Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 14 7 2005 Deportes 97 PABLO GARCÍA Jugador del Real Madrid Es verdad, he cargado contra el Real Madrid, pero es que yo cargo contra todos MADRID. Es una tormenta taimada. No es lo que dice, ni cómo lo dice, ni lo que hace. No es algo tangible, ni fácil de explicar. Pero llega Pablo García, se sienta e inclina la cabeza, mirándote con el ceño fruncido de abajo arriba, y sientes que algo pasa, que un aura peligrosa se extiende por la sala. Es cierto, nunca sonríe y si le lanzas dardos ni se inmuta, pétreo, duro y rocoso. Metal dentro y fuera del campo. Lo sabe y no lo esconde. ¿Es el Madrid como pensaba? -Sí, más o menos. Ya estuve en el Milán y sabía cómo se mueve un equipo grande por dentro. En este aspecto no me ha sorprendido. -Debió llevarse una sorpresa grande cuando le dijeron que el Real Madrid estaba interesado por usted. -La verdad es que un poco sí. Nunca pensé en ir a un equipo grande. Vivía domingo a domingo. Salía al campo y jugaba, sin ir más allá y sin plantearme el futuro. Claro que es un orgullo para mi estar aquí. Eso es evidente. -Pero usted siempre ha sido antimadridista. Sus declaraciones contra este club han sido famosas. -Bueno, es cierto que he cargado contra el Real Madrid, pero es que yo cargo contra todos. Es mi manera de sacar ventaja en el terreno de juego. Pero mire, yo siempre era de Nacional y, sin embargo, estuve jugando en el Peñarol, pero allí nunca tuvieron queja de mí. Estoy aquí y lo voy a dar todo por este club, que nadie lo dude. ¿Y no le molesta que le tachen como si fuera casi el que tiene que limpiar la basura mientras los demás se dedican a lucirse? -Mire, yo sé muy bien a lo que he venido. Soy un obrero y soy consciente de ello. En un equipo tiene que haber gente como yo y otros que se dediquen a hacer otras cosas. Es lo que da equilibrio a un conjunto. En todos los equipos en los que he estado ha habido jugadores que hacían de obreros y otros que se dedicaban a crear y a atacar. El fútbol es así. -En su presentación, Florentino Pérez habló de señorío y de respeto al rival. ¿Usted se ha planteado cambiar algo su estilo al estar en un equipo como el Madrid? -Ni hablar. Me ficharon por ser como soy y no voy a cambiar. Mire, se lo diré con claridad: yo no he venido aquí a jugar ni bonito ni lindo. Yo he venido aquí a ganar. Para el espectáculo y lo demás están otros, porque aquí hay jugadores de mucha calidad. -Pues si va a seguir así, con los árbitros lo va a tener crudo- ¿Los árbitros? Mire, mejor ni toquemos ese tema. Preferiría ni hablar de eso. -Pero su fama de duro es claramen- El nuevo fichaje de los blancos asegura que no cambiará su estilo, que se considera un auténtico obrero y que es muy consciente de que le han fichado para hacer el trabajo sucio TEXTO: JOSÉ MANUEL CUÉLLAR FOTOGRAFÍA AFP Su tarjeta de visita Nombre: Pablo Gabriel García Pérez. Fecha de nacimiento: 11- 5- 77 (28 años) Lugar de nacimiento: Pando (Uruguay) Estatura y peso: 1,86 73 kilos. Trayectoria: 1995, Wanderers. 1996, Wanderers (18 partidos) 1997, Wanderers (18 partidos, un gol) 1997- 98, Atlético de Madrid B 1998, Peñarol (12 partidos) 1998- 99, Atlético de Madrid B (16 partidos, un gol) 1999- 00, Atlético de Madrid B (22 partidos, dos goles) 2000- 01, Milán (Cinco partidos de Liga, uno de Copa, uno de Champions 2001- 02, Venecia (Cinco partidos) 2002- 03, Osasuna (22 partidos, un gol; dos partidos de Copa) 2003- 04, Osasuna (27 partidos, cuatro goles; un partido de Copa) 2004- 05, Osasuna (29 partidos, un gol; ocho partidos de Copa) dos tarjetas cuando a otros se las pasaban por alto. ¿Y cree que aquí tendrá más patente de corso? Al fin y al cabo es el Madrid y dicen que se le tolera más. -Pues no lo creo. Al Madrid no le regalaron nada la pasada campaña en cuanto a los árbitros. -Le ha tocado en el vestuario sentarse enfrente de Helguera, con quien tuvo un roce. ¿Qué le dijo cuando llegó y le presentaron? -Ah, nada. Eso son cosas que pasan en el campo pero se quedan ahí cuando acaba el partido. No, todos me recibieron muy bien y estoy muy contento de cómo me está tratando todo el mundo en el club. -Y una vez aquí, ¿qué espera? ¿Mucho trabajo, grandes emociones, dura pelea? -De todo un poco. Estamos trabajando muy fuerte, pero es normal en todos los principios de temporada. Lo que quiero es ganar títulos, ayudar en lo que pueda y no rendirme nunca. No es mi estilo. ¿Qué le puede decir al socio del Madrid? ¿Espera que se ponga de su lado y olvide el pasado? -Soy jugador de este club y lo que le puedo decir es que seré el mismo jugador que vieron dejarse todo por el Osasuna. Ya lo he dicho antes y lo vuelvo a decir: este equipo ha apostado por mí y yo le voy a responder muriendo por él si es necesario. Eso es lo que le puedo decir a los socios. -Pues es bastante. -Soy así, no me guardo nada. No me sale. Siempre lo he dado todo por los colores que he defendido y seguiré así hasta que no pueda más. te merecida... ¿o no lo es? -Vale, juego fuerte, pero conmigo se está exagerando mucho. En realidad, ustedes, los periodistas, me pintaron así y luego llegaron los árbitros y se lo creyeron. -Pero la prensa no ha hecho que sea usted el jugador más tarjeteado de la Liga. -Lo sé, pero ha influido. Decían cosas sobre mí aquí y allí y luego en un partido hacía dos entradas y me sacaban No he venido a jugar bonito ni lindo. He venido a ganar. Para lo demás están otros Se exagera con mi dureza, la prensa me dibujó así y los árbitros lo creyeron