Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 14 7 2005 59 El jazzista Jorge Pardo actuó con la banda Touchstone de Chick Corea en el Festival de Jazz de Vitoria Mario Gas lleva al Festival Clásico de Mérida A Electra le sienta bien el luto de Eugene O Neill El Quijote en eusquera, en dos tomos de 1.232 páginas, rescata la traducción que entre 1976 y 1986 acometió el padre Pedro Berrondo, que comenzó en una misión en Ecuador DESMESURA JON JUARISTI EFE a versión al eusquera de los evangelios canónicos, realizada hace cuarenta y tantos años por el presbítero vizcaíno Jaime Querejeta, vendió seis mil ejemplares en pocos días. Todo un récord en el microcosmos de la edición vasca. Otro meritorio truchimán de la época, el también clérigo secular Pedro Berrondo, perpetró la ruinosa traducción casi completa del Quijote a un vascuence prenormativo. El Ministerio de Cultura y la SECC auspician un facsímil de aquel On Kixote Mantxa ko que no leyó vasco alguno y lo presentan en la Biblioteca Nacional. A esto se llama perspicacia y sentido de la oportunidad. Trasladar el Quijote al vasco es llevar hierro a Vizcaya. Los euscaldunes lo leemos mejor y le sacamos más deleite y provecho en su lengua original, como es obvio. Lo de los evangelios es otra cosa: Privados durante siglos de las Escrituras en vernáculo por el recelo eclesial hacia el libre examen, los católicos vascos posconciliares querían disponer en sus casas de los mismos textos que oían en misa. Maldita la falta que nos ha hecho nunca a los vascohablantes un Quijote eusquérico. A las generaciones formadas en el eusquera unificado, la propia lengua de Berrondo les resultaría tan próxima como el tagalo. Sólo entenderían el título tras arduas deducciones (para ellos, sería Mantxako Kijote jauna) En resumen, la hazaña de don Pedro sólo entusiasma a los cervantómanos que no pararán hasta ver traducido el Quijote a todas las lenguas del mundo, incluso a las extintas. Qué plaga. L Un momento de Don Quicchote de Caban Théâtre PACO ROMERO FESTIVAL DE ALMAGRO En un village de la Manche du nom duquel je ne me veux souvenir demeurait il ny a pas longtemp un gentilhomme de ceux qui ont lance au râtelier targe antique roussin maigre et levier bon coureur L Ingénieux Hidalgo Do Quichotte de la Mancha así principia en francés) El lado femenino TEXTO: S. GAVIÑA ción del pueblo español con la locura aristocrática, a la que quiera o no está destinado a servir. Desde ayer ya me preocupa esto. Aquí hay una nación que eleva la parodia melancólica y la ridiculización de sus cualidades clásicas como son la grandeza, el idealismo, la generosidad mal adaptada, la caballerosidad no lucrativa, a su libro ejemplar y de honor, y se reconoce en él con tristeza orgullosa y regocijada- ¿no es algo extraordinario? La grandeza de España se halla en siglos lejanos; en los nuestros tiene que luchar con dificultades de adaptación En el viaje, Thomas Mann se siente entusiasmado por el ingenio épico de Cervantes. Y así añade el genio: Don Quijote es un producto de la cultura cristiana, del conocimiento cristiano del alma y de la humanidad cristiana, y lo que el cristianismo significa eternamente para el mundo del alma, de la El Quijote es un producto del conocimiento cristiano del alma y de la humanidad dice el Nobel alemán literatura, para lo humano mismo y su valiente expansión y liberación. Digan lo que digan, el cristianismo, esa flor del judaísmo, es uno de los dos pilares sobre los que descansa la moral occidental, el otro es la Antigüedad mediterránea. Que algún grupo de la comunidad occidental niegue una de estas premisas básicas de nuestra moral y de nuestra cultura, o incluso niegue ambas, significaría su salida de esta comunidad y un inimaginable retroceso de su status humano, a Dios gracias imposible de llevar a cabo, hacia no sé donde MADRID. Dentro de los eventos que celebran este año el IV Centenario de la publicación del Quijote, destaca el Festival de Teatro Clásico de Almagro, en cuya programación se incluyen una veintena de propuestas que hacen referencia a esta obra. Y lo hace desde la variedad tanto de formatos como de idiomas. Desde espectáculos de calle, como el inaugural, Elogio de la locura creado por el grupo catalán Els Comediants, y al que se sumará mañana también una creación de la compañía cubana El mirón, con De la extraña aventura de Don Quijote en una ínsula del Caribe que transcurrirá en la Plaza Mayor de la localidad manchega, hasta el teatro de títeres. Del Caribe a Oriente, la producción más exótica es quizá la realizada por la compañía japonesa Ksec Act, Don Quijote... acercándonos a su locura interpretada por Tadayoshi Sakakibara en el papel del hidalgo, bajo la dirección de Kei Jinjuji, y que ha sido representada en japonés con sobretítulos en castellano. De regreso a Occidente, ayer se estrenó en el Corral de Comedias Don Quichotte interpretada por la compañía francesa Caban Théâtre, y que cuenta con versión y dirección de Almudena Ruiz, cuyo objetivo ha sido el de penetrar en el mundo poético y absurdo del hidalgo. En esta versión hay un sutil cambio, pues Don Quijote es representando por una mujer. La puesta en escena consigue sorprender pues los molinos han sido sustituidos por paraguas. Pero la Babel quijotesca no acaba aquí. Hispanoamérica también ha aportado al festival un puñado de propuestas. A la ya mencionada de la compañía cubana, se añade la brasileña de la compañía Pia- Fraus y que lleva por nombre Farsa quijotesca dirigida por Hugo Possolo. Se podrá ver el 18 y el 19 de julio. Entre la oferta española, Ainhoa Amestoy también ha querido abordar el mito literario desde el lado femenino, reivindicando la importancia de estos personajes en la novela. Del 15 al 17 se podrá ver en Almagro Quijote. Femenino. Plural. (Sanchica, princesa de Barataria) interpretada por la compañía Estival Producciones, con dirección de Pedro Manuel Víllora. La propuesta en castellano que ha levantado más expectación es, sin embargo, El ingenioso caballero de la palabra interpretado y dirigido por Rafael Álvarez El brujo que se estrena mañana en el Claustro de los Dominicos. De los adultos a los niños, los más pequeños también han podido disfrutar de la novela a través de un espectáculo de marionetas, El retablo de maese Pedro puesto ayer en escena, en el Claustro del Museo Nacional de Teatro de Almagro, por la compañía La tirita de Teatro.