Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 17 7 2005 71 Presencia del español en Brasil Instituto Cervantes Financiación: El presupuesto asciende a 62 millones de euros, que el Estado aporta en casi su totalidad, y a él se añaden otros 20 que se obtienen de las clases que se imparten y de otras fuentes, pues el Instituto recibe ayuda de numerosas empresas, en su mayoría con presencia en Hispanoamérica, que colaboran en los programas de extensión cultural: cine, conferencias, exposiciones, etc. César Antonio Molina espera que cada vez se tome más conciencia de que el Cervantes no es tarea sólo del Estado, sino de toda la sociedad Centros: Belo Horizonte, Brasilia, Curitiba, Florianópolis, Porto Alegre, Recife y Salvador de Bahía. Ministerio de Educación La Consejería de Educación de la Embajada de España cuenta con 8 asesores lingüísticos, especializados en la formación de profesores de español, y 15 profesores españoles en el Colegio Miguel de Cervantes de São Paulo, Centros educativos: Colegio Miguel de Cervantes de São Paulo (1.472 alumnos) y Colegio Santa Maria en Belo Horizonte, dependiente del Sistema Archidiocesano de Enseñanza, donde estudian el currículo español 180 niños y se ha ampliado a 4 horas semanales las clases de español en el ASE (12.000 alumnos) Actividades docentes: Programa de Actualización para Profesores de Lengua Española, Programa de Cooperación Educativa con Iberoamérica, Programa de Becas para realizar un curso de perfeccionamiento en España. Otros organismos: Centro de Recursos en las Universidades de Brasilia, de Río de Janeiro y de Pará; y el Centro de Recursos Virtual María Moliner que adaptarla a sus legislaciones, por lo que su aplicación tardará 5 años en ser efectiva en todo el país César Antonio Molina, director del Instituto Cervantes también saludó la nueva legislación: Es la mejor noticia que tenido la cultura española en los últimos 50 años. Se trata de una ley importantísima. Brasil quiere hablar español porque es el idioma de sus vecinos y es que Brasil, además, se ha propuesto convertirse en el gran eje de Hispanoamérica. España tiene que enfrentarse a este gran reto colaborando e integrando a las otras naciones del subcontinente americano ¿Necesidades? El actual director del Cervantes estima que se precisarán unos 200.000 profesores de español ¿Qué puede hacer su Instituto? Por supuesto, el Cervantes no puede formarlos a todos- -responde Molina- En nuestros centros de Sao Paulo y Río de Janeiro hemos estado preparando a unos 5.000 profesores al año; ahora disponemos de otros 7 y, funcionando a pleno rendimiento, formaríamos entre doce y quince mil docentes. Cubrir las 200.000 plazas necesarias no es nuestra obligación, sino la del Estado brasileño, y el Cervantes acudirá en su ayuda Con la ayuda de España y otros países Cuando se aprobó la ley, el director académico del Cervantes, Jorge Urrutia, propuso desde estas mismas páginas que era necesario crear un consorcio con otras naciones hispanoamericanas, como México, país de gran experiencia en la enseñanza del idioma a extranjeros, que además pone a disposición de sus más de diez millones de emigrantes en EE. UU. cursos de español para que no lo pierdan. Ahora, además, la UNAM y el Cervantes han suscrito un convenio por el que tienen previsto expedir un diploma común que habilite para la enseñanza. ¿Será ésta también una buena noticia para nuestros filólogos en paro? No genéricamente, pues la legislación educativa brasileña es muy exigente a la hora de convalidar estudios realizados en el extranjero, aunque una demanda tan grande resulta esperanzadora para los licenciados peninsulares y los de otros países hispanoamericanos. En cualquier caso, el impacto de la ley será enorme en el ámbito universitario, ya que en Brasil son las universidades las que otorgan habilitaciones para la docencia. Actualmente 25 universidades ofrecen allí formación lingüística en español, 21 de ellas en la región sureste del país. A Brasil le interesa hablar español y a España también le interesa mucho que lo haga. Números cantan. A Brasil, por el momento, dirigimos el 5,72 por ciento de todas las exportaciones a América (6,77 del subcontinente) y esto sólo supone un 2,0 de lo que Brasil importa del mundo. Por ahora