Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 16 7 2005 Internacional 27 EL CONFLICTO PALESTINO- ISRAELÍ Hamás levanta sus armas contra Abbas para mostrar quién manda en Gaza Dos muertos y decenas de heridos en las batallas internas más duras en años J. CIERCO GAZA. Y Hamás cogió su fusil. Y lo cargó. Y apuntó. Y disparó, pero no contra Israel sino contra las Fuerzas de Seguridad palestinas, contra la figura cada vez más debilitada de Mahmud Abbas, instalado ocho días en una Gaza con demasiadas hogueras sin apagar. Nos ha sorprendido la violencia empleada y la fuerza de Hamás De manera tan gráfica explicó ayer a ABC la situación, Nabil Abu Rudeinah, mano izquierda de Abbas, pues la derecha siempre fue para Yaser Arafat. No era para menos. Hacía sólo unos días, Abbas, junto al presidente sirio, Bashar al Assad, se había reunido en Damasco con los líderes en el exilio de los grupos radicales palestinos. La cita fue muy fructífera. El acuerdo: preservar la calma al menos hasta la evacuación israelí de Gaza. Apenas unas horas después, un miliciano del Yihad Islámico cometía un atentado suicida en Netanya matando a cinco israelíes. Por su parte, en Gaza, Hamás reanudaba el lanzamiento de cohetes Qassan contra sus vecinos sionistas. Uno de ellos mató a una joven israelí. se del ministro del Interior, Nasser Yusef. Lo hizo, sin embargo, a través del Yihad Islámico, que se postuló como mediador. La tensión cortará durante días la respiración de casi todos. Dos palestinos hacen fotos con móviles de un vehículo en llamas de la ANP EFE Fuego cruzado entre palestinos Así las cosas, y ante las presiones de EE. UU. y de la UE (Condoleezza Rice viajará en breve a la región) la ANP se vio obligada a intervenir, con la intención de evitar más vuelos de los Qassam. No pudo hacerlo. En la noche del jueves, cuando sus agentes descubrieron una célula de Hamás preparada para atacar Israel, quisieron detenerla. Los milicianos islamistas abrieron fuego. Fue la cerilla que encendió la llama y el fuego se expandió por toda Gaza. Hasta bien entrada la madrugada- -con el paréntesis de un ataque de los helicópteros Apache israelíes contra un centro cultural de Hamás- -unos y otros se enredaron a tiro limpio. Abbas se veía obligado a decretar el estado de emergencia en la Franja. Al alba, a la seis de la mañana, las Fuerzas de Seguridad palestinas entraban con tanquetas en el barrio de Al Zeitun, uno de los feudos de Hamás por excelencia. Su temeridad, evidente, al ser de inmediato cercados por centenares de hombres armados que, no sólo repelieron la ofensiva, sino que quemaron tres de las tanquetas. Los enfrentamientos, en los que se emplearon munición pesada, granadas anticarro y minas, se prolongaron durante horas, hasta la oración del mediodía en unas mezquitas muy agitadas. Dos palestinos murieron en la batalla, uno de ellos un niño de 13 años. Muchos otros resultaron heridos. La ANP decidió no negociar con Hamás de manera directa, que pidió el ce-