Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 18 7 2005 Espectáculos 55 La Fundación Antonio Gades rinde homenaje al artista a un año de su muerte La publicación de un libro de fotografías y frases es el primer fruto del trabajo de la entidad b El próximo 2 de septiembre, el Las frases de Gades A mí me rascas y soy como la radio de mi casa, que se le caía el barniz y ponía sidra el Gaitero. No hay más milagros He tenido la suerte de tener amigos que no me han adulado, que no se han hecho los inteligentes conmigo, sino que me han medido y me han sabido dar con cuentagotas lo que tenía que leer. Me han educado La libertad está en uno mismo. Mi lujo, mi gran lujo, es tener la libertad de hacer lo que quiero A la vida y a la mar hay que saber quererlas, acariciarlas, sentirte parte de ellas, pero siempre tratándolas con respeto No me gusta el mundo de los artistas. Veo en él a mucha gente vivir de una manera falsa, muy separados de lo real y de la humanidad. Detesto la vedetería esta inclinación a creerse genial, un semidios, y encuentro a los bailarines bastante banales la mayoría de las veces. Prefiero a los poetas, a los pintores Cualquier bailarín con técnica sabe cómo arrancar un aplauso al público. Pero eso es algo momentáneo; eso es espectáculo, no arte La gente dice que soy un artista. Esa palabra ni la conozco ni la quiero conocer. Lo que sí conozco es mi trabajo. Y a lo mejor entre éste y el público que lo recibe hay un espacio vacío que es el arte Yo voy contra la concepción estelar en la danza. La estrella lo es por su trabajo, y nada más. ¿Qué es la estrella sin los demás? La tradición equivocada es: foco blanco para la estrella y oscuridad para el resto La profesión de hombre es la más difícil que existe en el mundo. No se termina de aprender nunca Yo me pongo el nombre y las botas lo mismo que el pintor se pone el mono Respeto la danza y sobre todo la tradición del pueblo, y respeto al pueblo porque fue él quien me enseñó todo lo que sé La elegancia del flamenco, esa sequedad del hombre de pueblo, esa sobriedad casi ascética que lo caracteriza, eso es lo que yo pretendo reflejar a través de la danza La danza no está en el paso, sino entre paso y paso. Hacer un movimiento tras otro no es más que eso, movimientos, pero el cómo y por qué se ligan, qué se quiere decir con ellos, eso es para nosotros lo mismo que la palabra para el dramaturgo o para el actor No todo es ejercicio físico, tiene que haber una escuela que eleve el nivel intelectual de los bailarines y que les ayude a encontrar el porqué de las cosas teatro de la Zarzuela acogerá un homenaje al artista en el que estarán presentes destacadas figuras del flamenco y la danza JULIO BRAVO MADRID. El próximo miércoles se cumple un año de la muerte de Antonio Gades, una personalidad insustituible en la danza y la escena españolas. Poco antes de su muerte, el bailarín y coreógrafo creaba una fundación con su nombre y con una meta clara, que recogen sus estatutos: proteger y promover la obra de Antonio Gades, así como la defensa y promoción de su patrimonio artístico, difundiendo su obra y fomentando el conocimiento de la misma En un pequeño local de la carrera de San Jerónimo, en Madrid, llevan varios meses prácticamente encerrados Faustino Núñez, presidente de la fundación Antonio Gades, y la viuda del artista, Eugenia Eiriz. Allí tratan de ordenar miles de papeles, cintas y documentos y de poner en pie los distintos proyectos que pretenden mantener viva la memoria del que fue uno de los principales renovadores de la danza española. El primer hijo de la fundación ya tiene forma. Se trata de un libro, editado conjuntamente con la Fundación Autor, que recoge a través de más de doscientas cincuenta fotografías la vida del artista- trabajador de la cultura prefería decir él- subrayadas con frases del propio Antonio Gades. Antonio era un hombre muy sentencioso recuerda Faustino Núñez, en cuyas manos depositó el propio Gades la responsabilidad de sacar adelante la fundación. El libro, explica Núñez, está dividido en tres partes: el hombre, el artista y su obra. Antonio Gades en 1995, en su estudio madrileño que trabaja también en la creación de una página web, actualmente en construcción, y en la organización de una gala de homenaje, que se celebrará el próximo 2 de septiembre en el teatro de la Zarzuela. Desde hace unas semanas ensayan ya el espectáculo un grupo de bailarines, vinculados en su mayoría a Gades. En el homenaje van a estar presentes- -explica Núñez- -varias figuras del flamenco, y sus actuaciones se van a salpicar con una serie de números de las coreografías de Antonio: Carmen Bodas de sangre Fuenteovejuna Gades fue un bailarín maravilloso, pero ante todo fue un creador excepcional, y queremos con estas pinceladas de su obra poner de relieve esta faceta, que para una parte del público ha quedado solapada por su personalidad como intérprete El homenaje escénico se completará con una exposición, que preparan tam- ASIA MARTÍN Biografía gráfica Muchas de las fotografías son inéditas o apenas se han visto. Proceden en su mayoría del archivo privado del bailarín, ahora conservado por la fundación. Son una biografía gráfica de Antonio Gades, unidas a frases que resumen sus ideas y su pensamiento, invariables a lo largo de toda su vida, y que la fundación ha querido dedicar a Pilar López, la madre espiritual de Gades, que siempre tenía una palabra de agradecimiento y cariño hacia ella. Pilar me enseñó la ética del baile antes que la estética fue, probablemente, la frase que más repitió Antonio Gades a lo largo de su vida. El libro, que se presentará el próximo miércoles en la SGAE, es el primer fruto de la actividad de la fundación, bién Faustino Núñez y Eugenia Eiriz, y que adornará las salas de la Zarzuela el día de la gala. Nos gustaría poder después llevarla a algún otro lugar y presentarla durante un tiempo dice el presidente de la fundación. La gala de homenaje quiere ser además el preludio de la resurrección de la compañía, otro de los objetivos de la fundación Antonio Gades. Es la mejor manera de difundir su obra explica Núñez, que fue durante los últimos diez años la mano derecha del artista. Con él trabajó en la elaboración de la música de la que sería su última coreografía, Fuenteovejuna y junto a él preparaba también una adaptación cinematográfica de esta obra- -que habría de dirigir Gonzalo Suárez- -y el eterno proyecto de Antonio Gades: un ballet sobre Don Quijote. Antonio tenía miedo de que se pareciera a Fuenteovejuna cuenta Núñez.