Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Internacional ATENTADOS DE LONDRES LOS AUTORES SÁBADO 16 7 2005 ABC La célula de Leeds LINDSEY GERMAIL De unos 30 años, de color y de origen jamaicano. Estalló su bomba en la línea de metro de Picadilly Se considera que entre 12 y 20 personas pueden formar parte de la célula Logística y finanzas Varias personas se habrían encargado de pagar o proporcionar los explosivos con dinero procedente de fraudes con tarjetas o de organizaciones caritativas islámicas MOHAMED SADIQ JAN De 30 años, casado y con un hijo de 14 meses. Trabajaba como profesor en una escuela de primaria. Se inmoló en la Circle Line en Edgware Road Mentor espiritual La persona que les había adoctrinado y que les inculcaría la idea del martirio como la mejor vía hacia el paraíso. Habría rezado con ellos para afianzar su determinación EL CEREBRO El MI 5 conoce la identidad del hombre que concibió los ataques. Sería un británico de origen paquistaní. Se cree que abandonó el país antes de los ataques Reconocimiento y planificación Varios voluntarios habrían recogido datos, mapas y horarios de los trenes SHEHZAD TANWEER De 22 años, se inmoló en la explosión de Aldgate. Visitó Pakistán y Afganistán en los pasados seis meses MAGDI AL NASAHR Egipcio y estudiante de Química, de 33 años, fue detenido ayer en El Cairo. La Policía le buscaba como posible responsable de la fabricación de las bombas. Tenía alquilado un piso en Leeds HASIB HUSSAIN De 18 años. Se suicidó en el autobús N 30. Había visitado Pakistán Infografía ABC La investigación policial del 7- J descubre un siniestro hilo que conduce a las madrasas paquistaníes y a la metástasis de células de Al Qaida desde la frontera afgana La Universidad del Yihad en Pakistán ANDRÉS TORRES MADRID. Jóvenes ataviados con turbantes negros se arrodillan en pequeñas alfombras en una clase abarrotada. Allí, escuchan en profundo silencio la clase impartida por un clérigo de barba prominente. Son los estudiantes talibanes en árabe) de educación religiosa en la escuela coránica madrasa de Darul Uloom Haqqania, una de las primeras instituciones de enseñanzas islámicas de Pakistán. Situada en el pueblo de Akora Khatak, cerca de Peshawar, ha sido descrita por el rotativo británico The Times como la Universidad del Yihad No en vano, dos de los terroristas suicidas del fatídico 7 de julio estudiaron allí. De hecho, este seminario, fundado en 1947, fue la cuna del activismo talibán y amamantó a las milicias que gobernaron Afganistán con puño de hierro y delirante fanatismo durante un lustro, hasta que la operación Libertad Duradera ejecutada por EE. UU. en represalia por el 11- S, los desalojara del poder. Al menos 2.500 de los estudiantes de Darul Uloom Haqqania proceden de tierras afganas, aunque la presión del Gobierno del general Pervez Musharraf ha provocado el descenso del alumnado extranjero. las madrasas desde su tradicional concepción de escuelas religiosas hasta una nueva definición como centros de reclutamiento de muyahidines, está directamente relacionada con el auge del militante integrismo islámico. En estas madrasas estudiantes de los estratos marginales de la sociedad reciben un lavado de cerebro en precarias condiciones de vida. El día comienza con una oración al alba, después un nimio desayuno de pan y té para continuar con las clases hasta el atardecer. Quien profana las reglas es susceptible de abusos físicos y encierros en jaulas. Cadenas y grilletes de hierro. Huelga decir que la radio o la televisión están terminantemente prohibidas. La educación impartida en es- te tipo de madrasas expande la guerra religiosa. Crea barreras infranqueables al conocimiento moderno y alimenta la intolerancia de la que se nutre el fundamentalismo islámico. Tras la independencia en 1947, había 137 escuelas coránicas en Pakistán. Hoy, existen unas 13.000 con un alumnado cercano a los 1,7 millones. Desde 1980, el emerger del Yihad les ha provisto de un terrorífico sentido. La relación del 7- J con Al Qaida El jefe de Scotland Yard, Sir Ian Blair, ha reconocido la existencia de un vínculo del 7- J con Pakistán. En este sentido, se investigan los viajes del Shehzad Tanweer- -el joven suicida de 22 años de origen paquistaní que se imoló La familia de uno de los terroristas se declara destrozada por el 7- J ABC LONDRES. La tragedia de la barbarie terrorista del 7 de julio en Londres tiene muchas caras. Una de ellas es la de la familia de Hasib Hussain, el joven de 18 años que se inmoló dentro del autobús de dos pisos de la línea 30 en Tavistock Square, privando de su derecho a la vida a trece personas. Estamos destrozados señala en un comunicado la familia del terrorista británico de origen paquistaní. Habríamos hecho todo lo posible por detenerlo, no teníamos conocimiento de sus actividades aseguran los parientes de Hussain. Lavados de cerebro El Yihad- -Guerra Santa- -es parte esencial del Islam proclama Maulana Samiul Haq, punta de lanza del seminario integrista. Los ataques de Londres son el resultado del apoyo británico a la guerra de EE. UU. contra todos los musulmanes sentencia el clérigo. En este macabro sentido de martirologio y venganza puede encuadrarse la proliferación de organizaciones yihadistas en Pakistán. La evolución de En la nota, sus familiares afirman que Hasib era un joven afectuoso y formal que no nos dio preocupaciones Así, reconocen sus problemas para encajar el golpe Nuestros pensamientos están con todas las familias que han perdido a un ser querido. Nosotros tenemos que vivir con la muerte de nuestro hijo en estas circunstancias difíciles Asimismo, también piden a los ciudadanos que cooperen completamente con las autoridades para esclarecer los dramáticos sucesos del 7- J. El comunicado concluye: Sólo pedimos que nos dejen llorar la muerte de nuestro hijo en la estación de Aldgate- -a la tierra de sus raíces familiares en 2003 y 2004. Fuentes confidenciales de dos agencias de Inteligencia creen que Tanweer estuvo en una madrasa hostil en Muridke, 35 kilómetros al este de Lahore, dirigida por el clandestino grupo suní Lashjar e Taiba, relacionado con la red de Bin Laden y prohibido por el general Musharraf desde su presunta implicación en el atentado contra el Parlamento de la India en diciembre de 2001. La breve estancia del joven suicida- -cinco días, según una de las citadas fuentes- -induce a pensar que viajó a Pakistán a recibir instrucciones de alguien. Así, se cree que Shehzad Tanweer se reunió en la segunda mitad de 2004 con Osama Nazir, detenido en noviembre del mismo año, por planear un ataque con granadas contra una iglesia en Islamabad en el que murieron cinco personas, entre ellas dos estadounidenses. Nazir, miembro de grupo suní Jaish e Mohamed vinculado a Al Qaida, declaró en prisión que se reunió con Tanweer en Faisalabad, 120 kilómetros al suroeste de Lahore. Ambas organizaciones negaron tajantemente que Shehzad Tanweer hubiera sido alumno de ninguna de las escuelas coránicas que tutelan. Asimismo, el terrorista que se hizo volar por los aires en el autobús de la línea 30 en Tavistock Square, Hasib Hussain, de 18 años, también habría viajado hasta Pakistán. Desde Londres, Sir Ian Blair sentencia: Sabemos quienes son los soldados rasos- -los suicidas- buscamos a quienes alentaron a los terroristas, a quienes los formaron, quién es el artificiero y quién es el banquero