Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 JUEVES 14 7 2005 ABC Toros FERIA DE SAN FERMÍN La igualdad de las espadas y la clave movilidad Plaza de toros de Pamplona. Miércoles, 13 de julio de 2005. Novena corrida. Lleno de no hay billetes Toros de Fuente Ymbro, excesivamente desiguales de presentación, una escalera, bajaron 3 5 y 6 se movieron mucho, con amplios matices; destacaron la calidad del 4 el encastado 6 y la franqueza del 2 Eduardo Dávila Miura, de verde esperanza y oro. Estocada (petición y vuelta al ruedo) En el cuarto, pinchazo y estocada. Aviso (saludos desde el tercio) El Juli, de azul pavo y oro. Estocada pasada (oreja) En el quinto, estocada trasera y descabello (palmas) Miguel Ángel Perera, de verde esperanza y oro. Estocada desprendida y descabello (saludos) En el sexto, estocada (oreja y fuerte petición de la segunda) ZABALA DE LA SERNA PAMPLONA. El seguro manejo de la espada de los tres matadores y la movilidad de la corrida de Fuente Ymbro fueron los elementos que igualaron una tarde muy dispar, diferente y entretenida. Cuando el toro se mueve hay espectáculo. Y luego vienen los matices o las críticas. Por ejemplo: a Ricardo Gallardo hay que censurarle la excesivamente desigual presentación de sus criaturas para debutar en Pamplona. Sobre todo por abajo. Entre el toro de El Juli y el siguiente de Perera la tablilla marcaba una caída en picado de cien kilos de uno a otro, respectivamente. Un toraco y un torito. En Pamplona había un toro del que siempre se hablaba como del toro de Pamplona, y a él hay que volver, y no va sólo por la escalera de ayer. En las desigualdades de esta feria también se mueve con distinta vara de medir el criterio de la presidencia: no fue justo dejar a Eduardo Dávila Miura sin oreja con el fuerte, de fondo y carácter, primero, muy violento por el pitón izquierdo. Abría plaza y lo pagó. Pero lo sometió con poder por el derecho, sin un enganchón. En este tipo de toro ofrece Dávila su dimensión más alta y capaz, porque puede mucho a los toros con valor y técnica; sin embargo ante la calidad del cuarto se hallan más patentes sus limitaciones artísti- Miguel Ángel Perera cerró su faena al tercero por bernadinas cas, y la técnica se queda huérfana de otras virtudes. Como a ambos los planchó con la espada, al segundo previo pinchazo, paseó el anillo (cuando, insisto, debió alzarse con un trofeo) y saludó al personal desde el tercio. El Juli entendió muy bien al enorme jandilla de Fuente Ymbro que le tocó en suerte, justo de fuerza y poder, con nobleza. En unas caleserinas perfectas inició la captación de atenciones, midió el castigo y, tras un torero principio de faena, toreó asentado, ligado y templado sobre la mano derecha, sin atacar demasiado y esperando la embestida con la muleta un poquito atrás. La única intentona sobre la izquierda se frustró por una colada y un desarme, y ya no quiso Juli volver por ese lado. El espadazo contundente y trasero le aseguró el premio. El quinto fue una porquería en todos los sentidos. Flojo y tapado por un tren delantero que escondía una culata pobre. Se movió frenado y se cayó más de la cuenta. Julián López cumplió y liquidó la escasa fiesta de estocada hasta los gavilanes. En ese son de escasa nota, o en el aire que más rebajó de nota la corrida de Fuente Ymbro, embistió el tercero, sin cara, ni trapío ni clase. La labor de Perera pecó de reiterativa. Pero se creció con el sexto, al que dejó crudo en el ca- AFP ballo. El toro repitió mucho y transmitió, y por tanto ayudó a Miguel Ángel Perera a superar ese punto frío que envuelve su concepto. Corrió la mano con largura, no siempre con limpieza, aplomado en el ruedo, atadas las zapatillas a la arena, con la muleta por delante. Al natural abundó más que en todo el conjunto de la tarde, con tersura y vaciando por abajo los viajes. Se unió a la seguridad estoqueadora. Valía la oreja. Las dos en las que se quiso descocar el personal hubieran sido demasiado para su cuerpo, que ya es cuerpo. Nota: otra vez cayó un aviso con el cuarto toro muerto. Carece de sentido, señores asesores. Albacete Enrique Ponce no matará la corrida de Núñez del Cuvillo en la feria ABC. Enrique Ponce no actuará en la Feria de Albacete. La empresa Choperita había anunciado al valenciano el 13 de septiembre con los toros de Núñez del Cuvillo, sin la aprobación de Ponce según manifestó su apoderado, Juan Ruiz Palomares. Serafín Marín ocupará su puesto en un cartel que completan El Cid y Antón Cortés. A su vez, según informa mundotoro, Sergio Martínez sustituirá a Marín el día 16 para lidiar ganado de Marqués de Domecq junto a Uceda y Castella. Gran expectación por el debut de los victorinos hoy en Pamplona El debut de la ganadería de Victorino Martín en la Feria de San Fermín ha levantado una expectación inusitada. Los toros del ganadero de Galapagar correrán hoy por vez primera por las calles de Pamplona después de cuarenta y cinco años de historia del legendario hierro. A las ocho en punto de la mañana, el chupinazo anunciará la salida de los victorinos en un encierro que ha despertado el máximo interés. Los expertos en la materia examinarán con lupa su comportamiento en una carrera que se espera emocionante. Montonero Heredero Medidor Escudero Dirigido y Porquero son los nombres de los toros que desfilarán por la Estafeta. Ya por la tarde, cerrará la feria la victorinada, en la que la reventa se ha puesto por las nubes y muchos han hecho su agosto. Uno de los grandes alicientes es la presencia de El Cid, experto en esta divisa. La afición confía en que el torero de Salteras y Victorino pongan broche de oro a San Fermín, como ya sucediera en la Feria de Abril y San Isidro. Completan el cartel Pepín Liria y Luis Miguel Encabo. Las Navas (Ávila) Serafín Marín cuaja una gran tarde y corta cuatro orejas MUNDOTORO. Serafín Marín fue el gran triunfador de la tarde ayer en Las Navas del Marqués (Ávila) El diestro catalán desorejó a los dos toros de su lote, mientras que sus compañeros de terna, Juan Bautista y Antonio Gaspar Paulita pasearon un trofeo cada uno. Con media entrada, se han lidiaron toros de la ganadería de Carriquiri, de juego desigual. Juan Bautista, silencio y oreja. Paulita, silencio y una oreja. Serafín Marín, dos orejas y dos orejas.