Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional LA NEGOCIACIÓN PARA EL NUEVO GOBIERNO GALLEGO VIERNES 15 7 2005 ABC El BNG rompe con el PSOE al exigir una vicepresidencia con cartera para Quintana Los socialistas ofrecen cuatro consejerías y un número dos sólo político de los nacionalistas sorprende al PSOE, que pretende reducir de 14 a 12 el número actual de consejerías para cumplir su programa de austeridad JOSE LUIS JIMÉNEZ SANTIAGO. Anxo Quintana quiere revestirse de poder en su estreno como miembro del Ejecutivo bipartito de PSOE y BNG y no se conformará con la vicepresidencia que Emilio Pérez Touriño había diseñado para él. Los nacionalistas gallegos rompieron ayer unilateralmente las negociaciones con los socialistas para formar gobierno tras rechazar el reparto de consejerías que el PSOE había propuesto. Sin embargo, tras esta ruptura se escondería la estrategia nacionalista de forzar un nuevo encuentro entre Quintana y Touriño antes del próximo lunes, fecha en que se constituirá el nuevo Parlamento de Galicia. La clave del desencuentro está en el reparto de poder. Los nacionalistas no aceptaron la oferta realizada ayer por el PSOE para ocupar cuatro consejerías- -Pesca, Cultura, Políticas Sociales y de Igualdad y Sanidad- -y ubicar a su líder, Anxo Quintana, en una vicepresidencia de contenido político con competencias de Relaciones Institucionales e Interior, explicaron fuentes socialistas. Los socialistas reservarían para ellos otras ocho carteras, además de la Presidencia de la Xunta para Emilio Pérez Touriño, que dirigiría un gabinete con doce departamentos. b El abandono Manuel Fraga, ayer al término del Consejo de Gobierno gallego EFE Fraga equipara a Barreiro y Núñez Feijóo en el nuevo PP de la oposición SANTIAGO. Manuel Fraga ya ejerce de líder de la oposición. Ayer, el todavía presidente de la Xunta en funciones mantuvo la primera reunión con su grupo parlamentario, en la que se dictaminó cuál será el organigrama de los populares para su acción de oposición. Fraga concentrará todo el poder decisorio en su persona, y se suprimirá la figura anteriormente existente del presidente- coordinador de grupo. Por debajo del veterano político se situarán cuatro portavocías adjuntas, dos de mayor rango y otras dos secundarias. Las primeras estarán ocupadas por los actuales vicepresidentes de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo y Xosé Manuel Barreiro, equiparados en la escala de mando para evitar posibles tensiones en la carrera sucesoria. Tras ellos, Manuel Ruiz Rivas y Roberto Castro, uno de los diputados afines al barón orensano José Luis Baltar, quien ha conseguido colocar a su hijo en la secretaría segunda del Parlamento de Galicia como representante de los populares. El otro puesto de la Mesa de la Cámara autonómica corresponderá a Xaime Pita, actual consejero de Presidencia en funciones y portavoz de los populares en el hemiciclo durante la pasada legislatura. Más poder para Quintana El BNG, por su parte, exige que se dote a la vicepresidencia de Quintana con una consejería que le otorgue más cuota de poder- -las áreas de Bienestar e Igualdad, Protección Civil y Relaciones Institucionales- -y se eleve a trece el número de áreas de gobierno de la futura Xunta, reclamando para sí cinco departamentos: Cultura, Agricultura- -con la denominación de Medio Rural y competencias en materia de Montes- Industria y nueva consejería de Urbanismo, Vivienda y Transporte, que resultaría de disgregar en dos el actual área de Política Territorial. Sin embargo, el PSOE rechaza sobrepasar las 12 consejerías- -en la actualidad, el Ejecutivo de Fraga se divide en 14- porque la austeridad es uno de los compromisos de campaña de Emilio Pérez Touriño, y no lo vamos a romper El PSOE no podía ocultar en la tarde de ayer su sorpresa ante la reacción de los nacionalistas, dado que durante las conversaciones para consensuar el programa ya habían surgido divergencias, pero nunca se había escenificado esta ruptura comentaban fuentes socialistas. A última hora de la tarde, los socialistas, reunidos en su sede regional de El Bloque tacha de regateo absurdo la oferta socialista y avisa de que el próximo gobierno es cosa de dos la calle O Pino en Santiago, confiaban en que hoy por la mañana se retomen las negociaciones con el BNG tras la pantomima de la ruptura, y contemplaban la posibilidad de que todo forme parte de una estrategia nacionalista para forzar el encuentro QuintanaTouriño. El BNG renuncia a lo económico Los nacionalistas tildan de generosa su oferta, por entender como una gran concesión al PSOE no exigirle participación alguna en el eje económico del futuro gobierno, y cederle además a los socialistas la Presidencia del Parlamento, que recaerá probablemente en Dolores Villarino, diputada electa por Pontevedra y una de las veteranas de la Cámara. Así, fuentes del BNG explicaron que con su propuesta, a los socialistas les correspondería gestionar cerca del 80 por ciento del Presupuesto de la Xunta y el 70 por ciento del personal Por ello, la dirección nacionalista considera que la oferta del PSOE es un sinsentido porque entra en un regateo absurdo, y advierten que de mantener esta postura, las negociaciones se situarían al límite de las posibilidades para llegar a un acuerdo. Además, apuntaron que Anxo Quintana está francamente preocupado porque estima que el PSOE no tiene voluntad política de llegar a un acuerdo Los socialistas tienen que entender que el próximo gobierno es cosa de dos recordaron desde el BNG.