Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid VIERNES 15 7 2005 ABC Ninguno supera los treinta años pero, día a día, desde el anonimato de pequeñas salas de música en vivo, han podido mostrar al público su mejor quehacer artístico. Ahora se ha reunido en un disco La melodía de El Búho Real TEXTO: MABEL AMADO FOTO: ABC MADRID. Unos muestran su lado más canalla y gamberro, otros, sin embargo, juegan con las palabras. Mientras unas cantan lo que me pellizca otros se inspiran en el Mediterráneo o mezclan el quejío del flamenco con el del blues. Así es la canción de autor, una ecléctica fusión de melodías y letras que se abre ahora al público general desde sus recónditas salas de música en vivo. Es el caso de El Búho Real (calle Regueros, 5) un local que hace ya diez años apostó por primera vez por una actuación en directo. Hoy, con más de 3.000 a sus espaldas y con un escenario ligado a nombres como Bebe o David de María, se ha embarcado en un ambicioso proyecto discográfico que ya tiene nombre propio: Búho Real. Nueve artistas nuevos Como ya hiciera recientemente otra legendaria sala madrileña, Libertad 8, ha reunido en un disco a nuevos jóvenes valores de la canción de autor con el objetivo de animar al público a que viva los comienzos de un artista, creciendo con él y sus canciones y conociendo su música antes del desarrollo profesional. El cantante Pitingo, con el flamenco como raíz, es único a la hora de mezclar bolero con son y quejío con blues Constancia Y es que los gerentes de El Búho Real conocen las dificultades, la constancia y la paciencia de los nuevos artistas que se embarcan en la red de los locales de música en directo. En sus escenarios, arropados por amigos, esperan la oportunidad de llegar al gran mercado. Otros, como Esmeralda Grao, Tontxu, Ismael Serrano, Luis Pastor o Pablo Guerrero, ya viven su sueño y, en numerosas ocasiones, muestran su apoyo a las figuras emergentes. Ahora, con el respaldo de la multinacional Emi- Virgin y con la implicación de productores como Carlos Jean, Javier Limón, Nono García, Gonzalo Lasheras, Carlos Martos, José Luis Garrido, Eldys Isak o Tato Latorre, nueve jóvenes talentos de entre veinte y treinta años han plasmado sus canciones- -dos por artista- -en un disco. Como afirma el responsable de El Búho Real, Darío González, tanto la sala como el disco atiende a una demanda de música de calidad por parte de un público exigente. Muy pocos son los artistas que tienen la oportunidad de acceder al gran mercado, debido a la gran complejidad que hoy en día existe en el mundo musical y discográfico, pero son artistas de mucho talento Dieciocho canciones, nueve artistas y otras tantas maneras de trabajar con la música. Tiza, Montoto (Madrid) Jesús Garriga (Canarias) Vanesa Martín (Málaga) el dúo Maluca (con María Berasarte, de San Sebastián, y Lucas, de Madrid) Pitingo (Huelva) Toni Beiro (Gerona) Rash (Madrid) y Berna (Canarias) son los nombres propios de este disco. Llegado desde lugares diferentes, algunos se han autoeditado sus maquetas y muy pocos han es- Son dieciocho canciones, nueve artistas y otras tantas maneras de trabajar con la música cuchado sus canciones en la voz de artistas conocidos. Sin embargo, todos han sentido el cosquilleo de cantar en íntimos y pequeños locales. Como reconoce Tiza, es cuestión de piel, pues al cantar me hago más abierta Algo parecido a Jesús Garriga, que con sus canciones intenta canalizar mi inadaptación al mundo Montoto tiene muy claro que sus letras confunden sueño y realidad, por eso este incondicional de El Búho Real habla en sus canciones de viajar a otros planetas. La malagueña Vanesa Martín utili- za la música como terapia, es como quedarme tranquila por dentro, quitarme un peso de encima Y si hay que hablar de mezclas, de granaína con bolero, de quejío con blues, nos viene a la mente Pitingo. Ritmos Mientras el dúo Maluca se acerca al Mediterráneo, Toni Beiro escribe en su pueblo, en un valle de hormigón y de fábricas. Terminamos con el ritmo de Rash, un urbano que canta historias de su vida para que todos las entiendan y se identifiquen, y con Berna, un ecléctico que tan pronto toca con piano y contrabajo como con una banda de siete músicos. Un poco de aquí y un poco de allá, flamenco, bolero, fado, bossa nova, rumba, ragamuffin, jazz... Así es Búho Real. Nueve artistas nuevos.