van delante EE. UU. (23,1) Argentina (11,2) Alemania (7,9) y Japón (5,3) Actualmente somos la octava potencia cultural del mundo. Nuestra industria editorial y audiviosual genera el 6 por ciento del PIB y supera a los sectores eléctrico y químico. El 21 por ciento de los 35.000 millones de antiguas pesetas que recauda la SGAE por derechos de autor proviene del extranjero. Los niños brasileños que ya usan internet hablarán en español Si quiere ser bilingüe, estudie español Para la influyente The economist pronto se comprenderá que globalización es palabra española Está claro: Lenguage is money como ha afirmado Ronald Buchanan en el Time y eso también lo sabe Brasil, que pretende la consolidación del Mercosur, que ve cómo aumentan los turistas hispanohablantes, que busca una mayor integración con los países de su entorno y que toma en cuenta la explosión demográfica hispana en Norteamérica. AFP la primaria (5 6 7 y 8 del Ensino Fundamental Hasta ahora la oferta de español había llegado ya al 80 por ciento de los 5.000 centros de enseñanza privada, por lo que la nueva ley incorporará a 8 millones de alumnos de la pública. En resumen, su impacto afectará a 11 o 12 millones de alumnos. Hay que señalar- -concluye González Suela- -que cada uno de los estados brasileños tendrá Brasil necesita nuestro idioma Porque Brasil necesita nuestro idioma, su Parlamento aprobó el 7 de julio la Ley de Enseñanza del Español, por la cual será obligatorio ofrecerlo como lengua extranjera en la enseñanza secundaria dentro del horario escolar. Miguel González Suela, subdirector general de Cooperación Internacional del Ministerio de Educación y Ciencia, señaló a ABC que a Brasil le interesa hablar español porque vive rodeado de países hispanohablantes; y a todos los que lo hablamos también nos interesa mucho por dos razones. En primer lugar, porque Brasil tiene un enorme potencial económico; y en segundo lugar, porque el mercado de Iberoamérica, España y Portugal pasaría de 600 a 800 millones de personas Por último, González Suela quiso aclarar algunos extremos: Esta ley no supone la obligatoriedad de la enseñanza del español, sino la obligatoriedad de ofrecer en la enseñanza secundaria (el Ensino Medio ciclo no obligatorio compuesto de tres cursos para estudiantes entre 15 y 18 años) Ahora bien, la oferta de español, según la ley, sólo sería facultativa en los cuatro último años de EL PETRÓLEO DEL ESPAÑOL FERNANDO R. LAFUENTE Q ue el español hoy es una lengua americana parece un hecho tan incontestable como esclarecedor tras lo que sucede en EE. UU. y sucederá en Brasil. El destino de la lengua española es un destino americano y la proyección de la cultura en español, un rasgo profundamente atlántico. Esos son los horizontes tangibles. Una proyección atlántica, auténtica excepción cultural española, que sólo comparten dos naciones además de España en la UE: Reino Unido y Portugal. La decisión del Gobierno que preside Lula consolidará el lugar de la lengua española en estas primeras décadas del siglo XXI como segunda lengua internacional. Nada es gratis. Brasil es una gran nación y su voluntad de país hegemónico en el subcontinente le ha llevado a otorgar al español una presencia en la ense- ñanza que se prolongará a otros ámbitos de la vida cotidiana. Pocas son hoy las lenguas- -que es tanto como decir las culturas- -que tienen arraigo y proyección internacional. El español es el repentino petróleo de las sociedades hispanohablantes. Sin embargo, pareciera que no sólo a España, sino también a México y Argentina, entre otras, esta súbita irrupción de la vitalidad y fortaleza de nuestro idioma, de esta lengua americana, les provocara, no sólo a los Gobiernos sino al conjunto de sus sociedades, una suerte de miedo escénico, el vértigo ante el qué hacer. Es hora, sin duda, de cautela, pero, también de grandes miras, de ambiciosos programas. ¿Qué decir si esto sucediera en la crepuscular cultura francófona? Éste es un momento único. No hay muchos en la historia de las naciones ni en la historia de la cultura occidental. Ojalá no ocurra como otras veces, esas veces en las que, como en el viejo y sabio refrán chino: Cuando el dedo señala a la luna, el imbécil mira al dedo Valgan las prudencias, pero sólo quien apuesta, gana.