Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 16 7 2005 23 El Ejército israelí ataca a Hamás y mata a seis de sus activistas en varias acciones en Cisjordania y Gaza Al menos veinte muertos en Irak en varias acciones terroristas, en su mayoría por coches bomba Scotland Yard cree que la investigación va a poder establecer una clara vinculación del 7- J con Al Qaida tados y habría abandonado el Reino Unido el día anterior a la ejecución del plan. La Policía parece haberle identificado como un británico de origen paquistaní, de unos treinta años de edad, pero no ofrece su nombre. Scotland Yard ha confirmado que alguien inscrito en una lista de personas peligrosas elaborada por el Reino Unido entró en el país a través de un puerto dos semanas antes del 7- J y que se marchó una horas después de la explosión de las bombas, pero asegura que no hay evidencia de que se trate de alguien relacionado con los atentados. Esa persona no fue puesta bajo vigilancia porque no figuraba en la parte alta de la lista. El Reino Unido prohibirá la entrada a quien esté vetado en EE. UU. y la UE Los imanes que inciten indirectamente al terrorismo serán perseguidos b El Gobierno británico introduce en una nueva legislación contra el terrorismo el delito de dar o recibir entrenamiento en el uso de sustancias peligrosas E. J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. El Gobierno de Tony Blair ultima una serie de medidas para terminar con la permisividad que ha venido demostrando hacia elementos extremistas islámicos que, si bien en territorio británico no parecen excederse en su activismo, alientan el radicalismo en otros países y se encuentran incluidos en listas de personas cuya entrada está vetada en otros Estados. Así el Reino Unido prohibirá automáticamente la entrada en el país a quienes se les deniega poder pisar suelo norteamericano o de cualquier otro Estado de la Unión Europea. Toda invitación para dar conferencias o residir temporalmente en el país dirigidas a personas incluidas en esas listas deberá ser comunicada directamente al Ministerio del Interior. De acuerdo con esta normativa, no sería posible la presencia estos días en Londres de Tariq Ramadan, que ha justificado los ataques suicidas palestinos y que tiene cerrada las puertas de EE. UU. De todos modos, hará falta una mayor coordinación entre EE. UU. y los países europeos, ya que se dan situaciones contradictorias como la denegación de entrada por parte de las autoridades norteamericanas a Zaki Badawi, presidente del Consejo Británico de Mezquitas y que se ha destacado por su discurso moderado. Badawi ha sido honrado con un galardón honorífico por Isabel II y fue invitado a un banquete con George Bush en el Palacio de Buckingham. Además, fue el líder religioso musulmán que suscribió el comunicado ecuménico de condena de los atentados del 7- J. Tres nuevos delitos Ayer se anunció también la introducción de tres nuevos delitos relacionados con el terrorismo. Se considerará delito dar o recibir entrenamiento en el uso de sustancias peligrosas también la participación en actos preparatorios para el terrorismo como la ayuda financiera y la provisión de casas o transporte, y la incitación indirecta para actos terroristas tanto en declaraciones públicas como privadas, medida que se aplicará también en la predicación de los imanes. Por otra parte, el Gobierno británico está negociando con Marruecos, Argelia y Túnez la firma de acuerdos que garanticen la ausencia de maltratos a aquellos sospechosos de terrorismo que decida deportar a sus naciones de origen. Alto mando de Bin Laden El jefe de Scotland Yard, Ian Blair, cree que la investigación va a poderse establecer una clara vinculación del 7- J con Al Qaida. Una de las hipótesis de trabajo es que el cerebro de la operación contactó con alguno de los futuros suicidas durante la estancia que al menos dos de ellos realizaron en escuelas religiosas de Pakistán. Fuentes policiales citadas por The Times indican que los cuatro terroristas se afeitaron el cuerpo horas antes de llevar a cabo los atentados en una ceremonia religiosa de purificación. La Policía sigue con sus registros tanto en Leeds como en Aylesbury, donde residía el cuarto de los suicidas. Un policía forense abandonaba ayer una tienda de Lodge Lane, en Londres AFP