Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 LUNES 18 7 2005 ABC Madrid La Batalla Naval derrocha 48.000 litros de agua en plena sequía Este año el recorrido del pasacalle en Vallecas, con las bocas de riego cerradas, fue más largo y seco b La Cofradía Marinera celebró ayer una nueva edición de su tradicional batalla, que reivindica la utópica idea de un puerto de mar para el distrito MABEL AMADO MADRID. Al grito de ¡Agua! y con redoble de tambores comenzó ayer una de las fiestas más polémicas de los últimos meses. Cuando la región madrileña se acerca al nivel de sequía severa, la tradicional Batalla Naval de Vallecas hizo llover sobre numerosos vecinos del distrito más de 48.000 litros de agua. Aunque en esta ocasión, según la Cofradía Marinera de Vallekas, organizadora de la actividad, se gastó un 85 por ciento menos de agua que en anteriores ocasiones, los participantes de ayer se mojaron y remojaron a gusto. Seis camiones cisterna del Ayuntamiento, cada uno con una capacidad de 8.000 litros, hicieron olvidar a todos los participantes la alarmante sequía que sufre la región. No pareció surtir efecto la llamada de concienciación que realizó hace una semana el alcalde, Alberto RuizGallardón, a los vecinos. Y es que no decretó la prohibición de esta celebración pues el sentido común de los vecinos les llevará a no practicar una actividad que está contra la política de ahorro Fue durante la presentación del Plan de medidas de ahorro de agua, un programa que propone reducir el consumo hídrico un 12 por ciento en siete años y convertir Madrid en una ciudad eficiente en la gestión del agua. Mójate por Seco Ayer no fue el caso y aunque con restricciones claras, la llamada Mójate por Seco -en clara alusión al realojo del Centro Social Seco- -abrió la XXIV edición de la Batalla Naval, una fiesta utópica que desde su origen reivindica un puerto de mar para el distrito. A las cuatro y media pasadas, el barco de la Cofradía Marinera abría desde el bulevar de Peña Gorbea un pasacalle más largo y seco de lo normal seguido por otras embarcaciones. Ante bocas de riego y fuentes cerradas, los participantes, a pie de acera o sobre los barcos solicitaban agua a los vecinos que contemplaban la fiesta desde sus ventanas y balcones. Con cubos, regaderas o mangueras contestaban a la llamada y lanzaban agua hacia la ca- En esta jornada festiva no faltaron los participantes disfrazados, como el hombre- ducha (a la derecha) y los riegos colectivos junto a los barcos lle. Un poco más mojados y con ganas de fiesta, los vallecanos se dirigieron por la calle Martínez de la Riva hacia la zona húmeda situada en Payaso Fofó, donde seis camiones cisterna esperaban ser vaciados. Como afirmó ayer el cofrade y pregonero de la fiesta, Yiyo Alonso, el objetivo de la batalla naval es divertirse y mojarse. Mojarse por el vecino, por el compañero, por el inmigrante... Este año, con su lema denuncian una sequía concreta: la especulación urbanística del barrio de Adelfas que va a acabar con catorce años de autogestión del Centro Social Seco. Por eso pedimos el realojo inmediato de este centro Los participantes, a pie de acera o sobre los barcos solicitaban a los vecinos que les lanzasen agua desde sus casas En la zona húmeda situada en Payaso Fofó, seis camiones cisterna del Ayuntamiento esperaban ser vaciados para que pueda seguir desarrollando sus actividades A la otra sequía, la del agua, también se refirió Alonso en su pregón: Bucaneros, piratas, grumetes y marineros, las aguas están revueltas y los vientos huracanados soplan contra nuestra fiesta. Hay sequía, sí, pero a nosotros también nos quieren dejar secos de ideas, de cultura... Numerosos inmigrantes La presidenta de honor de este año, Inés Sabanés, portavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid y vecina de Vallecas, no faltó a la cita. Entre agua va y agua viene, realizó el recorrido del pasacalle aguantando estoicamen-