como el presidente manchego afirmaran hace 48 horas que la primera ayuda al Gobierno se había pedido el mismo sábado. Rehúsa la ayuda de otras regiones También ayer se conocieron nuevos rechazos por parte de la Junta de Castilla- La Mancha a ofrecimientos de ayuda de otras comunidades como la que hizo Madrid el pasado sábado, cuando Esperanza Aguirre ofreció sus recursos antiincendios e incluso la presidenta habló personalmente con Barreda. La respuesta de la Junta fue en todo momento el silencio. El segundo ofrecimiento de la Comunidad Valenciana se produjo el lunes a las diez de la mañana, cuando la tragedia por la muerte de los once guardas forestales sacudía a toda España, y la respuesta fue idéntica. Existe un convenio firmado entre comunidades limítrofes por el cual, con el simple envío de un fax, se solicita apoyo en caso de necesidad. El mismo sábado, el Gobierno de Castilla- La Mancha, por el contrario, sí requirió la ayuda de Francia. Aunque el Ministerio de Cristina Narbona hizo la gestión, la que cursó la petición fue la Comunidad. Un bombero trabajaba ayer en el frente que continúa activo en Selas AFP La explicación de Zapatero Se metieron en una zona de riesgo... Viene una racha de viento y en segundos... ¡plaff! ABC. Las cámaras de la cadena de televisión Telecinco captaron ayer a distancia las primeras impresiones que se han escuchado del presidente del Gobierno sobre el trágico incendio de Guadalajara y la muerte de once agentes forestales: Se metieron en una zona de riesgo... Viene una racha de viento y en segundos... ¡plaff! Era el extracto que pudo oírse de una breve conversación de Rodríguez Zapatero con el presidente del Ejecutivo riojano, Pedro Sanz, apenas minutos antes de reunirse ambos en el Palacio de la Moncloa.