Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 Economía SÁBADO 16 7 2005 ABC CONTRIBUYENTES, AL TREN ituló irónicamente La Gaceta El Gobierno presenta el plan de infraestructuras por cuarta vez Sean del tipo que sean, todas las autoridades disfrutan con las obras públicas: se sienten importantes y las obras dan mucho que hablar, permiten desviar la atención de las tropelías que están perpetrando en otros ámbitos (a veces también en ése) y les permiten ser casi inobjetables. Los medios subrayaron que los políticos estuvieron arropados por la flor y nata del empresariado, como si los empresarios fueran a escupir en la mano que les da de comer, mano que controla directamente casi la mitad del PIB e indirecC. RODRÍGUEZ tamente casi todo. La BRAUN misma lógica intervencionista es la que hace que los políticos de izquierda gocen anunciando que subirán los impuestos (no lo dicen así, dicen que aumentará el gasto público) y los de derechas se quejen porque el gasto ¡no se incrementa aún más! Pero sucede que, además, los gobernantes presumen de que el gasto público en el tren es bueno para la economía. Rodríguez Zapatero proclamó que aumentará el empleo gracias a que él (con el dinero de todos) logrará que el 90 de los españoles viva a menos de 50 km. de una estación de AVE. Esto es bastante dudoso. Los socialistas de todos los partidos propenden a invertir los razonamientos: como los países ricos tienen trenes o gastan mucho en ciencia y tecnología ¡eureka, ahí está la solución! Y creen que el gasto público mágica e inevitablemente genera el progreso. Gabriel Tortella, gran especialista en la historia de nuestros ferrocarriles, puso los puntos sobre la íes en un políticamente incorrecto artículo Las maravillas del progreso El País 12 mayo) donde recordaba que las inversiones en el ferrocarril en la España del siglo XIX no habían sido rentables, y lo mismo ocurre con el AVE Madrid- Sevilla, que aunque resulta estupendo y va siempre lleno es una ruina que apenas cubre los costes variables: La carísima infraestructura la pagan los contribuyentes, no los usuarios; y todos los visos son que así será en el futuro. Nos encontramos con problemas parecidos a los de nuestros antepasados: seguimos siendo un país con poca densidad de población y hay mayor dispersión de asentamiento que entonces. Salvo en contados trayectos, es más barato y racional el avión, que apenas exige infraestructuras; y para los trayectos donde el tren es rentable, el Talgo, utilizando la red ya existente, es mucho más barato y daría un servicio casi idéntico: por euro invertido, mucho mejor servicio Robert Fogel, premio Nobel de Economía, ya demostró que el tren no había sido un requisito del crecimiento económico en Estados Unidos. El tren es maravilloso, y el AVE aún más. Pero en estos asuntos también vale, antes de aplaudir cualquier gasto, aquello de un poquito de por favor T El precio de la vivienda ha crecido 14 veces más que los salarios desde 1987 CC. OO. dice que el esfuerzo para comprar un piso se ha multiplicado por 5 adquirir una vivienda requería 3,4 veces el salario bruto medio; en 2004 era necesario destinar 8,2 veces el salario bruto medio para comprarla M. V. R. MADRID. CC. OO. ha constatado que el precio de la vivienda ha crecido casi cuatro veces más que los salarios desde 1987, según su estudio Una nueva cultura para afrontar el creciente problema de la vivienda en España publicado en Cuadernos de Información Sindical. Este sindicato denuncia que el problema de acceso a la vivienda en España se debe a que el precio medio se ha multiplicado por cinco en términos nominales entre 1987 y 2004, lo que supone que si se deduce la inflación el aumento real ha sido del 130,3 Frente a esta subida- -compara CC. OO. -los salarios en esos 17 años sólo se han duplicado en euros nominales, que descontada la inflación sería un 9,6 más. Ante estos datos, el informe concluye que el precio de la vivienda en términos reales ha crecido casi catorce veces más que los salarios de las personas que deberían acceder a esas viviendas. Y este mayor esfuerzo queda reflejado en el índice que relaciona el salario bruto con el precio medio de una vivienda (ver cuadro superior) De esta forma, en 1987 adquirir una vivienda en propiedad de 90 m 2 requería 3,4 veces el salario bruto medio. En 2004 era necesario destinar 8,2 veces el salario bruto medio. b En 1987 Variación anual comparada del salario bruto y del precio de la vivienda 25,0 22,5 20,0 17,5 15,0 12,5 10,0 7,5 5,0 2,5 0,0- 2,5 Salario bruto anual Precio de la vivienda 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 00 01 02 03 04 FUENTE: CC. OO. INE y Ministerio de Vivienda Infografía ABC Otra de las conclusiones del estudio es que los precios de la vivienda están protagonizando su segundo ciclo expansivo de los últimos 20 años. En este sentido se explica que ambos casos (1986- 1991 y 1999- 2004) han ido asociados a periodos de intenso crecimiento económico. Por lo que respecta a la anterior fase de subida de los precios de la vivienda coincidió con la incorporación de España a la Unión Europea y la posterior entrada de la peseta en el Sistema Monetario Europeo; la más reciente ha coincidido con el proceso de acceso a la Unión Monetaria y con la plena puesta en circulación de la moneda única. Asimismo, pone especial énfasis en que las viviendas nuevas que se construyen son una minoría respecto al parque residencial existente (suponen el 3 del total) y pese a este escaso porcentaje ejercen un efecto de arrastre sobre la evolución de su precio de venta, ya que determinan el valor de compraventa del resto de las viviendas, que al ser bienes sustitutivos (vivienda nueva y usada) tienden a igualar sus precios, manteniendo un diferencial en función de la calidad o de la antigüedad de la vivienda. Más de 7,5 millones de viviendas Entre 1980 y 2003 se construyeron 7.566.700 viviendas, mientras que el número de hogares sólo se ha incrementado en 2.750.000, de lo que resulta una diferencia de 4.816.700 viviendas (63,6 del total) cuyo uso ha sido dirigido a renovar el parque, segunda residencia o permanecer desocupada. Méndez pide al Gobierno que empuje la negociación y Fidalgo le recuerda que es una parte más M. V. R. MADRID. Los líderes sindicales de UGT, Cándido Méndez, y de Comisiones Obreras (CC. OO. José María Fidalgo, hablaron ayer por separado y, pese a tener el mismo objetivo sobre la reforma laboral, no parecen coincidir en lo que espera cada organización del Gobierno. Así, Méndez emplazó ayer al Ejecutivo a empujar el carro de la negociación con el fin de que empresarios y sindicatos puedan llegar a acuerdos, mientras que Fidalgo, se mostró preocupado porque el Gobierno haya pedido a los agentes sociales que presenten una petición formal para reunir a la comisión de seguimiento del diálogo social, cuando- -recalcó- -el Ejecutivo es una pata más de esta negociación. El líder de CC. OO. que se reunió con el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, recordó que el Gobierno es una de las tres partes integrantes del diálogo, y no sólo se debe ocupar de presidir la comisión de seguimiento y de llamar para preguntar cómo van las cosas pidiendo a continuación al Ministerio de Trabajo y a la CEOE que presenten sus propuestas por escrito. Por su parte, el líder de UGT consideró positiva la actuación del Ejecutivo en el proceso de diálogo social, aunque precisó que en estos momentos debería empujar el ca- rro de la negociación de la reforma laboral, porque ya se han producido acuerdos importantes en materias como la regularización de los inmigrantes. Y por lo que respecta al actual proceso, reconoció la necesidad de que el Gobierno intervenga con frialdad dada la complejidad de esta negociación De momento, en Trabajo barajan la última semana de julio como fecha para convocar la comisión de seguimiento, solicitada por los agentes sociales. El fin de dicha reunión será, según explicó Méndez, identificar los factores y puntos del mercado laboral donde pudiéramos empezar a trabajar en paralelo e impulsar la negociación en esta materia Por su parte, el dirigente de IU, Gaspar Llamazares, anunció tras reunirse con Fidalgo, que su grupo parlamentario pedirá la comparecencia del titular de Trabajo, Jesús Caldera, ante el Congreso para que explique la postura del Gobierno sobre la reforma laboral.