Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 15 7 2005 Internacional 29 HMAD HAMMAD Activista saharaui de Derechos Humanos No me maltrataron gracias a la presión ejercida desde Madrid Policías marroquíes lo detuvieron el lunes en la Casa de España en El Aaiún. El miércoles por la noche fue liberado TEXTO Y FOTO LUIS DE VEGA. ENVIADO ESPECIAL Hmad Hammad, en su casa de El Aaiún, en una imagen tomada hace tres semanas -Agentes de la Policía Judicial; los conozco, pero sólo de vista. También estaban presentes Hasan Gafari y Hamid Bahri (los marroquíes que dirigieron su detención) Éste les dijo delante de mí que debían tratarme bien. Ahí fue donde yo vi que la presión española estaba funcionando y que las cosas no estaban muy a favor de los marroquíes. ¿De qué le acusan? -Cada vez que pasa algo ellos buscan a los activistas, que son los que manejan la información y las denuncias sobre los derechos humanos. Siempre están buscando acusaciones para cerrarnos la boca. Te acusan de pertenencia a banda armada, de tirar piedras, de cortar la circulación... De todo esto me han acusado. ¿Por qué cree que está usted libre y no la activista Aminatu Haidar (espera juicio en la cárcel Negra después de ser herida el mismo día que él y detenida en la sala de urgencias del hospital) -Por las informaciones de las que dispongo, todo es por las presiones que llegan desde España. Creo que Moratinos pidió que respetaran mis derechos. ¿Cree que su detención ha servido de algo? -El Gobierno español tiene que hacer algo sobre la situación del Sahara. Desde las últimas manifestaciones las violaciones de derechos humanos son constantes. La responsabilidad histórica es de España, porque esto sigue estando oficialmente bajo su soberanía. EL AAIÚN. Hmad Hammad cuenta que le metieron como compañeros de calabozo a dos borrachos que, al menos, le hicieron esbozar una sonrisa durante sus dos días de cautiverio. ¡Viva el Frente Polisario! gritaba uno de ellos ya en el cuartelillo. Calla, que nos van a detener contestaba el otro con menos lucidez aún. El activista contesta a esta entrevista de ABC en medio del inmenso jolgorio desatado en El Aaiún tras su liberación. La casa familiar, en el barrio de Hay Villas, es una fiesta con decenas de personas. ¿Cómo ha transcurrido su detención desde que se lo llevaron de la Casa de España? -Me trasladaron a la comisaría de la Policía Judicial y allí comenzaron los interrogatorios. No me maltrataron, creo que gracias a la presión ejercida desde Madrid por el Gobierno español. ¿Sobre qué le preguntaban? -Sobre las manifestaciones realizadas en El Aaiún y si había participado en ellas. Les dije que sí, que en casi todas, pidiendo la independencia del pueblo saharaui. También me preguntaron por la intervención de algunos manifestantes contra la Policía y les dije que no sabía nada, pero que era la Policía la que intervenía a palos, porque eso fue lo que me pasó a mí en el hospital. (Hammad se recupera todavía de la agresión por parte de un grupo de agentes a la entrada del centro hospitalario Benmehdi el pasado 17 de junio) ¿Quiénes le interrogaban?