Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MARTES 19 7 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. IMPUNIDAD POR CULPA DE LOS GOBIERNOS LEMANIA va a dejar en libertad al germanosirio Mamoun Darkazanli, a quien la Justicia española reclama como presunto miembro de la célula de Mohamed Atta y pieza clave de Al Qaida en Europa. El gobierno de Schröder está forzado a hacerlo, ya que el Tribunal Constitucional alemán declaró ayernula laOrden de Detención y Entrega, conocida como euroorden, que agiliLUIS IGNACIO za la puesta a PARADA disposición de terroristas entre los países de la UE, lo que supone el rechazo de su extradición a España. Los jueces no han puesto ninguna objeción a la euroorden. Pero dicen que no pueden cumplirla mientras el Parlamento no haga una nueva transposición de la normativa europea, ya que la vigente se hizo sin respetar las libertades fundamentales de ese país, que incluyen la de que ningún ciudadano puede ser extraditado si cometió el delito totalmente o en buena parte en suelo alemán. La absurda liberación de Darkazanli, al que se le imputa, entre otros delitos, la compra de un barco para Osama bin Laden en 2001, se va a producir en todo caso porque los hechos ocurrieron antes de que quedara tipificado en Alemania el delito de colaboración con banda armada extranjera, y dado que el artículo 103 de la Constitución prohíbe castigar delitos que se cometieron antes de que estos fueran tipificados. Pero se une a la del marroquí Mzoudi, supuesto colaborador de uno de los pilotos suicidas de las Torres Gemelas. Y eso es gravísimo. Porque ese celo garantista de los jueces es un revés para el Ejecutivo y el Legislativo alemán, que no han hecho la transposición debida, y un golpe bajo para el Gobierno y los tribunales españoles. Pero es, sobre todo, un desastre para la Justicia internacional y para lo firmado por los jefes de Estado y de Gobierno de la UE en el Tratado de Amsterdam y la Cumbre de Tampere, que obliga al reconocimiento y ejecución por parte de un estado miembro de las resoluciones procesales dictadas por otro estado miembro. Así está Europa hoy, indefensa contra el terrorismo. Retenes forestales He trabajado durante cuatro años en el retén de incendios forestales de Toledo y puedo decir en que situación se encuentran los trabajadores. La campaña de prevención y extinción de incendios forestales en Castilla- La Mancha dura seis meses, aunque ahora se ha llegado a un acuerdo para aumentar a siete en 2006 y a ocho en 2007. Esto es insuficiente, tanto para proteger nuestros montes como para que la gente aquí pueda vivir de esto. Nadie puede trabajar seis meses y dedicarse como profesional a esto. Los que este trabajo nos gusta y nos parece importante, no tenemos más remedio que buscar otro. Todos los años se va mucha gente con experiencia y entra gente nueva, inexpertos a los que se les dan unas charlas durante un par de días para cumplir el expediente, decir que ya con eso tienen la preparación suficiente y cubrirse las espaldas legalmente. La mayoría no han visto un incendio nunca y dos días de charlas teóricas no son suficientes. Este trabajo está quedando reducido a gente que no tiene más remedio que seguir y a estudiantes que sacan un dinero en verano, pero que tampoco lo ven como una forma de ganarse la vida y están aquí de paso, ya que para eso están estudiando. En otras comunidades, como Madrid, los retenes trabajan todo el año (qué menos se puede esperar de un trabajo) mientras que aquí con seis meses creen, desde la Administración, que está arreglado. En definitiva, si queremos que sean profesionales y conservar nuestros montes y evitar tragedias como la de Guadalajara, hay que hacer que la gente pueda vivir de este trabajo y dedicarse a esto como oficio estable. La única manera de conseguirlo es invertir más dinero y poder trabajar todo el año de forma continuada. Jesús Bargueño. Toledo. Más de lo mismo Quiero denunciar la situación de los pueblos de la zona norte de Guadalajara, que, lamentable y previsiblemente, ha acabado en tragedia. El pinar de Luzaga, pueblo al que pertenezco, se incendió por cinco sitios distintos a la vez en agosto de 1994, afectando a varios pueblos más de la zona, completando 3.500 hectáreas de pinar quemado. El mismo campamento de niños que se evacuó entonces hubo de ser evacuado el domingp porque once años después los insignes políticos que nos gobiernan, a todos