Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 JUEVES 14 7 2005 ABC Madrid La Embajada de Francia planea vender un histórico palacete junto a la Puerta de Alcalá El Palacio de Arenzana, que acoge la Cancillería gala, tiene un valor de mercado de 16,2 millones b El Estado francés pretende des- Palacio de Arenzana Reco letos hacerse de este edificio y unificar todos sus servicios junto al Consulado, que se encuentra en la calle Marqués de la Ensenada MIGUEL OLIVER MADRID. La Embajada de Francia es uno de los últimos organismos oficiales que está a punto de sucumbir a los encantos del mercado inmobiliario. La intención del cuerpo diplomático galo de unificar todos sus servicios junto al Consulado y otras dependencias que se encuentran en la calle del Marqués de la Ensenada, ha llevado a sus rectores a programar la venta del Palacio de Arenzana, que ahora acoge la Cancillería francesa. Fuentes de la Embajada señalaron a ABC que la operación podría llevarse a cabo a medio plazo una vez que se produzca el traslado de los casi cien empleados que trabajan en la institución cultural. El sector inmobiliario aguarda con interés esta operación ya que, según apuntan, se trata de uno de los inmuebles más apetecibles del centro de la capital. Su incalculable interés artístico e histórico también lo convierten en una joya desde el punto de vista económico. Dicho inmueble tiene una superficie aproximada de 2.250 metros cuadrados. Teniendo en cuenta sus dimensiones, la zona y el buen estado de conservación en el que se encuentra, fuentes del sector inmobiliario señalaron ayer a ABC que este palacete del siglo XIX podría tener un precio de mercado de 16,2 millones de euros. P de Salu Olo stiano zag a Villala Serrano letos Plaza de la Alca Alcalá Alfonso XI Independencia Alfonso XII Parque del Retiro Infografía ABC Estilo italiano El Palacio de Arenzana tiene un estilo de carácter italianizante con ornamentación de conchas, guirnaldas y hojas. Su autor y propietario, Francisco de Cubas, plasmó los conocimientos adquiridos en sus diferentes viajes a Grecia e Italia con el fin de estudiar los modelos clásicos. En 1906, el edificio fue sometido a una modificación por parte de Daniel Zavala, en la que le añadió un pabellón anexo para que pudiera acoger más actos. Francisco de Cubas fue senador por Ávila, alcalde de Madrid en 1892 y presidente de la sección de Arquitectura en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Entre sus obras más destacadas pueden citarse el primer diseño de la Catedral de la Almudena (del que sólo llegó a construirse la cripta) el Museo Nacional de Antropología, la reconstrucción del Castillo de Butrón, en Munguía (Vizcaya) y la Universidad de Deusto. Claudio Cuello Reco r lá El Palacio de Arenzana fue construido en 1880 por el marqués de Cubas bitaciones de servicio, mientras que en la buhardilla se instaló la cocina. A lo largo de los últimos años se han emprendido importantes obras de reforma para devolver al inmueble su noble aspecto original. Se trata de un edificio en esquina que no se ciñe al perímetro de la manzana característica del Ensanche, sino que se ha concebido retranqueado en su parte frontal con el fin de resaltar su fachada y ganar un espacio para ubicar un jardín. Se hizo lo mismo con las medianerías para conseguir que la luz natural golpeara todas sus fachadas. Según consta en el proyecto, se emplearon los mejores materiales que había en Madrid para la construcción de este palacete de tres plantas, cuya decoración con arcos de medio punto, arquitrabes, todo tipo de pilastras y el balcón del segundo piso, recuerdan al estilo clasicista de los palacios italianos, aunque también sus frontones rotos y su ornamentación con guirnaldas, hojas y conchas se inspiran en el neomanierismo y el neobarroco. Precisamente esta mezcla estilística es lo que ha conferido a este palacio una cierta entidad eclecticista. Un programa de conservación del patrimonio francés en el exterior permitió recientemente restaurar el hall de entrada y la escalera principal. En la actualidad, la Cancillería cuenta con un teatro para 254 personas, biblioteca, mediateca, salón de exposiciones y 26 aulas donde más de 3.000 alumnos cursan estudios de francés. Propiedades inmobiliarias El Gobierno galo cuenta con varias propiedades inmobiliarias en el centro de la capital. Al Palacio de Arenzana, hay que añadir además el Consulado francés, que se encuentra en el número 10 de la calle Marqués de la Ensenada (junto al paseo de Recoletos y la plaza de Colón) y la residencia oficial de los Embajadores, que está situada entre la calle de Serrano y la avenida de América. Fue en marzo de 1941 cuando François Piétri, máximo representante francés en nuestro país, compró el edificio de la Residencia de Francia, situado en el número 124 de la calle de Serrano. La propiedad pertenecía a la familia Urquijo e incluye, fundamentalmente, dos edificios: uno principal, construido en 1920, junto a Serrano, y otro anexo, cercano a la calle de López de Hoyos, edificado en 1930. Por su estilo arquitectónico, éste último recibió el nombre de Villa andalouse Más tarde, se eliminarían construcciones Residencia oficial El edificio de la Cancillería, de estilo italiano, está situado en el número 9 de la calle Salustiano Olozaga, a muy pocos metros de la Puerta de Alcalá. Este inmueble fue construido en 1880 por Francisco de Cubas y González, arquitecto de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, a quien en 1886 le fue concedido el título de Marqués de Cubas por el Papa León XIII. A los dos años de su inauguración, el palacio fue adquirido por el Estado francés al Conde de Fuentenueva de Arenzana. Durante mucho tiempo sirvió como residencia oficial de los Embajadores galos. En el primer piso se encontraba el Su incalculable interés artístico, superficie (2.250 metros) y zona lo convierten en una joya inmobiliaria despacho del embajador, el comedor y las habitaciones principales. Estas dependencias están actualmente ocupadas por el Servicio del Agregado de Defensa de dicha misión diplomática. Destacan además tres salones, en el que se incluye el de Richelieu, que se encontraban comunicados. El segundo piso, por su parte, albergaba las ha-