Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 16 7 2005 Los sábados de ABC 95 que se trata de tres viales, y todo apunta a que vienen a ser la alternativa tópica a los compuestos que se inyectan en el rostro. ¡Que tiemble el doctor Chams... Sí tenemos toda la información de la Sensai Premier The Cream, de Kanebo, que desembarca en septiembre con intención de competir con su predecesora, la Sensai Ex The Cream, más conocida como el Rolls Royce de las cremas. Este producto, que fue un hito de la cosmética en 1988, salió a la calle con un precio de 100.000 de las antiguas pesetas. La que presentan ahora tiene un precio similar, 660 euros, pero como para que los resultados sean los que pretenden hay que usarla en combinación con The Emulsion (410 euros) y The Lotion (260) el resultado es que hay que desembolsar para borrar las arrugas 1.330 euros. EL GUINDO MÓNICA F. ACEYTUNO Las cremas de Sony (entre 60 y 500 euros) tienen detrás un regimiento de médicos, farmacéuticos, químicos e ingenieros COLORES DE LAS TIERRAS E Efecto destensión En exclusiva podemos adelantar que, a la vuelta del verano, también tendremos en nuestro país (solamente en las tiendas Sephora) la crema que ha creado el Dr. Frederic Brandt, un especialista americano que pone botox a Ruppert Everett o a Cher. Crease Release (150 euros un minitarro de 30 ml) es un producto revolucionario que se parece a los denominados efecto- botox pero que aseguran que realmente destensa los músculos faciales a los cinco minutos de aplicársela y dura hasta ocho horas. Su secreto es la alta concentración de Ácido Gama Amino Butírico (13 por ciento) una sustancia producida naturalmente por el cuerpo que relaja la tensión muscular y de la piel. Al producir este efecto, se evitan los pliegues que provocan los gestos de expresión instantáneamente. Madonna, que declara abiertamente que la usa, dice que resulta especialmente eficaz en el contorno de la boca, de los ojos y entrecejo. Capacidad de regeneración ¿Qué tiene de diferente? Que es capaz de proteger el ADN de las células. Esto se traduce en que el organismo se resiste al desgaste y repone continuamente las células dañadas. Todo empezó cuando comprendieron que un producto para el cuidado de la piel no podía transmitir su efecto completo si las células de la piel no estaban sanas, y por tanto, por muy bueno que fuera, se desperdiciaba la mitad de su efecto. Kanebo, en colaboración con la Facultad de medicina de la Universidad Hamamatsu y con la Universidad Médica Nara, desveló el mecanismo que subyace tras el debilitamiento de las funciones de reparación del ADN, y se puso a buscar una sustancia que estimulara la reparación del ADN. Tras cinco años de experimentos, descubrimos el extracto de un alga que, además de poseer propiedades destacadas de retención de la humedad, es rica en proteínas marinas naturales con capacidad de regeneración y autorecuperación sumamente altas nos cuenta el doctor Yoghito Takahasi, científico de la firma. Y empezaron a desarrollar este nuevo cosmético. Además del alga también hemos incluido el extracto de seda obtenido de los capullos del Koishimaru, un gusano de seda japonés conocido literalmente como el tesoro diminuto no sólo porque posee enormes propiedades de retención de la humedad, sino también por la escasa producción en cada capullo (de ahí su elevadísimo precio) añade la doctora Reika Takeda, me de la Mer a luces y sonidos, durante dos horas diarias, a lo largo de los 4 meses del proceso de fabricación. Pero la sorpresa que nos deparan ya puede tener la luz y la música incorporada para justificar los ¡2.100! euros que van a cobrar. De sus laboratorios va a salir un nuevo producto tan exclusivo y exquisito que se servirá sólo bajo pedido, por orden de encargo. ¿Cómo justifican ese precio? La respuesta no la tendremos hasta octubre, porque mantienen el secretismo en torno a este lanzamiento. Lo que sí podemos adelantar es otro de los científicos de los laboratorios nipones. Otras cremas de alta alcurnia que acaban de llegarnos del país del Sol Naciente son las de Menard y las Sony, las que utiliza la emperatriz de Japón. El elevadísimo precio de las primeras (450 euros la Crema Hidratante de Noche Embellir) se debe al extracto de Reishi, un hongo carísimo, muy apreciado en la medicina natural por su capacidad de fijar el agua en la piel y por sus cualidades antioxidantes, antiinflamatorias y En octubre saldrá la crema que será la alternativa a los compuestos que se inyectan en la cara. Precio: 2.100 euros relajantes. En el caso de Sony (entre 60 y 500 euros) cuentan con un importante respaldo científico (tras un costoso proceso burocrático, han conseguido la denominación de quasi- medicamentos y un regimiento de médicos, farmacéuticos, químicos e ingenieros que han trabajado muchos años para dar con un ingrediente que frenara el ADN (como han hecho en Kanebo) Ya lo tienen, y es un derivado liposoluble de la vitamina C (la Vitamina C es hidrosoluble y por tanto menos estable) que frena la degradación del ADN en las células cutáneas (Teoría de la Telomerasa) Y para que no digamos que todo es marketing, hasta el agua de sus formulaciones es diferente: Pico water se extrae a 80 metros por debajo de los Alpes del Sur, y tienen unas moléculas más pequeñas que penetran mejor en la piel. El diseño de sus envases lo han hecho en Pinin Farina, los mismos que diseñan las carrocerías de Ferrari. l suelo está lleno de seres diminutos de origen muy antiguo que, por analogía con el plancton del mar, reciben en su conjunto el nombre de edafon. Cuando viajo en coche miro lo distintos que son los colores del suelo. Se aprecian claramente cuando se atraviesa un monte donde quedó de pronto al aire la tierra con sus invisibles microorganismos, algas que viven hasta en los terrenos más áridos y esqueléticos, en la superficie de las piedrecitas y los terrones. Hace unos días aproveché que me quedaba sola para ir a ver a mis padres, lo cual supone cruzar media península, y seis colores distintos de tierra: marrón, negro, anaranjado, rojo, blanco y rosa. Del marrón oscuro de la tierra gallega, con algunas vetas negras de pizarra, se pasa por el anaranjado de León aunque, en ocasiones, se vuelve también negra, o de un color tan rojo que deslumbra, y luego se aclara muchísimo llegando a la ciudad de Burgos, donde la tierra es tan blanca como el interior de una concha. De Burgos hacia Logroño toma color nuevamente, hasta que la tierra se vuelve casi rosa en los montes que rodean a Nájera, y bajo los viñedos, donde los pámpanos ya tienen uvas. Me perdí por el camino y en Quintanillas pregunté a un pastor que iba con las ovejas muy limpias y muy peinadas. Una vez que me rescató del despiste, no pude evitar preguntarle: Oiga, estas ovejas, ¿están recién esquiladas? Si maja, sí 3. A lo mejor el color del suelo tiene que ver también con el habla. Casi todas las tierras están a pleno sol, y se ve a los campesinos refugiados bajo el único frutal que plantaron sin darse cuenta de que la mejor fruta de ese árbol sería su sombra. Asusta ver la tierra tan destapada, tan indefensa, tan desarbolada. El suelo no llueve del cielo, y si se marcha, no vuelve hasta que pasan miles de años y esos diminutos microorganismos hacen su lento trabajo sobre la piedra madre. Cuando llego a Tricio después de atravesar tantos colores terrosos, entro en el convento y leo la cita de San Juan de la Cruz, que es como si la leyera por vez primera, y que ahora escribo de memoria, En la tarde de la vida te examinarán del amor A lo peor también nos piden cuentas de lo que hicimos con la tierra.