los niveles y de todos los partidos, han seguido aplicando la misma política de entonces. Falta de vigilancia y de limpieza en los montes, falta de planes de actuación consensuados con los ayuntamientos, que son los que conocen el terreno, falta de formación y de conocimiento de ese mismo terreno por parte de los retenes, que, como los héroes inocentes del domingo, no saben dónde se meten, y falta de medios técnicos. El sábado una persona de Protección Civil me preguntaba cómo ir a La Riba de Saelices, mientras intentaba guiar a un camión con una máquina; ni siquiera llevaba un mapa. Los aviones no llegaron el domingo hasta las once de la mañana, y amanece a las siete. ¿Creen que viendo esto se puede aguantar que un político venga a decir que estemos tranquilos y que todo está controlado? Desde hace años sólo se han acordado de nosotros para imponernos tendidos eléctricos, parques eólicos o líneas ferroviarias. ¿Hasta cuándo seguiremos con este abandono institucional? ¿A cuántos entierros tendremos que ir antes de que decidan invertir donde se debe? Alfredo Ayuso Morales. El pinar de Luzaga (Guadalajara) A máticas de España, agravadas este año por la dura sequía, no hay una legislación que prohíba de forma absoluta encender todo tipo de fuego en el campo. Desde los innecesarios asados a la quema de rastrojos, que en España alcanza proporciones gigantescas y, por cierto, es el único país del mundo civilizado donde se practica. En una nación donde las distintas administraciones y parlamentos parece que compiten para ver quién produce más reglamentos y leyes, faltan otras muchas que el más elemental sentido común demanda. José M de la Torre y Montoro. Madrid. Abandonados El sábado a las 13.00 horas una vecina de Riba de Saelices llamó a Ciruelos del Pinar para avisar de que había un incendio en las inmediaciones de la Cueva de los Casares, provocado por el descuido de unos veraneantes que preparaban una barbacoa. Desde ese momento numerosas llamadas alertaban al 112 de la necesidad de enviar medios para apagarlo. La contestación era que estaban al corriente. Tardaron al menos tres horas en llegar las primeras dotaciones, siendo, además de tardías, insuficientes. En este tiempo el fuerte viento, la facilidad con la que los pinos resineros se prenden y la alta densidad arbórea de estos pinares siguieron alimentando y acrecentando el fuego. Durante las siguientes horas, estos factores, unidos a la ausencia de los medios necesarios, se han traducido en el peor incendio de los últimos quince años, once fallecidos, once familias destrozadas, cientos de desplazados y miles de hectáreas irrecuperables, incluyendo parte del Parque Natural del Alto Tajo. No eximo de responsabilidad a los veraneantes que provocaron el fuego, ni desacredito el heroico trabajo de los equipos de extinción, de la Guardia Civil y de todos los que participan ayudando en la tragedia. Considero que la responsabilidad última de que un incendio controlable se haya convertido en esta tragedia corresponde a los responsables estatales y de Castilla- La Mancha de Medio Ambiente, Defensa, Agricultura e Interior, por no saber actuar a tiempo y en la medida de lo necesario. Diana Hoslet. Ciruelos del Pinar. Malas campañas Visto lo acontecido el pasado domingo, y tras muchos años de catástrofes, no me cabe duda de que algo está fallando en las campañas de prevención de incendios. Los números están ahí: el 90 por ciento de los fuegos forestales son originados por el hombre, bien es verdad que no todos son provocados. El del domingo se saldó con la muerte de once personas, pero otros tantos se saldan con la muerte de miles de hectáreas. Estamos arrasando nuestros bosques, y no nos damos cuenta, puesto que cada año son más espeluznantes los datos. Pido que se tomen medidas en el asunto, y para ello lo primero que se debe hacer es asumir que se ha fallado, que no es suficiente con lo que se ha hecho hasta ahora, y poner todos los medios necesarios para concienciar a la gente, aunque sea con sanciones de mayor envergadura. Las personas que iniciaron el incendio acabaron con la vida de once personas, y la pena que se les imponga tendría que estar acorde con la gravedad del hecho. Diego Carril. Madrid. Legislar más Estoy desolado por la tragedia provocada por el incendio forestal de Guadalajara, que parece que tuvo su origen en una barbacoa. No puedo comprender cómo en un país de las características cli-