Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional LUCHA CONTRA EL TERRORISMO ISLAMISTA SÁBADO 16 7 2005 ABC Reclusos comunes propinan una paliza a Abu Dahdah el primer día de su estancia en Castellón Prisiones investiga por qué se ordenó su traslado a un centro que no tiene Departamento de Régimen Especial poco después de que el líder islamista fuera increpado por un interno que le gritó: ¡Hijo de p... tú eres el culpable del 11- M! DOLORES MARTÍNEZ, PABLO MUÑOZ MADRID. Imad Eddine Barakat Yarkas, más conocido como Abu Dahdah y considerado como el jefe de Al Qaida en España, permanece hospitalizado para ser atendido de las heridas que sufrió en una agresión ocurrida ayer por la mañana en la cárcel de Castellón, perpetrada por internos condenados por delitos comunes. El ataque se produjo el primer día de estancia del líder islamista en esa prisión, a donde había llegado la noche anterior procedente de la de Madrid- II (Meco) Abu Dahdah pasó la noche en una celda del módulo de penados, en el que hay internos que como el líder islamista están en régimen de aislamiento y otros que, sin embargo, están clasificados en segundo grado. Esta particularidad se produce por la falta en el centro de un Departamento de Régimen Especial, de modo que el aislamiento se consigue con la combinación de horarios entre unos y otros reclusos. En concreto, se trata de que los más peligrosos no coincidan en ningún momento con los que han progresado de grado. b La agresión se produjo Se le cambiará de prisión Una policía en la habitación de Abu Dahdah en el hospital de Castellón do la pérdida de un diente, rotura de la nariz y un ojo muy hinchado, entre otros traumatismos. Está hecho un ecce homo dicen quienes lo han visto. Paralelamente, la dirección del centro, además de comunicar los hechos a la autoridad judicial, abría la pertinente investigación para localizar a los agresores, todos ellos delincuentes comunes según las fuentes consultadas y varios de raza gitana. El hecho de que el ataque se produjera en medio de un tumulto dificulta determinar el grado de participación de cada uno de ellos. La Dirección General de Instituciones Penitenciarias ha enviado a un inspector a la cárcel de Castellón para que se haga cargo de la investigación, que PAU BELLIDO Abu Dahdah será cambiado de prisión una vez que sea dado de alta del Hospital General de Castellón, ya que ha quedado muy marcado por la agresión sufrida y además se ha puesto de manifiesto que la prisión de Castellón no contaba con las instalaciones necesarias para garantizar suficientemente su seguridad. Además, su régimen de aislamiento será aún más severo precisamente para que se pueda proteger al máximo su integridad física. Curiosamente, el abogado de Abu Dahdah había presentado en su día recursos contra su aislamiento, que consideraba innecesario. das creen que la investigación interna ordenada por la directora general de Prisiones, Mercedes Gallizo- -cuya dimisión ha pedido el PP- revelará responsabilidades individuales, que pueden dar lugar a sanciones. En un principio, Abu Dahdah estuvo en un módulo de primer grado de la prisión de Soto del Real (Madrid) Tras el 11- M, y como consecuencia de la política de dispersión de reclusos islamistas, fue llevado a León, a un Departamento de Régimen Especial; luego a Castellón, donde estuvo menos de un mes sin que hubiera problemas, y finalmente a Meco, donde ha permanecido bastantes meses por el juicio a la célula española de Al Qaida. Una hora más tarde A las ocho y media de la mañana los reclusos de este módulo se dirigieron a la planta baja, donde están el comedor y una sala de estar, para desayunar. Una hora después lo hizo en solitario Abu Dahdah Teóricamente no debía haber nadie en esa dependencia, pero sin embargo todavía permanecían allí algunas personas. Entre ellas, un recluso de etnia gitana que nada más verle le increpó: ¡Hijo de p... tú eres el culpable del 11- M! Ante esa situación, los funcionarios decidieron llevarse a Abu Dahdah al patio del módulo. Siempre según las primeras versiones de los funcionarios, pasados algunos minutos, cuando el presunto terrorista se encontraba en el patio, se le acercó un recluso para comentarle que habían encontrado una pertenencia suya y que se acercara a recogerla. Los vigilantes le advirtieron de que no lo hiciera, pero a pesar de ello, y en un momento en que no le veían, fue a la sala. Allí, un grupo de internos, la mayor parte clasificados en primer grado, le rodearon y propinaron una brutal paliza. Barakat Yarkas fue atendido en la enfermería de la prisión, pero los médicos, dada la naturaleza de las lesiones, decidieron su traslado a un centro hospitalario próximo, donde quedó ingresado y permanecerá probablemente hasta mañana. El presunto terrorista fue sometido a pruebas médicas para descartar que sufriera daños internos. Se le ha aprecia- deberá determinar no sólo quiénes son los agresores sino también cómo ha podido ser atacado un individuo en régimen de aislamiento que además está considerado como un peligroso terrorista. Las fuentes consultadas consideran que el hecho de que la imagen de Abu Dahdah haya salido repetidamente por televisión durante el juicio a la célula española de Al Qaida, que acabó el pasado día 5, ha sido la razón por la cual este individuo fue reconocido tan fácilmente por los internos. Uno de los asuntos que deberá aclararse es por qué Abu Dahdah ha podido ser trasladado a un centro en el que no existe un Departamento de Régimen Especial. Las fuentes consulta- Cinco internos musulmanes celebraron la matanza de Londres EFE SAN SEBASTIÁN. La directora de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, confirmó ayer que cinco presos musulmanes, no vinculados al 11- M ni calificados como islamistas profirieron expresiones de alegría por los atentados de Londres en una cárcel española, por lo que han sido sancionados. Gallizo explicó en una rueda de prensa en San Sebastián, donde acudió para firmar un acuerdo para el traslado de la prisión de Martutene, que el pasado día 7 un grupo de internos de un centro penitenciario, cuyo nombre no concretó, profirieron expresiones de alegría ante los atentados ocurridos en Londres. Los hechos sucedieron, según indi- caron fuentes de Instituciones Penitenciarias, en la cárcel de A Lama (Pontevedra) donde uno de los reclusos celebró el atentado al grito de Muerte al infiel La directora general precisó que se trata de presos musulmanes, no vinculados al 11- M ni calificados como islamistas contra los que se tomaron medidas de forma inmediata. Los identificados como cabecillas de este colectivo fueron aislados de los demás reclusos, mientras que al resto del grupo se le ha aplicado medidas disciplinarias y de observación, similares a las que se adoptan a los presos acusados de terrorismo.