Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 15 7 2005 Espectáculos 55 Los cuatro fantásticos Aquí el que no corre, vuela EE. UU. 2005 Director: Tim Story Intérpretes: Ioan Gruffudd, Jessica Alba, Chris Evans, Michael Chiklis E. RODRÍGUEZ MARCHANTE uando sus clásicos literarios se hicieron viejos y pesados y empezaron a carraspear narrativamente, en Hollywood decidieron pasar página y leer tebeos, un florido jardín en el que enterrar y desenterrar historias de doble filo. Tal vez se quiera ver esta mirada superficial como un resorte infantil del cine, pero probablemente responde a su propia esencia... Eso, y la necesidad de jubilar también a los antihéroes (no son tiempos de antihéroes) y dejarle el mando a los héroes, o mejor, a los superhéroes. Sin duda han colaborado también a esa voracidad las infinitas posibilidades técnicas del cine actual, donde los efectos digitales permiten superar hasta límites casi absurdos la imaginación de un dibujante o guionista de cómic. Los cuatro fantásticos a su modo, también clásicos, encuentran ahora en el esfuerzo del director Tim Story (y unos dos mil quinientos técnicos más) el movimiento exacto para pasar del papel al celuloide sin dejarse nada en el traslado. Son, o están, perfectos. El elástico Reed Richards, el fogoso Johnny mechero la espantosa Cosa si hasta se ve en sus justas medidas a la invisible Sue (la cual está envidiablemente visualizada por Jessica Alba, actriz hábil para hacerse contener entre las líneas del cómic, pues también protagoniza la espectacular Sin City de Robert Rodríguez y Frank Miller) Al igual que en el último Batman esta película muestra el principio de estos superhéroes: cómo y por qué dejaron de ser normales para convertirse en fantásticos aunque, a diferencia de la gran obra de Christopher Nolan, ésta no es una película oscura y depresiva, ni recorre pasillos y trastiendas del alma humana, ni tiene unos segundos términos y unos villanos tan brillantes. Aquí, ellos son superhéroes muy a su pesar, pero en el fondo están encantados de servir a sus conciudadanos (o sea, como políticos) los cuales los vitorean y aplauden a pesar de que son diferentes Superhéroes totalmente mediáticos, como diría un organizador de Cursos de Verano. Supongo que la película no pretende ahondar en estos asuntos de la tolerancia con los diferentes o de servicio a la comunidad, pero en algo hay que pensar mientras que la acción recorre la pantalla a una velocidad que haría potar a un funcionario. C Ioan Gruffudd, Jessica Alba y Chris Evans, ayer en Madrid en la presentación de Los cuatro fantásticos jea. Es hermano de Sue, la mujer invisible. Puede incendiar y emitir bolas de fuego de gran intensidad. Es una persona muy segura de sí misma pero a la vez inmadura, que no piensa en la gente de su alrededor Su personaje mantiene una relación muy especial con La Cosa. Nos entendimos muy bien durante el rodaje porque ambos somos bostonianos y tenemos la piel muy dura bromeó. Menos rebelde y amante de la fama que lo que representa su papel- que retrata a la cultura juvenil de ahora, que no se da cuenta de que la fama tiene consecuencias también se ha embarcado en las tres entregas, lo que le permitirá realizar otros proyectos de cine que le interesan más, aunque matiza que no hay que devaluar el esfuerzo de los actores en películas como Los cuatro fantásticos Sobre el cine que a él más le satisface se refiere a aquél que toca a las personas, que hace pensar y emociona. Que tienen un mensaje La Cosa (Michael Chiklis) Es el personaje al que le afecta más la transformación porque cambia completamente su aspecto y pierde a su novia. Se convierte en una criatura de gran fuerza, con piel rocosa de color anaranjado. El actor que lo interpreta- -que no ha viajado a Madrid para presentar el filme- -tuvo que soportar un traje de 30 kilos de peso en el que pasaba tanto calor que tuvieron que ponerle una manguera de aire frío. Su caracterización le provocó tanta ansiedad que necesitó de la ayuda de una psicóloga para llevar adelante su trabajo. JAIME GARCÍA A TENER EN CUENTA Unos personajes muy humanos. Uno de los objetivos que se perseguía con esta producción es el de imprimir a los personajes una gran humanidad. Que ésta se pudiera transmitir a través de sus ojos en los instantes precisos de transformarse en superhéroes con poderes sobrehumanos. Esto es lo que movió a no convertir a La Cosa en un mero personaje de ordenador. Esta premisa no ha impedido que en el filme se utilicen los más modernos efectos especiales, algunos de los cuales no existían hace un año, y lo que ha motivado también que se tardara tanto en dar el salto a la gran pantalla, pues el fin primordial era traducir los superhéroes del cómic en personajes de carne y hueso creíbles. Chris Evans, caracterizado como la Antorcha Humana