Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 SÁBADO 16 7 2005 ABC Deportes Valverde se despide con aire de crack El murciano abandona el Tour de su debut por una tendinitis en la rodilla, quinto en la general, con una etapa de alta montaña, el maillot blanco y envuelto en una gran expectación de futuro JOSÉ CARLOS CARABIAS MONTPELLIER. Induráin abandonó en sus tres primeras comparecencias en el Tour (1985, 86 y 87) antes de acabar el 47 en 1988 con 24 años y menos de tres entrevistas en el palmarés mediático. Alejandro Valverde se despidió en su debut con una etapa de alta montaña, el maillot de mejor joven, quinto en la general y una victoria sobre Armstrong. La historia suele ser la mejor perspectiva para entender las cosas. La sensación del Tour se marchó en el avituallamiento de Uzes, el ducado más antiguo de Francia, teatro de interminables luchas entre católicos y protestantes. Su rodilla izquierda seguía emitiendo señales de dolor y en el Baleares pensaron antes en el futuro de un expectante Tour 2006- -ya sin Lance Armstrong- -y en una articulación en condiciones que en un presente inquietante por los Pirineos. Valverde descargó la rabia con el llanto dentro del coche de Vicente Iza, el masajista guipuzcoano que también recogió a Induráin en su última carrera como profesional, Hotel Capitán, camino de Cangas de Onís y los Lagos de Covadonga, Vuelta a España 96. El último telegrama que dejó Valverde en el Tour fue un aire pesaroso a cola de pelotón, el espacio que le resultaba desconocido. Arropado por un séquito de baleares, el murciano zigzagueó por la zona de avituallamiento antes de encontrar a su mecánico, Thierry, y a Iza. Y entregarse a la lágrima, al teléfono, la mujer y la familia, con la cabeza hundida y las gafas protegiendo su intimidad. Volveré con rabia y para hacerlo mejor Me voy triste, pero no quiero ser negativo Las dos caras del Tour reflejadas en las palabras de Valverde. Me fastidia por el equipo, pero también por mí, claro. Dos corredores (por Mancebo) siempre tienen posibilidad de hacer más daño. No puedo quejarme. Iba quinto, tenía el maillot de mejor joven y he ganado una etapa. Por eso abandonar jode mucho El corredor enseñó coraje en el adiós: El pelotón internacional ya me conoce y seguro que me tendrá muy en cuenta a partir de ahora Y la duda. ¿Te han tenido que convencer para que te retires? No exactamente. Entre todos hemos pensado que la decisión era bajarme si tenía el más mínimo dolor. Ahora lo importante es descansar tras le entrevistaban dos periodistas mexicanos, que tomaré la salida con seguridad, otra cosa es que me tenga que retirar Ha perdido la chispa, y mira que es difícil que se le baje algo contaba Unzué. Valverde ha insuflado un ánimo incandescente al Baleares, un equipo histórico que se había vuelto invisible en los últimos años. El pasado miércoles, después de la etapa, de atravesar la Madeleine y el Galibier al ritmo Discovery, Valverde subió al autobús del BaCLASIFICACIONES ETAPA RECORRIDO MIRAMAS MONTPELLIER KM. leares con la antorcha. Teníamos que haber atacado a Armstrong, Paco. Teníamos que haberle dado le dijo a Mancebo. Valverde apreció una cadencia pesarosa en el pedaleo de Armstrong en la Madeleine. Puede ser que queramos verlo, pero no era el de siempre comenta Unzué. Al murciano se le juntó el hambre con las ganas de comer. La intención de atentar contra el intocable boss y su dolor en la rodilla izquierda, que le obligó a pedir un calmante al médico de carrera, Gerard Porte. Por eso subió con un fuerte desarrollo el Galibier. Se siente más cómodo con un piñón menos. La Vuelta no está en sus planes La contradicción de su retirada. Una espléndida forma física, un arrojo desbordante para competir y una rodilla malherida. No se hubiera solucionado con infiltraciones. La rodilla de Alejandro necesita descanso, y es lo único que el Tour no le puede dar explica el doctor Hoyos. Valverde salió del hotel a las once de la mañana convencido de que no llegaría hoy a los