Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MIÉRCOLES 20 7 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. ¿QUIÉN DIJO ESTE INCENDIO ES MÍO? medida que se van conociendo detalles sobre el incendio de Guadalajara, que ha costado la vida a once personas y ha arrasado ya más de 13.000 hectáreas, lo que en principio parecía una tragedia por imprudencia y fatalidad está derivando en un conflicto de responsabilidades políticas. Se han hecho públicas varias versiones sobre el momento en el que las autoridades de CastiLUIS IGNACIO lla- La Mancha PARADA decidieron pedir ayuda al Gobierno central. Según el consejero de Presidencia, fue el domingo a última hora cuando tuvo conocimiento de que se habían registrado once víctimas mortales a las que no se podía evacuar y una vez que los responsables autonómicos decidieron elevar la alerta de nivel 1 a nivel 2, lo que supone la intervención automática del Ejecutivo central. Pero la consejera de Medio Ambiente sostiene que se hizo varias horas antes, y el presidente regional asegura que fue el mismo sábado, pocas horas después de que saltara la alarma. Ayer se supo que la Comunidad de Madrid ofreció ayuda a la de Castilla- La Mancha a las 21 horas del sábado ante la envergadura que estaba tomando el incendio. Y la esposa del único superviviente del retén cuyos miembros perdieron la vida entre las llamas sostiene que los bomberos de Soria (Castilla y León) estaban preparados para ayudar desde el sábado, pero no les dejaron ir a Guadalajara (Castilla- La Mancha) porque eran de otra comunidad autónoma. En este incendio se ha olvidado que la colaboración de los ciudadanos y los expertos en la extinción de un incendio, sean de donde sean, es el acto de solidaridad más desinteresado que puede hacer un ser humano. Y no sólo por un innato instinto de conservación del paisaje y los bienes materiales, sino por la vida de nuestros semejantes, aunque nos sean absolutamente desconocidos. En esas circunstancias, plantear un conflicto de jurisdicción o competencias desborda el marco de la política para insertarse en el de presuntos delitos tipificados en el Código penal. La barbacoa Me parece impresentable que la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, incrimine como único causante del mayor desastre ecológico que ha ocurrido en las tierras de Castilla- La Mancha a una barbacoa. Llevo viviendo en esta comunidad autónoma más de trece años, y me gustan los Montes de Toledo y la sierra de Guadalajara. A menudo salgo al campo, no hace falta recorrer muchos montes para ver el estado de los cortafuegos y la presencia de todo tipo de matojos que difunden el fuego. Mientras nuestro medio ambiente no ha sido vigilado ni cuidado, la ministra se permite decir desde el principio han estado aquí todos los medios que se han requerido ¿A qué principio se refiere? ¿A los cortafuegos que no han sido limpiados desde hace décadas? ¿A la maleza? Este año Castilla- La Mancha ha sufrido una tremenda sequía, era de prever que se produjesen incendios: ¿qué tipo de previsiones ha hecho el Gobierno, tanto regional como central? ¿Dónde están los helicópteros, los hidroaviones? Pocos y tarde. Eso sí, semejante desastre ecológico y humano tiene un origen clarísimo: una barbacoa. ¡Qué se lo digan a los del retén! ¡Qué se lo digan a sus familias! No, señora ministra, basta ya... de hipocresías y que cada palo aguante su vela. El desastre ecológico de Guadalajara podía haberse evitado, y más aún el desastre humano, si hubiese una sensibilidad ecológica por parte de los que gobiernan, que, al parecer, no se tiene. María Gudín. Ciudad Real. Sensación de abandono Guadalajara no se merece los gobernantes que tiene. Por las circunstancias meteorológicas no voy a decir que se podía haber sofocado antes, la situación era realmente compleja. Si hay que poner en evidencia la falta de medios enviados a la zona, los que allí estábamos, de una u otra forma, no nos quejamos alterados sólo por ver nuestros montes arder, sino por la sensación real de abandono que tuvimos. Si después de la fatal tragedia había medios, ¿por qué no los hubo antes? ¿por qué no se solicitaron? ¿alguna autonomía negó sus medios? ¿a cuáles se les pidió? ¿por qué el día siguiente fue cuando se notó su presencia? Sabemos