Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 Sociedad VIERNES 15 7 2005 ABC Ciencia Europa inicia el diseño de un telescopio gigante para detectar planetas similares a la Tierra Con un espejo de 50 a 100 metros, permitirá encontrar indicios de vida en otros lejanos mundos b Un centenar de astrofísicos europeos acaba de concluir un estudio sobre las posibilidades científicas de un instrumento de estas dimensiones A. AGUIRRE DE CÁRCER ENVIADO ESPECIAL DWINGELOO (HOLANDA) Divisar planetas como la Tierra y las primeras estrellas que empezaron a titilar en la oscuridad del cosmos son los desafíos que un centenar de astrofísicos europeos considera alcanzables con un supertelescopio provisto de un espejo al menos diez veces más grande que los actuales, entre 50 y 100 metros de diámetro. Después de tres años de trabajo para evaluar la viabilidad y el potencial científico de un instrumento de estas características, los astrónomos que acometieron este estudio anunciaron días atrás en Dwingeloo (Holanda) el comienzo de la fase de diseño de ese observatorio gigante, cuya construcción obligaría a llevar las actuales tecnologías a sus límites. El esfuerzo que supone el proyecto ELT (acrónimo de Extremely Large Telescope) podría culminar en una auténtica revolución para la resolución de los enigmas pendientes sobre la naturaleza del Universo, ahora inabordables con telescopios que ligeramente sobrepasan los diez metros de diámetro. Cuanto más grande es la superficie de los espejos que recogen la luz de las estrellas y galaxias, mayor es la capacidad de estos instrumentos para observar los objetos menos brillantes, precisamente los más lejanos de nuestro planeta y los más cercanos al origen del Universo. Capacidad de observación La capacidad de resolución de un espejo colector de 100 metros, dotado de sistemas de óptica adaptativa que eliminen de las imágenes las perturbaciones atmosféricas, podría llegar a distinguir dos puntos en la Luna separados por sólo dos metros. La capacidad de observación sería muy superior a la del fabuloso telescopio espacial Hubble que sólo puede distinguir objetos distanciados 95 metros entre sí en la Luna. La construcción de un ELT es una perspectiva excitante para los astrónomos explica Isobel Hook, de la Universidad de Oxford y coordinadora del estudio. Un instrumento así podría responder a preguntas realmente fundamentales: ¿Es la Tierra única? y ¿cuándo se formaron las primeras estrellas y galaxias asegura. Durante un encuentro celebrado en Dwingeloo por la Comisión Europea para presentar las infraestructuras astronómicas actualmente en proyecto, el investigador Gerry Gilmore precisó que el proyecto ELT es un reto tecnológico complejo, pero no imposible. En los estudios ya realizados no ha surgido ningún problema que indique que un telescopio tan grande no pueda llegar a funcionar El objetivo de los científicos europeos es comenzar durante los próximos cinco años la fase de diseño del ELT a través de un consorcio de institutos científicos, pero con la implicación de la industria desde un primer momento para que determine cuáles son las tecnologías críticas para desarrollar la construcción del observatorio. De esta forma se pretende abordar con una estrategia realista la fase de diseño, que estará liderada por el Observatorio Europeo del Sur (ESO) organismo al que pertenecen once países de nuestro continente. Según los investigadores implicados en este proyecto, el desafío no es tanto técnico como de tipo industrial y de gestión. Ya existen dos grupos científicos que han comenzado sendos proyectos que podrían ser la base del futuro ELT. Uno es liderado por la Universidad de Lund, que ha elaborado una propuesta técnica para un telescopio con un espejo de 50 metros de diámetro. El segundo es diseñado por astrofísicos de ESO, en colaboración con Universidades y empresas europeas. En este caso, el espejo propuesto tiene 100 metros. En ambos casos, los científicos han optado por el diseño de espejos segmentados compuestos por miles de piezas hexagonales que estarían perfectamente pulidas formando una superficie lisa gracias a la utilización de técnicas que ya se utilizan en los más grandes telescopios disponibles. Decisión definitiva en 2008 Con fondos del VI Programa Marco de I+ D de la UE, Gilmore y sus colaboradores abordarán durante los próximos cinco años todos los detalles del proyecto, desde su instrumentación hasta la selección de un emplazamiento para ubicar el colosal observatorio. El objetivo es presentar en 2008 una gran variedad de opciones para que las agencias gubernamentales implicadas en el proyecto tomen la decisión definitiva en base a información técnica crucial sobre el tamaño, diseño, coste y entrada en operación. En principio, el objetivo de la comunidad astronómica europea es iniciar la construcción del ELT en la próxima década con el áni- Dos diseños diferentes para el futuro ELT Espejo secundario Espejo monocromático Colector Espejo primario (3.048 espejos) Telescopio OWL Este proyecto es impulsado por el Observatorio Europeo del Sur, integrado por once países. El espejo del telescopio OWL estaria formado por 3.048 segmentos hexagonales de tamaño idéntico. En su diseño participan empresas y universidades europeas Características Telescopio Euro 50 Impulsado por la Universidad de Lund (Suecia) es un proyecto en el que colaboran también científicos de Finlandia, España, Irlanda y Reino Unido. Su espejo principal también sería segmentado y haría observaciones en los rangos óptico e infrarrojo Características Diámetro primario: 50 m Peso: 3.500 tm Coste: 594 mill. euros Terminación: 2014 Espejo secundario Espejo primario (618 espejos) INFOGRAFÍA: JAVIER AGUILERA CARLOS AGUILERA 25 m 50 Diámetro primario: 100 m m et ro Peso: 14.800 tm s Coste: 1.200 mill. euros Terminación: 2021 Comparación con un Boeing 747