Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 16 7 2005 11 Se fugan cinco inmingrantes del Centro de Extranjeros de Madrid a los quince días de abrirse El Ejecutivo elimina las salas de Gobierno de los TSJ para crear los Consejos Autonómicos El Reglamento, pactado ayer por PP y PSOE, excluye el uso de lenguas cooficiales Los dos grupos mayoritarios dan a conocer su acuerdo horas antes de la reunión Zapatero- Carod de utilización del catalán en el Congreso ha provocado que Manuel Marín expulsara de la tribuna a varios diputados de Esquerra J. L. LORENTE MADRID. Tras 16 años de espera, la reforma del Reglamento del Congreso de los Diputados está cada vez más cerca. Los dos grupos mayoritarios- -PP y PSOE- -dieron a conocer ayer un pacto que hace semanas que cerraron. El motivo por el que el acuerdo no ha sido presentado hasta ahora es que populares y socialistas no han encontrado en este tiempo el momento político propicio según reconocieron los portavoces de ambos grupos en el Congreso, Eduardo Zaplana y Alfredo Pérez Rubalcaba. Se da la circunstancia de que el día elegido- -ayer- -coincidió con la entrevista que horas después celebraron en La Moncloa el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del principal socio político de los socialistas, Josep Lluis Carod- Rovira. La reforma pactada no incluye el uso de las lenguas cooficiales en el Parlamento, algo que conlleva el enfado de ERC. Los independentistas han sido el grupo que más ha enarbolado la bandera del catalanismo en el hemiciclo. De hecho, varios diputados de Esquerra han sido expulsados de la tribuna de oradores por el presidente de la Cámara, Manuel Marín, por utilizar la lengua cooficial en su Comunidad, episodio que enfrentó repetidamente a Marín con el portavoz del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. Tanto el PP como el PSOE quisieron desvincular su pacto sobre el Reglamento de la reunión entre Zapatero y Carod- Rovira. Justificaron la elección de la fecha con el argumento de que el lunes y el martes se reunirá en Sigüenza (Guadalajara) la ponencia parlamentaria que estudia la reforma y los grupos mayoritarios necesitaban llegar a esa cita con un texto que presentar a las minorías. Pero, en este contexto, Rubalcaba se encontró con el papelón de tener que explicar- -horas antes de que se reuniesen Zapatero y Carod- -a los medios informativos la postura de su grupo contraria el uso de lenguas cooficiales en el Parlamento. El portavoz socialista intentó salir del paso con el argumento de que el PSOE hablará de este asunto con el PP en los b El intento Las novedades del Reglamento Interpelaciones al jefe del Ejecutivo. El PP podrá formular dos al año, mientras que cada uno de los restantes grupos tendría derecho a una por legislatura. En la actualidad, el presidente del Gobierno únicamente se somete cada semana a tres preguntas en las sesiones de control. Debates de actualidad en el Pleno sobre asuntos concretos. Tendrán un límite de una solicitud por grupo y periodo de sesiones. Se revisará el procedimiento legislativo para primar los debates políticos en los Plenos y limitar las discusiones técnicas al ámbito de ponencia y la comisión. Flexibiliadad en la creación de grupo. Se permite crear un grupo si se tienen al menos tres diputados, el doce por ciento de los votos en las circunscripciones con escaño o el cuatro por ciento estatal. Actualmente el mínimo está fijado en cinco diputados. próximos meses. Rubalcaba no quiso quitar la razón a Zaplana, que minutos antes había dicho que el uso de las lenguas cooficiales no había sido tratado en ningún momento. Pero lo cierto es que el pacto no deja margen de maniobra. Uno de los principales puntos de acuerdo- -incluido en el preámbulo- -subraya que PP y PSOE se comprometen a no modificar ningún aspecto sustancial del Reglamento sin que exista el consenso de ambos Los populares han reiterado por activa y pasiva en los últimos meses que son contrarios al uso de lenguas cooficiales en la Cámara Baja, lo que hace casi imposible alcanzar un acuerdo en esta materia. Verde y con asas señaló Zaplana sin ocultar una sonrisa pícara cuando los periodistas le preguntaron por esta cuestión. Tanto Zaplana como Rubalcaba admitieron que estaban satisfechos con un acuerdo que agiliza la actividad parlamentaria y aumenta el control al Gobierno por la oposición. Como principales novedades se establecen la celebración de debates de actualidad en el Pleno y las interpelaciones al presidente del Gobierno. Sin embargo, ambos no han logrado el consenso en la regulación de las comisiones de investigación y las sustituciones de diputados por baja de enfermedad o maternidad, puntos previstos en su decálogo inicial. CHEMA BARROSO -más allá de cuestiones meramente técnicas, no políticas que nos llevarían a un segundo calvario de negociaciones, rebajas, matices En cuanto al apoyo dentro del Parlamento catalán al nuevo Estatuto, Carod dejó claro que con la sola presencia del tripartito no llegamos: es imprescindible CiU y expresó su deseo de que también lo apoye el PP, pero si no está, no se puede obligar a nadie a que esté También se refirió a las polémicas declaraciones de su portavoz en el Congreso, Joan Tardá, en las que pidió a Zapatero que pusiera orden en el gallinero socialista La zoología nunca ha sido mi fuerte y de gallineros no entiendo dijo Carod, tras reconocer que Tardá tiene un estilo peculiar de expresarse que debe ser respetado, aunque ello no implica necesariamente que refleje de la mejor forma posible una idea determinada El líder de ERC también se refirió al uso de las lenguas en las Cortes al afirmar que no tiene sentido exigir a la Unión Europea lo que no dan las instituciones españolas No quiso, sin embargo, valorar el acuerdo alcanzado por el PP y el PSOE sobre el Reglamento del Congreso, que deja fuera la cuestión lingüística en la Cámara Baja. Fuentes gubernamentales precisaron después que el líder de ERC había sido bastante exacto al reflejar el contenido de la entrevista. Además, hicieron hincapié en que la reunión fue intensa y subrayaron que el objetivo de consensuar un nuevo Estatuto es tan importante que no conviene fijarse plazos, porque pueden alargarse las conversaciones en pro del consenso. Un consenso para el que Zapatero expresó su disposición a hacer el máximo esfuerzo según sostuvieron las mismas fuentes. Sin apretón de manos Antes de comenzar la reunión, los reporteros gráficos no pudieron obtener fotos del apretón de manos entre Zapatero y Carod. El presidente del Gobierno no salió a recibirle a la puerta del edificio principal de La Moncloa- -algo que sí hizo en la reunión que ambos mantuvieron en septiembre de 2004- -y el líder de Esquerra entró solo en las dependencias gubernamentales. Al filo de las cinco y media de la tarde, la hora fijada para la entrevista, Carod bajó de su vehículo y subió las escaleras que conducen al edificio principal del palacio con un expresivo saludo a los reporteros gráficos. La siguiente imagen que pudieron ver los informadores de esta reunión fue a Zapatero y Carod sentados cada uno en un sillón departiendo con gesto relajado e, incluso, sonriente, aunque sin gesto afectivo alguno. De hecho, tampoco en este habitual salón de reuniones se pudo ver el apretón de manos entre los protagonistas de la entrevista.