Pirineos. Se dirigió a la salida sin su sonrisa contagiosa, la cabeza alta por su brillante estreno en el Tour y una señal negra, como la mota que se entregaban los piratas para decretar sentencias de muerte: un esparadrapo blanco que envolvía su rodilla izquierda en la parte alta del gemelo. Lo mejor es que se marche y descanse sentenció Unzué. Y, en la versión del Baleares, no piense en más objetivos. La Vuelta a España no figuraba en sus planes desde el comienzo de la temporada en Mallorca y sigue en cuarentena. Valverde llora tras su abandono AFP Enganchado al Tour Cuentan en el Baleares la chanza de Aitor Osa. Un ciclista de trazo limitado que en diez temporadas y un gran éxito (Vuelta al País Vasco 01) se empeñó en conocer el Tour. Su director, Eusebio Unzué, miraba para otro lado cuando el guipuzcoano le pedía una plaza para el Tour. Tanto insistió que un año, Unzué accedió. Le presentó a la Grande Boucle Aquí el gigante, aquí un aspirante a derribarlo. La relación duró un suspiro. Un par de noches. A Osa le tumbó el poder oculto de la carrera, su velocidad, el estrés. Y Unzué avaló su sospecha, como el abuelo protector. ¿Lo ves, no te lo dije? Valverde no es Aitor Osa. Ni Laguía, ni Gorospe, buenos ciclistas del antiguo Reynolds ofuscados en su relación con el Tour. Al murciano le ha hechizado la carrera y ha podido con ella, con su maquinaria, con Armstrong. En el salón de un hotel que maltrata a sus clientes, el Novotel Beumanoir, Eusebio Unzué era ayer un tipo inquieto por una decisión firme. Se había convencido, como todo el clan balear, de la determinación. Valverde debía aban- donar si persistía el dolor en su rodilla izquierda, una tendinitis en el tendón rotuliano producto de un golpe con el manillar de su bici en la contrarreloj por equipos. Fue una decisión que nació en el médico del equipo, el madrileño Jesús Hoyos. No le podemos llevar al matadero El matadero son los Pirineos, tres sesiones desde hoy. Echávarri escuchó a su galeno, Unzué lo mismo y quedaba Valverde, el más testarudo, el que el jueves por la noche decía, mien- Unzué: Era absurdo arriesgar. Las molestias no remitían. Es una decisión dura porque le veía capaz de cualquier cosa en los Pirineos Echávarri: Siempre te queda la duda, pero hemos pensado en su futuro Doctor Hoyos: Ni con infiltraciones hubiera mejorado. En los Pirineos hubiera sufrido como en un matadero. Necesita descanso y el Tour no te lo ofrece 13 ETAPA 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 173,5 3 h. 43: 14 m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. GENERAL 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11. 12. 13. 14. 15. 17. L. Armstrong (EE. UU Discovery) 46 h. 30: 36 M. Rasmussen (Dinamarca Rabobank) a 38 seg. C. Moreau (Francia C. Agricole) a 2: 34 I. Basso (Italia CSC) a 2: 40 S. Botero (Colombia Phonak) a 3: 48 L. Leipheimer (EE. UU. Gerolsteiner) a 3: 58 F. Mancebo (Illes Balears) a 4: 00 J. Ullrich (Alemania T- Mobile) a 4: 02 A. Klöden (Alemania T- Mobile) a 4: 16 F. Landis (EE. UU. Phonak) m. t. A. Vinokourov (Kazajistán T- Mobile) a 4: 47 J. Jaksche (Alemania Liberty) a 5: 33 C. Evans (Australia Davitamon) a 5: 55 J. Popovych (Ucrania Discovery) a 6: 25 A. Kashechkin (Kazajistán C. Agricole) a 6: 32 C. Sastre (CSC) a 6: 37 R. Mc Ewen (Australia Davitamon) S. O Grady (Australia Cofidis) F. Rodriguez (EE. UU. Davitamon) G. Trenti (EE. UU. Quick Step) T. Hushovd (Noruega C. Agricole) A. Geslin (Francia Bouygues) R. Förster (Alemania Gerolsteiner) M. Backstedt (Suecia Liquigas) G. Bortolami (Italia Lampre) C. Horner (EE. UU. Saunier Duval) OTROS ESPAÑOLES 17. I. Isasi (Euskaltel) 32. D. Cañada (Saunier Duval) 38. F. Mancebo (Illes Balears) 41. M. Astarloza (AG 2 R) 50. A. Vicioso (Liberty) 51. I. Camano (Euskaltel) 65. J. E. Gutiérrez (Phonak) m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. OTROS ESPAÑOLES 21. 30. 31. H. Zubeldia (Euskaltel) O. Pereiro (Phonak) A. Contador (Liberty) a 10: 07 a 16: 50 a 19: 31 a 21: 44 33. X. Zandio (Illes Balears)