Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 Deportes LUNES 18 7 2005 ABC Muchos no se lo creerán, pero sí, por fin, después de casi nueve años, Madrid volverá a tener carreras de caballos. El 25 de septiembre se reabre la Zarzuela. En sus remozadas pistas de hierba y tierra ya se entrenan unos ochenta purasangre El Hipódromo galopa de nuevo TEXTO: DOMINGO PÉREZ FOTOS: CHEMA BARROSO MADRID. Se llega al Hipódromo de La Zarzuela y se encuentra una actividad febril. Cientos de obreros. Máquinas por doquier. Zanjas por todas partes. Polvo. Camiones. Y prisa, mucha prisa. Se nota que luchan contra el crono. Es normal porque el 25 de septiembre se reinaugurá el recinto ¡Volverán las carreras de caballos a Madrid! Se pondrá fin a nueve años de abandono con un interesante programa de Otoño: once domingos, cinco carreras por jornada, 668.000 euros en premios, 12.220 de dotación media por carrera, con un mínimo de 5.000 y un máximo para los Grandes Premios de 34.000. Superado el alboroto de las obras. Se alcanza la tranquilidad de las pistas. Las mismas, aunque totalmente renovadas, que el 15 de diciembre de 1996 albergaron la última carrera oficial, una prueba que ganó El Aleph Patrimonio Nacional otorgó el 30 de septiembre de 2003 la explotación del recinto al Hipódromo de La Zarzuela una compañía propiedad en un 90 por ciento de la Sociedad Estatal de Participación Industrial (SEPI) y en un diez de Loterías y Apuestas del Estado (LAE) Cuando llegaron al vetusto y querido Hipódromo de La Cuesta de las Perdices los nuevos gestores se encontraron con un triste panorama. Por no haber no quedaban ni los cajones de salida, que han sido encargados a una firma australiana y están en camino. Aquello era una ruina. Se toparon con una finca de 109 hectáreas en la que los jabalíes campaban a sus anchas, los topos se habían adueñado de las pistas y 33 familias, algunas utilizando la patada en la puerta, se habían instalado en el recinto. Dos años después, un tiempo récord, los verracos y los roedores han regresado al Monte de El Pardo, 20 familias han sido realojadas en viviendas sociales o de protección oficial y las otras 13 esperan la decisión de los tribunales. Nunca pensé que pudiera ocurrir y que volviera a ver correr en Madrid. Cuando me llamaron, me ofrecieron el trabajo y me dijeron que esto se ponía en marcha, casi me pongo a llorar Por el momento se alojan y se entrenan en el Hipódromo unos ochenta caballos. Poca cosa, sí, como recuerda Claudio Carudel, otro mito de los tiempos gloriosos (1.455 victorias) Aquí llegaron a estar estabulados más de mil caballos Carudel es el alma del Hipódromo. Su cargo será el de director de la Escuela de Aprendices, pero lo vigila todo, ofrece su experiencia y su sabiduría para cualquier detalle. Por ejemplo, se Claudio Carudel, director de la Escuela de aprendices, y Ceferino Carrasco, jefe de pista, dos mitos recuperados Hace sólo dos años, jabalíes y topos campaban a sus anchas por un Hipódromo destrozado y abandonado Olindo Mongelluzo, jockey de cuadra de José Simó, galopando con un purasangre argentino acerca a Ceferino y le dice: Hay que regar algo menos la pista de hierba porque mañana (15 de julio) los caballos la pisarán por primera vez Corre como un purasangre la noticia. Los contados preparadores, jockeys y mozos- -por ahí están José Simó y Ovidio Rodríguez- -que por ahora trabajan en el Hipódromo la reciben alborozados ¡Los caballos van a pisar hierba! No puede haber mejor nueva, es el signo de que todo va bien. Es la gran prueba. Se masca la impaciencia por que llegue el 25 de septiembre Carudel es un hombre feliz, pero un punto preocupado: Estos años de parón han acabado con todo. No hay aprendices, jockeys preparadores... Falta de todo. Herreros, cuidadores, mozos... Por eso vamos a montar la Escuela. A ver si en siete u ocho meses empezamos a tener nuevos profesionales capacitados. ¿Requisitos? El primero, imprescindible y casi único: amar los caballos. El resto se aprende La desaparición de Madrid del panorama del Turf hirió de muerte a la actividad. Si se reabre con algo de premura es porque los criadores y propietarios casi se lo han rogado a los nuevos Llorar de emoción Esas pistas remozadas son ahora el orgullo de Ceferino Carrasco. El que fuera uno de los mejores jockeys de su época- gané más de mil carreras -ocupa el cargo de jefe de pista y puede presumir: La de arena es la mejor de Europa. Mejor que las tres que hay en Francia. Es una mezcla de arena y fibras. Los caballos no sufren nada en ella. No se embarra. No se hiela... Es una maravilla Ahí está enjuto, casi tan delgado como en sus mejores tiempo, y moreno, cargado con sus prismáticos. Atento a todo lo que ocurre en sus dominios. Dando paso a los equinos que ya se entrenan en La Zarzuela. Por ahora no tengo mucho trabajo. Todavía hay pocos caballos, pero es maravilloso que esto se vuelva a abrir.