Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 18 7 2005 Nacional LOS INCENDIOS FORESTALES VISTEN ESPAÑA DE LUTO 13 Guadalajara no cuenta para nadie, y estos pueblos tan pequeños aún menos señalaba Aurora recordando el otro gran incendio que asoló los frondosos pinares de la comarca a mediados de los años noventa. Aquel fuego, que también arrasó centenares de hectáreas de incalculable valor ecológico, no tiene nada que ver con el de hoy. Éste es mucho peor aseguraba José, otro vecino de Luzón, desde el cruce de la carretera, en lo alto de una montaña, donde asistía atónito al dantesco espectáculo de llamas tragándose todo lo que encontraban a su paso. También él señalaba a las administraciones como culpables de lo que ha sucedido En cuanto han llegado noticias de que se quemaba el Alto Tajo, aquí nos han abandonado. No hay derecho a lo que sucedió afirmaba entre sollozos. A Andrea también se le saltaban las lágrimas al conocer que había once víctimas mortales entre los retenes: Puede ser el hijo de una amiga mía Los alcaldes de la zona, los psicólogos y la población local se preparaban anoche para asistir, si fuera necesario, a los familiares de los fallecidos. Como en toda la zona, el dolor y la indignación eran la nota dominante Vigilia y miedo en Maranchón TEXTO: JAVIER HERNÁNDEZ MARANCHÓN. Los 500 vecinos de Maranchón (Guadalajara) y sus cerca de 2.000 veraneantes, permanecían anoche en una tensa vigilia, a la espera de la posible llegada de los cadáveres de alguno de los agentes forestales muertos en el incendio asesino declarado en la localidad próxima de Riba de Saelices, aunque a la una y media de la madrugada se confirmó que irían a Guadalajara. A esa misma hora las pavesas que caían sobre el pueblo y el olor a humo hablaban bien a las claras de que las llamas estaban al acecho, de que el peligro aún continuaba, de que era necesario todavía un inmenso esfuerzo humano para acabar con la pesadilla. Los preparativos se realizaban prácticamente en silencio, apenas roto por breves frases entrecruzadas con voz queda. En el Ayuntamiento las reuniones se sucedían entre los distintos alcaldes de la zona y los técnicos de la Junta castellano- manchega desplazados hasta allí. Un primer equipo de psicólogos aguardaba la llegada de los familiares de los agentes forestales muertos, preparados para ofrecer un consuelo casi imposible, para luchar por aminorar el dolor atroz que provoca la repentina muerte de un ser querido. Ya habían tomado la primera una decisión: tratarían por todos los medios de convencer a los allegados de que no vieran los cuerpos carbonizados, porque sólo serviría para añadir más sufrimiento al sufrimiento. tranquilidad en medio de tanto caos. Mientras, los testimonios de los vecinos se sucedían. Un joven relataba cómo su padre había llegado a su casa ayer por la tarde sin apenas un gramo de fuerza, sólo la necesaria para mantener un llanto continuo ante tanta muerte y destrucción. Venía de un pueblo muy próximo, Tobillos, donde el incendio ha sido particularmente devastador. Allí había pasado buena parte de su vida y sabía que ya nunca volvería a ser igual que antes, igual que siempre. Nos han abandonado Pero sobre todo había testimonios de indignación, de la ira que produce saber que esto se podía haber evitado, en primer término si alguien no hubiera cometido una imprudencia, y en segundo lugar si la respuesta de las administraciones local, autonómica y central hubiera sido la adecuada. Nos han abandonado, tardaron mucho en venir repiten una y otra vez. Preguntar por la presencia de autoridades en la zona era provocarles un aluvión de insultos. Tiennen muy claro lo que ha pasado y quieren explicaciones, no pésames ni fotografías. Las próximas horas se adivinan muy tensas, no sólo por la evolución que pueda tener el siniestro sino también porque la rabia ha calado entre de lleno la gente. Buena parte de su patrimonio ha quedado reducido a cenizas. Serán necesarios muchísimos años para recuperarlo y la mayoría de ellos, desde luego, no lo va a poder ver. Creen que hay responsabilidades y esperan que se asuman de forma clara y urgente. Piensan que once muertos, miles de hectáreas arrasadas por las llamas, tantas horas de angustia, el dolor que aún les queda por delante y su propia dignidad así lo exigen. EDIFICIOS EN MADRID CALLE MODESTO LAFUENTE PASEO DE EXTREMADURA CALLE GENERAL DÍAZ PORLIER VENDE DIRECTAMENTE PROPIEDAD TELÉFONO 91 541 44 77 En vela Pero no sólo eran los psicólogos los que hacían guardia anoche. Todos los vecinos de este pequeño pueblo agrícola y ganadero ofrecían cuanto tenían para ayudar. Por supuesto, a los más afectados por la tragedia, pero también a esas cientos de personas anónimas que se están jugando la vida para acabar con el gigantesco siniestro que arrasa la masa forestal del lugar. Más de 600 bocadillos, preparados por los vecinos en la residencia de ancianos que se va a inaugurar próximamente, esperaban en el centro social, junto al Ayuntamiento, a todo aquel que pudiera necesitar comida. Las camas del geriátrico estaban igualmente a disposición de los equipos de extinción que, agotados, llegaban al pueblo a reponer fuerzas. Ni que decir tiene que las puertas de las casas se abrían de par en para todo aquel que buscara unas horas de EFE incendios de la Junta de Andalucía (INFOCA) cuando participaban en la extinción de un incendio registrado en Alájar de la Sierra (Huelva) Las víctimas se vieron sorprendidas por una repentina ola de fuego y buscaron refugio en el interior de una caseta forestal abandonada, donde fallecieron. 29 junio 2000. Tres trabajadores del Servicio Forestal y de Calidad Ambiental (SEFOCA) de la Junta de Extremadura fallecen en accidente de tráfico cuando se dirigían a extinguir un incendio en las cercanías de Llerena (Badajoz) Mientras se ultimaban los preparativos para el duelo, seguían llegando exhaustos los equipos de extinción Las camas del geriátrico fueron utilizadas por el personal de los retenes para descansar