Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 18 7 2005 Economía 79 BERNARDO OBRADOR Jefe de la Sección del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) en Iberia La relación entre Iberia y los pilotos es de desencuentro total Ocupó el mismo cargo de 1995 a 1998 y en enero ha vuelto a la actividad sindical TEXTO: A. P. A. L. D. FOTO: J. PRIETO Hace veinticinco años que ingresó en Iberia, una compañía que, a su juicio, mantiene un modelo de relación laboral obsoleto. Exige más respeto para el colectivo de pilotos y critica a la dirección por su silencio negociador. ¿Qué objetivos se ha propuesto alcanzar durante su mandato? -Nuestros objetivos se centran en cambiar la forma de relación de los pilotos de Iberia con su compañía. Ya está bien de mantener relaciones tensas, problemáticas y enfrentadas. Y ese es nuestro objetivo, porque el convenio colectivo ha pasado a segundo lugar para nosotros. Si además de cambiar estas relaciones somos capaces de firmar un convenio, pues mucho mejor. -Ha denunciado que la dirección de Iberia quiere partir de cero en las negociaciones del convenio. ¿Sigue pensando lo mismo? -Ese entorno sigue vigente. El primer regalo fue el día 26 de enero, con una amable carta en la cual nos advertían de que estábamos en el Estatuto de los Trabajadores. ¿Por qué todavía no han comenzado a negociar el convenio? ¿Hay voluntad de diálogo entre las partes? -Voluntad de diálogo la hemos mantenido desde el primer día y parece claro que ellos no tienen intención de negociar. El 27 de abril debería haberse celebrado una reunión, la primera, para abrir la mesa del convenio. Días antes, el 19 de abril, acudimos a una reunión informativa acompañados de tres asesores del Sepla y no se nos dejó entrar. En la noche del 26 y, para evitar que nos sucediera lo mismo, llamamos al consejero delegado Angel Mullor para preguntarle si al día siguiente nos iba a dejar acudir con asesores. El consejero delegado, sorprendentemente, nos dijo que lo tenía que consultar y que me llamaría la semana siguiente. Desde entonces estamos esperando a que suene el teléfono. -Sin embargo, a otros colectivos de la empresa sí se les permite acudir a negociar con asesores... -Se han permitido siempre, de forma que no entendemos por qué ahora, de repente, no quieren asesores. -Han amenazado con dejar la negociación en manos de un bufete externo. ¿Adoptarán esta vía? -Tenemos bien claro que no nos va- Bernardo Obrador, en su despacho del Sepla, su segunda casa desde enero mos a sentar en inferioridad de condiciones. Ellos son profesionales de la negociación, toda la vida lo han sido, y nosotros somos gente eventual. Se están barajando diversas estrategias y una de ellas, si al final no hay entendimiento, es entregar la negociación a un bufete externo. Confiamos en no llegar a esta situación, porque sería una aberración, pero no la descartamos. ¿Es éste el principal motivo que les ha impulsado a amenazar con una huelga en septiembre? -No, en absoluto. El anuncio de huelga estará motivado, si es que llega a hacerse, por una suma de cuestiones, entre las cuales figura el tema de los asesores, la pretensión de negociar el convenio desde cero, el que se hayan dedicado otra vez a la caza indiscriminada de pilotos... en fin, una suma de cosas. Si no cambian las actitudes, le repito las actitudes, no negociaremos el convenio porque no tenemos ninguna prisa. Podemos esperar un año y medio más, siempre y cuando no se dediquen a meternos el dedo en el ojo. ¿A qué atribuye esta actitud? -Creo que todas las actuaciones que están teniendo con nosotros provienen del tremendo fracaso cosechado en la negociación de 2004, en la que no tuvimos nada que ver. ¿En qué ha consistido la caza al piloto que usted denuncia? -La apertura de expedientes ha sido brutal. En 2003, se abrieron cinco; en 2004 fueron seis y en 2005, hasta el mes de mayo, llevábamos trece. Esta política de amedrentar, coaccionar y presionar al colectivo ya ocurrió en 2001, cuando fueron despedidos de forma indiscriminada más de veinte pilotos. Y los tribunales les obligaron a readmi- Es un disparate 530 directivos para 150 aviones ¿Está de acuerdo con el modelo que prepara Iberia? ¿Está dibujando alguno? porque yo no sé nada y creo que somos un sindicato representativo de un colectivo importante. Lo único que sabemos es lo que leemos en la prensa. ¿Qué opina del equipo directivo? -Hay que dividirlo en dos: aquellos que han sido capaces de transformar una compañía pública en privada, que lo han hecho muy bien, y aquellos otros que siguen anclados en sistemas propios del pasado y con una estructura funcionarial obsoleta. Es un disparate que una compañía cuente con 530 directivos para 150 aviones. Si la dirección no cambia sus actitudes, no negociaremos el convenio porque no tenemos ninguna prisa tirlos a todos. Es, una vez más, el mismo modelo de la Iberia pública que pensábamos había desaparecido. Pero claro, es que aquellos que entonces echaron a los pilotos son los mismos que ahora siguen al frente de la Dirección de Relaciones Laborales y son los mismos que estaban en 1990. -Según usted, Iberia ha puesto al Sepla contra las cuerdas. -Efectivamente. Lo que desconocemos es qué intereses ocultos tiene la dirección de Iberia para provocarnos, para conducirnos a una huelga. ¿Por qué están insistiendo tanto en esta suma de actitudes, en diferentes campos, para llevarnos a una confrontación? ¿En qué aspectos estaría dispuesto a ceder el SEPLA para mejorar la compañía? -Estamos dispuestos a estudiar cualquier opción que la compañía nos presente. Primero tenemos que ver qué sale del Plan Director, con quién nos han comparado, si las cifras son correctas y hacia qué modelo de compañía nos quieren llevar. Pero esta situación la veo muy lejana, porque la relación con Iberia es de desencuentro total. ¿Estarían dispuestos los pilotos a congelarse el sueldo? -Estamos dispuestos a hacer lo que haga falta una vez que se estudien las diferentes opciones que se nos presenten. En 1994, cuando Iberia estaba en quiebra técnica, los pilotos y todos los colectivos de la compañía demostramos una gran responsabilidad. ¿Se corresponde esta medida con la situación económica que atraviesa la compañía? -Iberia ha anunciado que ha congelado el sueldo a sus directivos. Creo que es una demagogia como cualquier otra, porque no les ha congelado ni las stock options ni los contratos blindados. Me parece muy bien que Iberia con sus directivos, que son voluntarios y nombrados a dedo, haga lo que quiera, pero en cuanto a los pilotos tendrá que ser fruto de una negociación, nunca de una imposición. -La situación de los pilotos con más de 60 años sigue bloqueada. ¿Qué piensan hacer al respecto? -Este es otro motivo que debería ser incluido en la propuesta de huelga. Cuando Iberia planteó inicialmente el expediente de regulación, excluyó a los pilotos. Luego rectificó e incluyó a 180, de los cuales 110 se adhirieron al ERE, aunque al final sólo fueron incluidos cerca de 60. ¿Por qué no se ha extendido este expediente al resto de interesados? Sería una forma de paliar el problema y de ahorrarse 30,5 millones de euros. Lo que sucede es que el ERE está siendo utilizado como arma de presión coercitiva para el colectivo. ¿Cree que finalmente se producirá la fusión con British Airways? -No me preocupa en absoluto y mucho más después de ver la buena experiencia de Air France y KLM. Si tiene que existir una fusión, pues existirá, independientemente de lo que nosotros pensemos. En cualquier caso, y al día de hoy, la veo muy lejana.