Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL LABERINTO VASCO VIERNES 15 7 2005 ABC PATÉTICA IZQUIERDA a situación de la izquierda democrática en el País Vasco y en Cataluña ha estado siempre entre lo dramático y lo patético. En las vigilias de la transición fueron los mensajeros de la buena nueva nacionalista y de los hechos diferenciales. Defendieron la causa de los Ajuriaguerra y de los Tarradellas. Se dieron la mano con Arzalluz y Pujol. No habría democracia en España- -dijeron- -sin unos partidos nacionalistas fuertes y, de este modo, UCD se desangró en Cataluña y en el País Vasco a favor de los nacionalismos moderados Hijos de cementeros, jóvenes abogados brillantes y funcionarios CÉSAR ALONSO que no habían dado un DE LOS RÍOS palo al agua durante el franquismo se apuntaron a CiU y al PNV. En el País Vasco al PCE se le escapaban todos los votos jóvenes a ETA y alrededores. Quedó Madrazo y ahí quedó de monaguillo. La cantinela de los nacionalistas durante décadas ha sido la de que los nacionalistas tienen que sentirse cómodos en el Estado y ello había que llevarlo hasta el punto de sacrificar el modelo autonómico a su conveniencia. Más que respetar las minorías aquí se las ha convertido en decisorias. Comenzaron con una sobre- representación en el Parlamento y ahora se va a esta segunda transición que suponen los nuevos Estatutos para complacerles a ellos. Y digo que el papel de los socialistas ha sido patético, además de dramático, porque, después de tanto sacrificio por los nacionalismos y a lo largo de estos años, han ido cayendo a tiros muchos socialistas, ciertamente no eliminados por los abertzales moderados aunque sí por los socios de éstos. A pesar de todo, los socialistas han permitido que la lógica democrática no se aplicara a los nacionalistas e incluso han justificado esta excepcionalidad. En definitiva, los socialistas han atribuido siempre un plus democrático a los nacionalistas. Tan culpables se han sentido de la supuesta persecución que sufrieron el País Vasco y Cataluña durante el franquismo. Ha sido tal el desdoblamiento entre los intereses propios y los de los nacionalistas, tal la enajenación, que han terminado convirtiéndose en nacionalistas. Así, Maragall. Así, Patxi López. Y ha sido en este momento cuando algunos socialistas catalanes se han hartado de esta situación asfixiante. ¿Una definitiva y esperanzadora toma de conciencia aun cuando se trate de una minoría? Aún no lo veo. Siguen considerando peor a la derecha que a los nacionalistas (Vidal Quadras estaría bien- -dicen- -si abandonara el PP) Pero me preocupa, sobre todo, que algunos de estos intelectuales hayan querido ver en el bárbaro que les amenazaba hace unos días desde Avui un representante de la derecha fáctica, del capitalismo, del sistema. Los está matando un nacionalista y ni siquiera entonces quieren reconocerlo como tal... L Barreda se desmarca del PSOE y pide actuar ya contra EHAK, y el PP exige que comparezcan Aguilar y Alonso El presidente autonómico: No se puede hacer la política del avestruz díficil que pueda recuperarse el consenso porque, según dijo, el Gobierno ha roto todos los ejes de la lucha antiterrorista J. L. LORENTE ABC MADRID TOLEDO. El PP, que hizo de la lucha antiterrorista la principal protagonista de la recta final del último periodo de sesiones, no quiere que las vacaciones parlamentarias le rompan su estrategia. Ayer, tras la última información de ABC, anunció que pedirá la convocatoria de la Diputación Permanente del Congreso para que los ministros de Interior y Justicia- -José Antonio Alonso y Juan Fernando López Aguilar- junto al fiscal general del Estado, Cándido Conde- Pumpido, acudan con carácter urgente a la Cámara a explicar su decisión de no instar la ilegalizab Rajoy ve ción de EHAK. El portavoz del Grupo Popular, Eduardo Zaplana, se encargó de enumerar las pruebas que vinculan a esa fuerza política con ETA: El Partido Comunista de las Tierras Vascas no ha condenado ni uno solo de los atentados de la banda; 44 representantes electorales de esa formación tenían condenas por delitos de terrorismo; el 30 por ciento, al menos, de sus apoderados lo fueron también de Batasuna; los presos etarras lucen en las cárceles camisetas con sus siglas en euskera, y ETA, en su último boletín, presume claramente de influir en las instituciones vascas a través del PCTV Para Zaplana, si todo eso es así, ¿por qué el Gobierno no cumple con su obligación legal? ¿Por qué el fiscal general no insta clarísimamente la ilegalización de este partido, cuando además hay una investigación judicial abierta a instancias de la Asociación de Víctimas? Tras subrayar que las comparecencias del Alonso, Aguilar y Pumpido están más que justificadas el portavoz del PP reclamó para su grupo todo el derecho del mundo a pensar que si no se insta esa ilegalización es porque se está negociando o dialogando con el mundo del terror Diferencias en el PSOE Zaplana, que considera que España está huérfana de política antiterrorista tachó de grave irresponsabilidad que el Gobierno permita a los diputados de EHAK sentarse en el Parlamento vasco. Pero aún es peor que el Ejecutivo siga cerrado a iniciar un proceso de ilegalización. Esa decisión supera el umbral de lo tolerable concluyó tras recordar que hay voces en el PSOE- -como la del presidente de la Junta de Castilla- La Mancha, José María Barreda- -que apuntan en la misma dirección. Ibarretxe expresó al Rey un compromiso con el diálogo A. M. -F. MADRID. Con un ¿qué tal, lendakari? y un apretón de manos, Su Majestad el Rey recibió ayer en el Palacio de La Zarzuela a Juan José Ibarretxe, con motivo de su tercera elección. El lendakari, más sonriente de lo habitual, le respondió con un encantado y, enseguida, empezaron a hablar del tiempo, del extremo calor, mientras posaban para la prensa. Hoy es un día especial agregó Ibarretxe, en referencia al bautizo del sexto nieto del Rey. Estaremos de niñeros bromeó Don Juan Carlos. Acto seguido, pasaron al despacho del Rey para hablar en privado. La conversación duró unos 40 minutos y, después, Ibarretxe abandonó La Zarzuela en un coche oficial, con la ikurriña como bandera, sin hacer declaraciones. El Gobierno vasco informó que el lendakari había trasladado al Rey su compromiso de abrir un nuevo escenario político que haga posible el diálogo entre todos con el fin de conseguir la paz y la normalización política. El Rey recibe a Ibarretxe en el Palacio de la Zarzuela