Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 16 7 2005 Sociedad 49 Salud Dengue Fiebres tifoideas Fiebre amarilla No existe vacuna, es fundamental evitar la picadura del mosquito vector La picadura del mosquito Aedes aegypti transmite la enfermedad. Se caracteriza por un comienzo repentino, fiebre durante tres o cinco días, cefaleas, y dolores intensos durante una semana. Las zonas más afectadas son el Sudeste Asiático y África, aunque se han detectado casos aislados en Seychelles y Arabia Saudí. La única prevención ante la enfermedad es evitar la picadura del mosquito, teniendo en cuenta los horarios de máxima actividad de los mismos. No existe vacuna. La inmunización es aconsejable para quienes viajen largos periodos Es una infección bacteriana aguda causada por la Salmonella typhi, que se transmite por vía feco- oral. Cursa con molestias intestinales, fiebre elevada, cefaleas, estreñimiento... No suele convertirse en enfermedad crónica. Es poco frecuente en turistas. La vacuna no se exige en viajes internacionales. Es recomendable en zonas con alto riesgo, en países en vías de desarrollo de Asia, África y América Central y del Sur siempre que la estancia sea larga y se realice en áreas rurales. La vacuna es obligatoria si se viaja a zonas endémicas Es una enfermedad vírica infecciosa aguda, de duración breve y gravedad variable, transmitida por la picadura de mosquitos del género Aedes. La zona más afectada es el África tropical y América del Sur. Es infrecuente en viajeros y su contagio es poco frecuente en áreas urbanas. La vacuna sólo puede administrarse en centros de vacunación internacional autorizados por la OMS. Está indicada en viajeros que se desplacen a zonas endémicas. Algunos países exigen el certificado de vacunación. Afecta tanto a zonas urbanas como rurales, al reproducirse cerca de depósitos de agua Se transmiten por aguas y canalizaciones contaminadas por heces humanas Los países más afectados son los del África tropical y América del Sur; es poco frecuente en zonas urbanas Equipamiento básico del viajero exótico Son aconsejables artículos para primeros auxilios, como esparadrapos, antisépticos, vendas, apósitos, imperdibles, sales de rehidratación oral, analgésicos, antiinflamatorios y repelentes de insectos En países tropicales aumenta el riesgo de insolaciones y deshidrataciones, es aconsejable un gorro o sombrero que deje traspirar India, Vietnam y Tailandia, los destinos exóticos más frecuentados El Sudeste Asiático es uno de los destinos exóticos más demandados por los españoles. El requisito básico para viajar a estos destinos es no demorar la consulta médica, ya que los tratamientos profilácticos tienen que ser administrados con muchos días de anticipación. Ante la menor duda sobre la conveniencia de iniciar un tratamiento o recibir una vacuna, lo mejor es dirigirse a un centro de vacunación internacional (disponibles en todas las Comunidades Autónomas) El Ministerio de Sanidad tiene instalada en el apartado sanidad exterior de su página web (www. msc. es) un directorio de todos los países del mundo con las necesidades preventivas que requieren y las direcciones y teléfonos de los centros de salud exterior. No todos los viajes son iguales y sus condiciones sanitarias varían en función de los establecimientos hosteleros elegidos o la propia organización del viaje. Todas las regiones de India tienen riesgo de malaria o paludismo, por lo que las autoridades sanitarias recomiendan prevenir las picaduras de mosquitos con mefloquina, doxiciclina o atovacuona tanto en este país como en Vietnam y Tailandia. En los tres países, y en función de las actividades de riesgo, cuando se trata de viajes no organizados o en áreas rurales, se debe valorar la vacunación contra la hepatitis B y la del tetanos- difteria. Todo Vietnam tiene riesgo de malaria, excepto en núcleos urbanos, las llanuras costeras del centro y el delta del Río Rojo. Las áreas de mayor peligrosidad son las zonas altas del país por debajo de 1.500 metros de altitud y las provincias de Dak Lak, Gia Lai y Kon Tum. Tailandia tiene riesgo de paludismo en el medio rural, en particular en el bosque y la montaña, y principalmente cerca de las fronteras con Camboya y Myanmar (antigua Birmania) No existe riesgo en las ciudades, ni en los principales centros turísticos (Bangkok, Chiangmai, Pattaya, Phuket y Samui) Todos los tratamientos tienen que ser individualizados y prescritos por un facultativo especializado. Las prendas de manga larga protegen de las picaduras de los insectos Si viaja a lugares no urbanos puede que no encuentre agua potable. Lleve consigo volúmenes suficientes de líquidos y no beba los que no estén embotellados Si el destino está alejado de las rutas convencionales pueden ser útiles, además de las medicaciones específicas, los laxantes, antiácidos, pastillas para potabilizar agua... Elija fibras naturales para favorecer la traspiración. Son más útiles los pantalones largos para evitar picaduras y mordeduras de insectos y animales. En caso de que tenga que secar la ropa al aire intente plancharla con mucho calor, para evitar reacciones cutáneas Lleve un calzado adecuado para cada actividad. Las botas le protegerán de torceduras si va a recorrer caminos accidentados, además de las picaduras. Intente secarlas lo antes posible, evitará los hongos Fernando Rubio rios tratamientos antipalúdicos específicos, en función de las resistencias, en otros vacunas como contra la hepatitis A o B o contra la fiebre amarilla y, en otros, sólo sentido común. Por ejemplo, recuerda De Juanes, los españoles que han nacido después de 1960 no están inmunizados contra la hepatitis A, al no circular en España. Éstos tienen más posibilidades de contraer la infección vírica que los que nacieron antes. Alrededor del 10 de los viajeros que opten por destinos de aventura manifestará molestias que no habrán desaparecido a su regreso y tendrán que consultar con su médico. Pero casi la mitad de los turistas sufrirán la enfermedad más común, la diarrea. Para combatirla hace falta extremar el sentido común: no beber agua que no esté embotellada o no haya sido desprecintada en nuestra presencia, no tomar hielo, limpiar todos los alimentos y cocinarlos a altas temperaturas.