Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 15 7 2005 Nacional BAUTIZO DE LA HIJA DE LOS DUQUES DE PALMA 17 La Infanta Doña Cristina, con su cuarta hija en brazos, junto a Sus Majestades los Reyes y al Duque de Palma de Mallorca, en el Palacio de La Zarzuela FOTOS: POOL Un ensayo para la Princesa de Asturias BEATRIZ CORTÁZAR MADRID. Discreción y elegancia. Colores suaves y líneas sencillas. Chaquetas entalladas y delicados encajes. Así sería a grandes rasgos la imagen que ayer dieron las damas de la Familia Real en el bautizo de la hija de los Duques de Palma de Mallorca, Irene Urdangarín y de Borbón. Una vez más las Infantas demostraron lo que han evolucionado en el buen vestir. Doña Cristina estaba muy favorecida con un conjunto de falda y blusa de gasas en verde agua con escote abierto y una lazada lateral. A pesar de lo reciente del nacimiento de su cuarto bebé, la Infanta ya ha recuperado su figura y de ahí que su imagen fuera de lo más estilizada. Si a eso se añade que se peinó con un romántico mo- ño, pues el efecto era aún mayor. Como joyas, Doña Cristina lució el anillo de oro y brillantes que ya llevó a la salida de la clínica Teknon, donde nació Irene, y que no sería nada raro que le hubiera regalado su esposo por este parto, y unos pendientes largos de brillantes y perlas. Fiel a su estilo- -no en vano es una de las elegantes oficiales de todas las listas que se hacen- -la madrina de Irene Urdangarín, Rosario Nadal, fue de lo más acertada. Lógicamente se trataba de celebrar el bautizo de una nieta de Reyes y la ceremonia merecía toda la solemnidad del sacramento religioso y qué mejor que el conjunto en tono perla que la esposa de Kiril de Bulgaria lució donde destacaban los encajes que adornaban las mangas de la cha- queta. Rosario también optó por un moño de estilo italiano y un maquillaje muy suave. El calor que ayer hizo en Madrid lo sofocó Doña Sofía mientras se aireaba con un abanico en el mismo tono que su vestido. A su lado la Infanta Doña Elena siguió muy atenta la ceremonia mientras agarraba de la mano a su hija Victoria Federica, hasta hace bien po- Embarazada de cinco meses, Doña Letizia acudió con un conjunto de Felipe Varela en tono perla, casi blanco, de corte premamá co la única niña en los nietos de los Reyes. La Duquesa de Lugo escogió un conjunto en un verde perlado con unos adornos bordados en la cintura. Lógicamente muy atenta a todo estuvo la Princesa de Asturias en el que fue su bautismo en los bautizos de la Familia Real. El próximo será el de su hijo y de ahí tal vez el interés con que Doña Letizia siguió la ceremonia. Embarazada de cinco meses, la Princesa acudió con un conjunto firmado por el diseñador Felipe Varela (desde luego, el favorito de Doña Letizia en los últimos meses) en tono perla, casi blanco, de corte premamá. Como anécdota cabe destacar que tanto el padre de la bautizada, Iñaki Urdangarín, como el padrino de la ceremonia, Pedro López Quesada, llevaron corbatas en tono perla demostrando también ellos que este verano los colores claros y suaves son la clave de la temporada.