Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 15 7 2005 51 Cultura y espectáculos Un parque temático de diseño y arquitectura El Hotel Puerta América, aún sin terminar, presentado por muchas de las estrellas que lo han creado hotel de las estrellas, del grupo Silken, sobrepasa los 75 millones de euros. Tiene 34.000 metros cuadrados y 342 habitaciones (30 por planta) NATIVIDAD PULIDO MADRID. El hotel con más estrellas del mundo (19) aún a medio terminar (las habitaciones pares y las plantas 12 y 13 están en obras) abrió hace días sus puertas a los clientes y ayer hizo lo propio para la prensa. Había mucha expectación, fruto de una agresiva campaña de marketing Durante cuatro horas pudimos ir descubriendo los misterios del Hotel Puerta América de Madrid, un parque temático del diseño y la arquitectura. Lástima que este mismo recorrido (husmeando en habitaciones y suites planta por planta) no puedan hacerlo todos los clientes. Nada extraño, pues, que uno haya reservado ya cinco noches en cinco plantas distintas. La primera conclusión tras el agotador periplo es la desigualdad no sólo de estilos y tendencias, sino también de calidad de las propuestas. Y, para mal de males, los dos proyectos españoles no salen bien parados en la comparación. Las cuatro propuestas más rotundas (Norman Foster, Zaha Hadid, Arata Isozaki y Jean Nouvel) se comen a las de Mariscal y Vitorio Lucchino. El catalán, muy funcional, no se ha complicado la vida (donde más luce es en la parte gráfica) y los sevillanos se ponen barrocos y neo decó con esfinges de mármol blanco en el vestíbulo, plumas de escayola en los pasillos, murales pintados por Sergio Cruz en los cabeceros de las camas... Todo revestido de lino y terciopelo. b El presupuesto de este Imagen de una de las habitaciones creadas por Norman Foster en la planta 2 perfield o Arad utilizan el material estrella, denominado LG Hi- Macs, que consigue un acabado continuo, sin fisuras. Otros materiales muy utilizados en el hotel son el corian, las lacas... El acero inoxidable es el rey de la propuesta de Eva Castro y Holger Kehne, complicadísima y no bien resuelta del todo. Un accidente en el vestíbulo o los pasillos puede resultar letal. En cuanto a colores, blanco y negro son los protagonistas de este hotel de los locos. Los colores son campo acotado para la polémica fachada con toldos multicolores de Nouvel (ilustrados con el poema Libertad de Éluard) y el garaje de Teresa Sapey. Una pregunta malintencionada en una rueda de prensa, moderada por Concha García Campoy, desató la caja de los truenos: muchos de los participantes en el proyecto no están de acuerdo con la solución de Nouvel. Ni Mariscal yo siempre odié el arcoiris; tenemos un hotel de Mallorca en Madrid ni Marc Newson tuve que cambiar la gama de colores en las habitaciones, aunque podría haber sido peor ni John Pawson su propuesta limitaba, pero me echó el brazo por el hombro y me dijo que me amaba ni Ron Arad (puso un panel para tapar los toldos) Nouvel hizo gala de su saber estar y puso buena cara ante el chaparrón que se le vino encima: Tuve que ponerle un vestido a un edificio existente, que era demasiado convencional. No se puede hacer una tortilla sin romper huevos (Pasa a la página siguiente) Foster recrea a Chillida Cinco plantas más arriba, un concepto radicalmente opuesto: la sencillez depurada hasta el extremo del maestro Isozaki, que regresa a sus ancestros japoneses con un maravilloso elogio a las sombras (madera de hinoki, un tradicional panelado de madera llamado soji... envuelto todo en negro) Tres plantas más abajo, otra lección de maestría y elegancia, la de Sir Norman Foster (que ayer no acudió a Madrid) y su homenaje a Chillida. Ha creado un perfecto santuario urbano Blancos rotos, ocres y marrones dan color a la piel que envuelve las paredes, el roble de los suelos o el ónix retroiluminado que recrea los alabastros de Chillida y da forma a los lavabos y al escritorio. La ducha, en forma de pez, fantástica. La siempre sorprendente Zaha Hadid riza el rizo con formas sinuosas imposibles, que recuerdan a Gaudí. Todo en la habitación tiene continuidad. Sus bañeras son espectaculares, al igual que la imaginativa iluminación de las puertas. Tanto ella como Liaigre, Chip- Javier Mariscal firma la planta 11 junto a Fernando Salas JAIME GARCÍA Panorámica del bar, diseñado por Marc Newson JAIME GARCÍA