Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión LUNES 18 7 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. CRÍMENES, CALOR Y TEMPERATURA OS gatos poseen unos termosensores en la nariz que les permiten distinguir variaciones de una décima de grado centígrado: son mucho más sensibles a la temperatura que el rostro humano, que sólo responde a estímulos térmicos superiores a las dos décimas de grado. Solemos utilizar de forma científicamente incorrecta los términos calor y temperatura, como si fueran sinóniLUIS IGNACIO mos. Del cuerPARADA po que está a mayor temperatura decimos que está más caliente, cuando el calor se refiere a la cantidad absoluta de cinética atómica y energía potencial de un cuerpo, mientras la temperatura es sólo un término relativo que mide una sensación subjetiva. Protección Civil ha elevado a nueve el número de comunidades autónomas en alerta por la ola de calor y el Instituto Nacional de Meteorología ha informado de que todas las comunidades en alerta por la ola de calor sufrirán aumentos moderados de las temperaturas, que es lo correcto. Ninguna de las dos entidades ha dicho, sin embargo, que la luz del Sol influye directamente en la actividad de dos neurotransmisores, la serotonina producida por la hipófisis, responsable de moldear nuestros estados de ánimo, y la melatonina, segregada por la epífisis, que actúa igualmente en función de la luz ambiental como termostato corporal y regulador del sueño. El profesor Craig A. Anderson, psicólogo de Iowa, reveló hace cuatro años en Psychological Science que los asesinatos se incrementan durante el verano en un 2,6 por ciento en comparación con otras épocas del año. Y apunta la posibilidad de que la elevación de temperaturas que experimenta la Tierra tenga alguna parte de responsabilidad en el aumento de la criminalidad. Dice que un aumento de un grado centígrado en la temperatura media anticipa un incremento de 9 asesinatos más por cada 100.000 personas. Basta ver las masacres de Irak y Turquía, en estos días de temperaturas máximas, para darse cuenta de que algo habría que añadir a la política, el fanatismo, la codicia y el odio. España a la deriva Según el programa previamente establecido, Carod- Rovira ha visitado- -una vez más- -al presidente del Gobierno. En las tres horas que ha durado su visita, además del inevitable comentario sobre el sofocante calor del día, parece que ha habido otros temas en los que han llegado a un pleno consenso por lo satisfecho que ha regresado Rovira a Barcelona. Sabiendo los nubarrones que acechan en el horizonte, ¡echémonos a temblar! -el timón lo seguirá manejando el mismo aprendiz de capitán- Y, así, esta nave nuestra... sin remedio, se irá a la deriva. Ángel Márquez. Madrid. Sequía y desarrollo sostenible Soy consciente de lo que el turismo representa en nuestro PIB. Pero ello no justifica que en la costa levantina apenas quede un palmo de tierra libre de la especulación inmobiliaria; urbanizaciones y más urbanizaciones, con unas exigencias de agua cada vez mayores, como si esta no fuera a faltar nunca. Y es evidente la riqueza que para la Comunidad Valenciana ha supuesto el cultivo del naranjo. No por ello deja de ser una barbaridad el transformar montañas en plantaciones de cítricos; bastantes veces más por invertir dinero negro que por criterios de rentabilidad, dada la inversión que suponen y las dificultades de mecanización que entrañan. Plantaciones que, aunque el riego esté por goteo, también requieren un caudal considerable de agua. No estoy en contra del desarrollo económico, pero sí de que éste no siga criterios de sostenibilidad. Quizá la actual sequía que padecemos contribuya a acelerar el tan deseado Plan Hidrológico y un pacto nacional sobre el agua que permitan un uso racional y solidario de las aguas superficiales y subterráneas. Pero que no se olviden los aspectos ecológicos, además de los económicos, si se desea que sea sostenible el desarrollo que promuevan en las distintas tierras de España. Lo contrario supondrá matar la gallina de los huevos de oro. Federico Gómez Pardo. Viñas- Paderne (A Coruña) L Envidia sana Me causa envidia (y vergüenza) la diferencia entre la información sobre los atentados terroristas en Madrid y en Londres. Del de Londres