Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 18 7 2005 Sociedad 47 Medio Ambiente La clave de Reach El registro constituirá el elemento fundamental de la normativa. Toda sustancia química fabricada o importada en cantidades superiores a una tonelada deberá registrarse en una base de datos central, con las informaciones relativas a sus propiedades, usos y precauciones. También debe quedar constancia de las sustancias contenidas en los productos y que tengan propiedades peligrosas o se liberen normalmente en la utilización de ese artículo. Si es posible, se deberán sustituir por aquellas que no entrañen riesgos para la salud. Las aves marinas transportan más contaminantes al Ártico que las corrientes Sus presas concentran estos químicos a lo largo de la cadena alimentaria la isla Devon del Ártico canadiense, que visitan los fulmares boreales, tienen niveles más altos de contaminación que otras zonas A. ACOSTA MADRID. Se sabe que el transporte de contaminantes por especies migratorias, como el salmón, afecta a la distribución de estas sustancias en los lagos donde crían en Alaska. Las aves marinas del Ártico pueden estar también transportando contaminantes industriales y agrícolas del océano a la tierra, según una investigación publicada en Science El equipo de científicos dirigidos por Jules Blais, de la universidad de Ottawa, concluye que son las aves marinas, y no las corrientes marinas, las que constituyen la fuente dominante tanto de nutrientes como de contaminantes para un ecosistema costero del Ártico. La zona que estudiaron es un grupo de charcas bajo los acantilados de Cabo Vera en la isla Devon. Estos acantilados, de 245 metros de altura, albergan una gran colonia (unas 10.000 parejas reproductoras) del fulmar boreal, un petrel de tamaño medio que puede verse en todo el Atlántico norte. Los investigadores revelan que la presencia de compuestos orgánicos persistentes en los sedimentos de charcas en esta zona del Ártico canadiense está estrechamente relacionada con la influencia de las poblaciones de estas aves marinas. Los investigadores encontraron que los sedimentos de las charcas que estas aves visitan tenían niveles de DDT, mercurio y hexaclorobenceno (usado en pesticidas, entre otras cosas) más altos que en otras zonas cercanas. El guano (la materia formada por la acumulación de excrementos de aves marinas) está compuesto por pescado no digerido, carroña, calamares y otros animales marinos que han concentrado estos químicos a lo largo de la cadena alimentaria. b Las charcas de Cabo Vera, en Valoraciones La Federación Empresarial de Industria Química Española (FEIQUE) aboga por que se establezcan unas ayudas que faciliten la adaptación de las pymes a la nueva legislación La patronal está además preocupada por la pérdida de competitividad de sus empresas frente a las americanas. El comisario de Industria de la UE, Günter Verhoegen, asegura que los argumentos financieros ya han desaparecido que los costes se han exagerado. El Ministerio de Industria Turismo y Comercio está analizando la posibilidad de realizar un estudio sobre la repercusión que Reach tendrá en el sector industrial, pero aún no tiene datos al respecto. El eurodiputado español de Los Verdes, David Hammerstein, insiste en la necesidad de que Reach obligue a sustituir los tóxicos peligrosos siempre que haya una alternativa posible y rechaza las estimaciones dadas por la industria. ra demostrar en los tribunales lo que ellos niegan que haya sucedido concluye con rotundidad. Octavio Cardona también está en la lucha. Se intoxicó poco a poco en su trabajo en un hipermercado. Diez años que le provocaron cansancio extremo, taquicardias o pérdidas de visión entre otros males. Todos los médicos me decían que tenía gripe o gastroenteritis. Me preguntaban si en mi trabajo usaba químicos. Yo respondí que no, porque no relacionaba los productos que manejaba con sustancias que pudiesen hacer daño añade. El fulmar boreal puede encontrarse en todo el Atlántico norte. Los efectos SCIENCE de los contaminantes que transporta se aprecian en las charcas que visita (abajo) Un cáncer por fumigar A Lola Fernández le detectaron un tumor en el pulmón tiempo después de que empezara a sentirse mal en 1999. Ella y sus trece compañeras de trabajo sufrieron una intoxicación de organofosforados por limpiar en habitaciones recién fumigadas, agravada por los productos de limpieza. Tuve que esperar mucho tiempo hasta que un médico me dio un diagnóstico acertado de lo que ocurría asegura. Mario Arias o Laura Fernández (miembros también de la asociación Adquira) son otros nombres que podríamos añadir a esta lista de afectados, en la que entramos todos, por una contaminación que no se ve. Bomba biológica Lo más grave es que los fulmares de Cabo Vera se proveen de muchas de sus presas entre la isla Ellesmere y Groenlandia, a una distancia de entre 250 y 400 kilómetros de donde está establecida esa colonia. Previamente, se pensaba que la mayor fuente de contaminantes en el Ártico era el transporte atmosférico a larga distancia. Sin embargo, estos nuevos resultados sugieren que los efectos del transporte biológico empequeñecen los del transporte atmosférico en algunas áreas costeras, convirtiendo a las aves marinas en auténticas bombas biológicas según los autores. DDT, mercurio y hexaclorobenceno son algunos de los compuestos presentes en los sedimentos Los aborígenes de las zonas árticas presentan algunas de las más altas exposiciones a químicos del mundo El efecto de estas aves sobre las charcas se estableció cuantificando el crecimiento de las algas (que se vuelven más densas y filamentosas) variables de calidad del agua relacionadas con las entradas de guana y la estabilidad del nitrógeno en los sedimentos. Muchos de estos contaminantes se liberan muy cerca de estos climas árticos y, por tanto, se concentran en los predadores marinos que están en lo alto de la cadena alimenticia, como peces y focas. Como resultado, también los aborígenes de zonas árticas presentan algunas de las más altas exposiciones a químicos, como mercurio y PCBs, del mundo.