Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 17 7 2005 Los domingos 59 El Rey despacha con Zapatero El momento oficial más difundido del verano se produce cuando el presidente del Gobierno se traslada a la isla a despachar con Su Majestad el Rey. En los últimos años, tanto José María Aznar, cuando era jefe del Ejecutivo, como José Luis Rodríguez Zapatero han pasado sus vacaciones en la isla vecina de Menorca, por lo que el viaje a Mallorca era cuestión de un vuelo que no llegaba a los veinte minutos. Sin embargo, este año Rodríguez Zapatero ha elegido la residencia real de La Mareta, en la isla de Lanzarote, propiedad de Patrimonio Nacional, para pasar sus vacaciones, en compañía de su esposa, Sonsoles Espinosa, y sus hijas, Alba y Laura. Esta residencia, que ha sido remozada para albergar a la familia de Zapatero, perteneció al Rey Hussein de Jordania, quien se la regaló a Don Juan Carlos, y en ella falleció la Condesa de Barcelona en enero de 2000. Como el desplazamiento desde Lanzarote podría ser muy largo, es posible que el presidente del Gobierno adelante a primeros de agosto su despacho con el Rey y viaje directamente desde Madrid a Palma antes de trasladarse a Lanzarote para iniciar sus vacaciones. Lo habitual es que el presidente del Gobierno despache dos veces con el Rey durante el mes de agosto- -una a principios de mes y otra a finales- frente a los despachos semanales que se producen el resto del año. Palma se ha convertido en el lugar de encuentro familiar. En la imagen, la Familia Real la pasada Semana Santa En Asturias, los Príncipes pasarán unos días en casa de la abuela de Doña Letizia, como ya hicieron el año pasado tas, donde se alojan Doña Elena y Doña Cristina con sus respectivas familias. Uno de los principales temores de las autoridades mallorquinas surgió precisamente tras la boda de los Príncipes de Asturias, cuando empezaron a circular rumores que apuntaban un cambio de destino en las vacaciones estivales de Don Felipe y Doña Letizia. Pero estas inquietudes quedaron completamente despejadas el pasado mes de mayo, durante la visita oficial que realizaron los Príncipes a las Islas Baleares. Otra novedad de este verano es que, por primera vez en muchos años, el Príncipe de Asturias no tendrá que interrumpir sus vacaciones para asistir a la toma de posesión de un presidente iberoamericano. Y es que los últimos veranos Don Felipe ha tenido que abandonar Palma en pleno agosto para cruzar el Atlántico en numerosas ocasiones. Si en 2001, el relevo presidencial fue en Perú, en 2002 le tocó ir a Bolivia y a Colombia, en 2003 a Paraguay y en 2004, a República Dominicana y Panamá. Este verano, tras su estancia en Mallorca, es muy probable que Don Felipe y Doña Letizia pasen unos días en la tierra natal de la Princesa, como hicieron el año pasado. Alejados de las cámaras, los Príncipes encontrarán en Asturias la intimidad y la tranquilidad que buscan tras el intenso ritmo de trabajo que han mantenido en el último año y ante la agenda abarrotada de actos que ya les espera a partir de septiembre. Una presencia asegurada Don Felipe garantizó que continuaría visitando la isla: Son muchos los años de mi vida que vengo disfrutando de vuestra hospitalidad durante el periodo estival y que, tanto la Princesa como yo mismo, aspiramos a seguir disfrutando en los años venideros afirmó, y sus palabras tuvieron el efecto de un relajante muscular en las autoridades mallorquinas. Este verano, por primera vez en muchos, el Príncipe no tendrá que interrumpir su descanso para asistir a una toma de posesión en Iberoamérica La Mareta, en Lanzarote, donde descansará Zapatero