Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional DOMINGO 17 7 2005 ABC El BNG pacta con el PSOE pero avisa a Zapatero: Tendrá que pagar la deuda El bipartito alcanza un principio de acuerdo para el reparto de poder b Los negociadores mantienen Nueva Xunta de Galicia Presidente: Emilio Pérez Touriño (PSOE) Vicepresidente: Anxo Quintana (BNG) Presidencia del Parlamento: PSOE Consejerías del PSOE: -Presidencia- Economía y Hacienda- Sanidad- Educación- Ordenación del Territorio Urbanismo -Medio Ambiente- Pesca- Empleo Consejerías del BNG- Bienestar Social e Igualdad -Medio Rural- Industria- Cultura- Vivienda Departamentos por negociar- Dirección General de Montes- Compañía Radio Televisión de Galicia- Dirección Gral. de Política Lingüística Nuevo departamento Competencias incluidas en la Vicepresidencia pero sin rango de consejería discrepancias acerca de la política lingüística, la Dirección General de Montes y el control de los medios de comunicación públicos JOSE LUIS JIMÉNEZ SANTIAGO. Al mismo tiempo que las comisiones negociadoras de PSOE y BNG formalizaban un principio de acuerdo para el reparto de poder en la nueva Xunta de Galicia que presidirá Emilio Pérez Touriño, Anxo Quintana avisaba al presidente del Gobierno desde Orense que hay deuda histórica y el Estado la va a tener que pagar Así pues, el nacionalismo gallego alcanzará por primera vez en su historia cuotas de poder en la Administración autonómica, situando a su líder como vicepresidente único del Ejecutivo y controlando cuatro departamentos. El acuerdo de bases, alcanzado en la mañana de ayer tras el parón de las negociaciones del pasado jueves- -cuando el BNG abandonó la reunión bilateral tras calificar de regateo absurdo la primera propuesta realizada por los socialistas- -contempla un organigrama de doce consejerías y una vicepresidencia, que tendrá competencias en Bienestar Social e Igualdad y absorbe las actuales áreas de Asuntos Sociales y Familia. Los socialistas ocuparán los departamentos de Presidencia- -que aglutinará las carteras de Justicia y Emigración- Economía y Hacienda, Sanidad, Educación, Ordenación del Territorio y Urbanismo, Medio Ambiente, Pesca y Empleo. Para el nacionalismo, quedarán bajo su responsabilidad las consejerías de Medio Rural- -actual Política Agroalimentaria- Industria, Cultura y la nueva cartera de Vivienda, que se desgaja dela macroconsejería de Política Territorial que ahora dirige Alberto Núñez Feijóo. de la Radiotelevisión de Galicia. Los medios de comunicación públicos dependen en la actualidad de Cultura- -departamento de Comunicación Social- pero el PSOE se resiste a perder el control de la RTVG y quiere incluirla dentro de la Secretaria General de Medios dependiente de la Consejería de Presidencia. Pese a que restan algunos flecos- -tanto en el organigrama definitivo de la Xunta como en el programa conjunto de gobierno- ambas fuerzas sí han acordado el reparto de la Mesa del Parlamento, órgano que se constituye mañana: la Cámara autonómica la presidirá un socialista. Desde el lunes, el Bloque confía en pulir comple- tamente el acuerdo lo antes posible. Lejos de mostrar un espíritu conciliador con sus socios socialistas, Anxo Quintana aprovechó ayer la conmemoración en Baños de Molgás (Orense) del 28 aniversario de su primer mitin como político para advertir a Rodríguez Zapatero que, contra lo que nos vienen diciendo, sí hay deuda histórica en Galicia, y la van a tener que empezar a pagar Hay que conseguir que el Gobierno gallego plantee caminos para que la deuda se pague y aunque eso no se consigue extendiendo un talón lo primero es reconocerlo, porque no hay peor enfermo que aquél que no reconoce su enfermedad Anxo Quintana saluda a un vecino de Baños de Molgas (Orense) donde dio su primer mitin hace ya 28 años EFE El BNG, prudente Pero lejos de lanzar las campanas al vuelo, el BNG prefiere mostrarse prudente, y fuentes próximas a la negociación rechazaron hablar de un acuerdo entre ambas partes para puntualizar que hasta que no hayan quedado resuelto todos los flecos, no podremos hablar de un acuerdo En el aire quedan todavía tres áreas que ninguno de los dos partidos quiere ceder. Por un lado, la Dirección General de Política Lingüística, caballo de batalla del nacionalismo, actualmente integrada en la Consejería de Educación pero que el BNG reclama para el departamento de Cultura. Tampoco está claro dónde acabará la Dirección General de Montes, que el PSOE prefiere mantener en Medio Ambiente y los nacionalistas exigen que se transfiera a Medio Rural. Y por último, el control El nacionalismo controlará un 15 del presupuesto gallego J. L. JIMÉNEZ SANTIAGO. Las apariencias engañan. Tras el principio de acuerdo de ayer, el nacionalismo apenas controlará un 15 por ciento del presupuesto autonómico a través de sus cuatro consejerías- -Medio Rural, Industria, Cultura y Vivienda- -y la vicepresidencia. Pero avisan: Lo importante no es el dinero que se maneje, sino las políticas que se hayan pactado Así pues, restan importancia a que el PSOE vaya a llevar las riendas de los departamentos que más ceros manejan en sus cuentas, como Política maneja la Dirección General de Montes, otra área todavía sin asignar. Flecos en el programa Las negociaciones entre PSOE y BNG han durado dos largas semanas, salpicadas de desencuentros, contradicciones e interrupciones. El pistoletazo de salida lo dieron Quintana y Touriño hace dieciseis días, y desde entonces, las dos comisiones negociadoras- -compuestas por tres representantes de cada partido- -se entrevistaron a diario. En el debate sobre el programa todavía siguen sin concretarse temas como la reforma del Estatuto, la nueva legislación de las cajas de ahorro o la financiación autonómica, pero esperamos que después de la constitución del Parlamento resolvamos esto en pocos días Territorial, Educación o Sanidad, pese a que esta última cartera le fue ofrecida a los nacionalistas en la primera oferta socialista. Por eso nosotros decíamos que nuestra oferta era generosa comentaban fuentes nacionalistas, porque no nos interesaba controlar más dinero No obstante, siguen en el aire departamentos con una fuerte capacidad inversora. Sin ir más lejos, el presupuesto de la CRTVG (casi 120 millones de euros) es siete veces superior al de la actual Consejería de Emigración, una cifra muy similar a la que