Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 18 7 2005 11 La socialista Dolores Villarino será elegida hoy presidenta del Parlamento de Galicia Niños de doce años ayudaron a apagar las llamas Numerosos vecinos de las poblaciones afectadas por el incendio transmitieron ayer a ABC su malestar por la escasa ayuda recibida por parte de las Administraciones. Según relataron, los servicios de extinción tardaron tanto en llegar hasta el lugar del fuego que los vecinos tuvieron que intentar aplacar las llamas con sus propios medios y aseguraron que hasta niños de doce años llegaron a participar en los primeros intentos de extinción. Los habitantes de los pueblos afectados denunciaron también que las personas que luchan contra el fuego llevan dos días sin comer y sin beber y están agotadas y desesperadas. Todos nos hemos puesto a trabajar. Estamos cercados por el fuego Nos sentimos solos y abandonados. No entendemos cómo los servicios de extinción han tardado tanto tiempo en llegar declararon, y explicaron que estaban viviendo unos momentos terribles de miedo, impotencia y angustia La gente del pueblo, en su mayoría de edad avanzada, recuerda que hace cinco años hubo un incendio similar en la zona y fue rápidamente sofocado, y no como ahora Entre los vecinos se repetían los testimonios de indignación y de crítica al Gobierno. mo consecuencia de ello, los vehículos quedaron atrapados por las llamas. Antes de la tragedia, la tensión ya era palpable porque se habían tenido que desalojar cuatro poblaciones- -Luzón, Santa María del Espino, Ciruelos y Tobillos- y otras muchas permanecían en vigilia a la espera de recibir instrucciones. En Maranchón primero, y luego en Alcolea del Pinar, se montaron centros de gestión de la crisis y se dio cobijo a los afectados. Un retén de voluntarios colabora con los bomberos para controlar el incendio EFE Un helicóptero sobrevuela las llamas pista forestal, completamente carbonizados y en su interior yacían los cuerpos sin vida de los once guardas forestales. Otro más, sin embargo, había corrido mejor suerte puesto que consiguió saltar del camión autobomba que conducía, cuando éste caía por un terraplén. Por fortuna, sólo padece magulladuras y quemaduras leves. Los tres vecinos, sin esperar ni un REUTERS Varios jóvenes que iban en un todoterreno encontraron a las víctimas a las siete de la tarde de ayer y rescataron al guarda que resultó herido minuto, lo trasladaron al pueblo, donde una UVI móvil lo llevó hasta Arcos de Jalón, de donde procedía, y posteriormente fue llevado al Hospital General de Guadalajara. Los cuerpos de las víctimas después de medianoche permanecían aún en el lugar de los hechos, ya que las condiciones del terreno y los cambios de aire que se registraron durante todo el día de ayer en la zona hicieron imposible acceder al barranco al que habían caído. Fuentes de la Subdelegación del Gobierno señalaron que se piensa que el número de fallecidos es de once porque son los únicos que no han respondido a las llamadas por radio que se han realizado desde los centros de control. Todas las localidades afectadas estaban sobrecogidas. El duelo, mezclado con la indignación y el miedo ante unas llamas aún amenazantes, presidía el ánimo de los lugareños. La superficie afectada- -de al menos 6.000 hectáreas- -es de alto valor ecológico al estar próximas al Parque Natural del Alto Tajo. En cuanto a las causas concretas de la muerte de los miembros del retén contraincendios, las fuentes consultadas se inclinan porque las víctimas fueran sorprendidas por un repentino cambio en la dirección del viento. Co- Rápida propagación La rápida propagación de las llamas se explica, además de por el viento, por el hecho de que el fuego ha afectado a una importante masa forestal de pino resinero. La resina no favorece la extinción del incendio y genera un humo muy intenso, que se veía a 100 kilómetros a la redonda y que obligó a desalojar varias localidades. A la zona acudieron la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y el presidente castellano- manchego, José María Barreda. Esperanza Aguirre, la presidenta de la Comunidad de Madrid, se puso en contacto con este último para ofrecerle toda la colaboración que fuera necesaria. Un grupo de psicólogos ayuda a los familiares de las víctimas.