Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 VIERNES 15 7 2005 ABC Internacional Tony Blair guardó ayer los dos minutos de silencio en homenaje a las víctimas en el jardín de Downing Street, flanqueado por oficiales distinguidos por la Policía AP La Policía del Reino Unido sigue el rastro del enviado de Al Qaida que coordinó la matanza del 7- J El cuarto terrorista suicida era un británico de origen jamaicano b El supuesto cerebro de la ma- sacre, conocido por sus vínculos con la red de Bin Laden, entró en el Reino Unido semanas antes de los ataques y salió del país la víspera ÍÑIGO GURRUCHAGA. CORRESPONSAL AYLESBURY. La Policía cree que un hombre con nacionalidad británica y crecido en una familia procedente de Pakistán es el inspirador del atentado múltiple cometido el pasado 7 de julio en Londres. Ayer se confirmó oficialmente que el número de víctimas asciende al menos a 54 personas. El sospechoso, de unos treinta años de edad y conocido internacionalmente por sus vinculaciones con la red terrorista Al Qaida también en Estados Unidos, entró en el Reino Unido hace unas semanas en un ferry, y abandonó el país en vísperas del atentado cometido por cuatro terroristas británicos. Aunque el Escuadrón Antiterrorista de la Policía Metropolitana no quiere confirmar ningún dato que aún no pueda probarse ante un tribunal, va emergiendo en las últimas horas un cuadro más completo de la trama, que tiene ramificaciones en al menos dos comarcas inglesas. El supuesto cerebro del atentado se habría alojado en las semanas previas a la matanza en un piso del barrio de Hyde Park, en Leeds, donde antes vivía un estudiante egipcio que cursaba un doctorado en Química y Biología. Allí se habrían preparado las bombas para el 7- J. El enviado de Al Qaida contaba con las simpatías de tres jóvenes en la región de Yorkshire Oeste. En Beeston, un barrio de Leeds, en el centro Hamara, promovido con fondos públicos para favorecer el empleo y la relación multicultural entre jóvenes, había un grupo que parecía agitado por el radicalismo. El aparente promotor de esas ideas es Ejaz Fiaz, crecido en una familia rota por el abandono; primero, del padre, que regresó a Pakistán, y después de la madre, que marchó con sus tres hijas dejando a los tres hijos varones solos en la vivienda familiar. Fiaz fue erróneamente identificado en un principio como uno de los autores. Vidas sin rumbo Pero él habría logrado implicar en debates que se extendían hasta la madrugada a Shehzad Tanweer, de quien su propia y próspera familia dice que no lograba fijar una dirección para su vida; o a Hasib Hussain, que encontró en la religión una vía para encarrilar su vida anterior de gamberro. En la vecina Dewsbury vivía con su mujer y su bebé Mohamed Sadiq Jan, un ejemplar empleado de una escuela primaria, muy querido por sus colegas y por los padres de los alumnos por su constante aplicación para resolver problemas. Una madre afirmaba ayer que Un policía procede a una voladura controlada ayer en una casa de Leeds AFP El presunto organizador de los atentados fue abandonado en su niñez primero por su padre, y luego por su madre Jan era el interlocutor ideal en la escuela. Tanweer, Hussain y Jan partieron de Leeds hacia el sur la pasada semana. Su rastro se pierde hasta que la reconstrucción de los atentados permite a la Policía identificarles en el aparcamiento de la estación de tren de Luton, en el noroeste de Londres, en la misma mañana del pasado jueves. Estaban acompañados por Lindsey Germail, de unos treinta años de edad,