ya lo sabemos todo. No ha hecho falta comisión alguna para ello. El Gobierno, la oposición, las Fuerzas de Seguridad han operado normalmente. Aquí aún seguimos sin entender nada de lo que nos pasó y no puedo menos que preguntarme por qué. José Ignacio de Velasco. Madrid. jurar de sus afirmaciones teológicas, en varias ocasiones, durante más de tres lustros. Acataba siempre a regañadientes, pero incumplía después. El Papa Urbano VIII intercedió para que la condena tras su último incumplimiento fuese sólo una benévola reclusión domiciliaria. Murió en su cama, de gota, diabetes, ceguera y vejez, a los 78 años de edad. M. Pérez Miranda. Badajoz. Galileo, falso mito En la manifestación del 2 7 2005 se volvió a propagar que Galileo fue quemado en la hoguera por decir que la tierra era redonda Doble falsedad: ni fue quemado, ni tuvo que decir algo que se sabía desde el siglo IV a. de C, cuando lo demostró Aristóteles. Galileo fue un novicio rebotado y un bohemio. Tuvo una vida familiar anómala y un temperamento rebelde y combativo que le proporcionó muchos enemigos. Utilizó el conocimiento de que la Tierra giraba en torno al Sol y no a la inversa (que él tomó de Copérnico y de Kepler) para fundamentar afirmaciones teológicas heterodoxas. Ni Copérnico ni Kepler fueron sancionados por sus descubrimientos. ¡Nunca fue quemado! El Santo Oficio le conminó a ab- Futuros maestros De vez en cuando surgen escándalos relacionados con determinadas oposiciones, pero nunca he visto nada referido al proceso de selección de los futuros maestros. Para esta oposición se eligen tribunales compuestos por cinco personas, el número de tribunales depende del de opositores. Hasta aquí correcto, pero ahora viene la injusticia. En cada centro, donde se realice la oposición, se hace un sorteo para elegir los temas que se han de desarrollar, consecuentemente unos tienen ventaja sobre otros. Otro día debes ir a leer tu examen al tribunal y cada uno evalúa como cree conveniente con unas pautas generales, tan generales que pueden hacer lo que quieran. Algunos tribunales, uno entre cincuenta, son justos y aprueban a todos los que lo merecen, pero la mayoría tiene un cupo de entre quince y veinte personas de cada 150, porque de lo contrario en la siguiente prueba se juntan con mucha gente y no tienen ganas: no tienen en cuenta que están ju- gando con el trabajo de las personas. En esta última oposición, yo soy de la especialidad de Educación Física y, además del examen teórico, teníamos una prueba de expresión corporal. En cada tribunal han puesto un tiempo para su realización, que ha variado entre uno y cuatro minutos, ¿dónde está la igualdad de oportunidades? Me gustaría saber el criterio que tienen para evaluar, ya que conozco interinos, excelentes profesionales, que han sacado un seis y a otros que no han visto un colegio ni en pintura y que han sacado un nueve. ¿Qué se busca en estas oposiciones? ¿Cerebritos capaces de estudiarse con puntos y comas veinticinco temas o maestros? No es justo el sistema de oposición porque no valora a un buen profesional y tampoco el sistema de tribunales, su total disparidad tanto de criterios como de preparación e interés. Por el bien de la educación en España, valoremos adecuadamente a nuestros futuros maestros; esto repercutirá en el bien de todos. Manuel Gila Retana. Madrid. Indecente película Se trasladaba el abajo firmante desde Miami a Madrid el pasado día 5 del actual mes. Después de la cena proyectaron varias películas. Una de ellas ofrecía escenas de cama en las que el acto sexual se podía contemplar en vivo y por completo. En el vuelo iban varios menores. Los responsables de Iberia incumplieron, con ello, varios preceptos legales, alguno de rango constitucional, según los cuales la libertad de expresión, en este caso, de exhibición pública de un filme, tiene sus límites en la protección de la juventud y la infancia Obviamente, no cabía ni suspender la proyección, como harían unos padres en su domicilio, ni apearse en marcha del avión. Por ello, sería conveniente que el presidente de la compañía ordene, por imperativo legal, una regulación moral en su filmoteca que evite el indudable daño que escenas como las señaladas hacen a quienes debemos proteger. Pedro Peral. Ciudad Real.