que había medios en algún sitio, porque ahora están. El incendio desde su inicio mostraba una virulencia que exigía un despliegue que no hubo. ¿Por qué los ciudadanos tienen que recurrir a las páginas amarillas para la contratación de maquinaria? Triste, muy triste es la sensación de desamparo que tenemos los habitantes de Guadalajara, a la que se le exige solidaridad con su agua para suministro de Madrid, su agua para el trasvase Tajo- Segura o sus centrales nucleares; pero sus gobernantes, dedicados a sus batallas políticas y declaraciones de guerra, son incapaces de solicitar y enviar medios a una provincia a la que, salvo en este tipo de casos y para los mapas de previsión meteorológica, se tiene en el olvido. Raúl Díez Rotea. Anguita (Guadalajara) A saltarlo. En estos momentos tan difíciles no les puede faltar la ayuda y el consuelo cristianos. M Isabel Herrero. Madrid. Desangelados Recuerdo la fiesta en la que se recuperaron los pinares, la alegría de mi gente, de los pueblos, el pinar, la vida de tantas personas. De repente un 17 de julio, tres de la tarde, una columna de humo asciende al cielo, ¡fuego! Esta palabra siempre sobresalta a la gente experta y entendida de estos parajes, se tocan las campanas, se llama al 112 desde Mazarete, Ciruelos, Tobillos, Selas, Anquela... Nadie sabe nada, nadie aparece. Miramos desesperados al cielo esperando ver hidroaviones, a la carretera esperando a los bomberos... La gente tiene que ser evacuada, se disponen con tractores picos y palas a hacer cortafuegos. Pasan las horas; seis horas después aparecen los políticos diciendo que está todo controlado, son abroncados el presidente de la diputación y su acompañante. La gente del pueblo y voluntarios de pueblos próximos luchan solos contra el fuego. Desde mi casa, antes de ser evacuada, veo las llamas y una inmensa nube negra que nos amenaza. Las lágrimas, la impotencia con mis niños y mis padres en Maranchón y la mente puesta en mi marido, cuñados, sobrinos, amigos, que intentan apagar con sus propias fuerzas el incendio que quiere acabar con su forma de vida. Qué noche tan larga la del sábado. Ese incendio controlado se fue comiendo el pinar ante la impotencia y los lloros de mi gente. Teníamos que seguir oyendo el domingo que estaba controlado, que se habían empleado todos los medios; a lo mejor es verdad, a lo mejor es que los medios éramos nosotros. Cuando se supo por la tarde el domingo la muerte de los retenes, la gente lloraba, era el segundo día del incendio, y todos decíamos: Al menos no hay víctimas... demasiado tarde. El lunes sigue descontrolado, los políticos discuten, se echan la culpa entre ellos, pero ya no existe mi pinar. Este salvaje y bello paisaje que el fuego y la negligencia política nos han arrebatado era la riqueza de un pueblo grande y hermoso... España. Cochi Sobrino García. Maranchón (Guadalajara) Por fin algo de luz Ahora me explico que el día 15, día siguiente a las votaciones, uno de los detenidos sospechoso de terrorismo preguntara ¿quién ha ganado las elecciones? Ya me resultó sospechoso que un individuo que no es español, y que ha participado en el terrible atentado, hiciera semejante pregunta en lugar de qué les iba a pasar a ellos. Con el texto descubierto en el ordenador del Chino en el que afirma que la matanza sólo perseguía el fin del Gobierno de Aznar, queda claro por qué cambiamos de Gobierno. Florencio Sanz Merino. Madrid. Consuelo cristiano Todos estamos consternados por el incendio de Guadalajara, nadie lo duda. Desde muy pronto se ha dicho que se desplazaron psicólogos para atender a los familiares de las víctimas. Es algo estupendo y digno de relieve. Pero he echado en falta que en la mayoría de los medios se reseñara que han estado sacerdotes atendiendo a esas personas que están sufriendo tremendamente. La Diócesis Guadalajara- Sigüenza se ha volcado con los vecinos de la zona incendiada y he querido re- Recordatorio ¿Nadie le va a recordar a Zapatero que cuando tomó posesión dijo que arreglaría el problema del Sahara en seis meses? Todo va peor que nunca: impiden la entrada a las delegaciones españolas, nos mandan más pateras... No olvidemos que Moratinos primero se plegó a Marruecos, y luego tuvo que rectificar. Antonio Carlos Pérez Mata. Madrid.