Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional JUEVES 14 7 2005 ABC Regreso al futuro: cierres, invasiones, atentados... J. C. GAZA. Los relojes no se han parado de golpe en Oriente Próximo sino que retroceden de manera vertiginosa por un túnel del tiempo que todavía no ha engullido, es lo único que resiste, el plan del primer ministro Ariel Sharón para evacuar la Franja de Gaza. Desde que un suicida palestino se volara en mil pedazos en los aledaños del centro comercial de Netanya, los acontecimientos en la región van en dirección contraria, en un regreso al futuro no menos peligroso por conocido. Basta con bucear en el agitado mar de las últimas horas para comprobar la realidad: un suicida palestino del Yihad Islámico explosiona su cinturón de explosivos, mata a cuatro mujeres israelíes, hiere a una treintena de personas y rompe la frágil tregua vigente desde hace cuatro meses; Israel decreta el cierre hermético de Gaza y Cisjordania y paraliza la entrega de Belén; el Ejército hebreo invade Tulkarem, en manos de la ANP desde el 21 de marzo, y mata a dos palestinos; Sharón ordena a su vez la clausura de las colonias judías de Gush Katif para evitar la llegada masiva de militantes de la extrema derecha; los colonos judíos anuncian bloqueos bisemanales de las carreteras del país; Tel Aviv da luz verde a la caza de milicianos del Yihad Islámico, incluidos los asesinatos selectivos; dos cooperantes extranjeros, uno británico, otro austríaco, son secuestrados en Gaza durante varias horas antes de ser liberados; colonos judíos retienen al director general del Ministerio de Defensa en Kfar Darom (asentamiento de Gaza) Mañana más. La Autoridad Nacional Palestina prepara en sigilo una fuerza especial, entrenada en Gaza por mandos mauritanos, egipcios y jordanos, que desmantelará a los grupos fundamentalistas si no entregan las armas La Policía secreta de Mahmud Abbas contra el Yihad Islámico y Hamás POR JUAN CIERCO. CORRESPONSAL GAZA. La decisión estaba tomada desde hace semanas pero el atentado suicida del martes en Netanya la ha rodeado de mayor urgencia. Las presiones de la comunidad internacional (con Estados Unidos y la Unión Europea a la cabeza) la entrada en escena de Egipto; la luz verde definitiva al equipo del general norteamericano, Wiliam Ward, y la impotencia de Mahmud Abbas ante la violencia de los grupos armados palestinos, incapaces de respetar el periodo de calma (tahdia) pactado con la ANP, habían hecho el resto. El presidente palestino es consciente, mucho más con los cadáveres aún calientes de las cuatro mujeres israelíes asesinadas en la entrada del centro comercial del balneario mediterráneo, de que Washington y Bruselas (como le quedó ayer claro en su entrevista en Ramala con el jefe de la diplomacia europea, Javier Solana) le exigen hechos y no palabras. Y para esos hechos, Abbas, con la ayuda de sus más estrechos colaboradores (Moahmed Dahlán y el ministro del Interior, Naser Yusef, como estandartes) se ha guardado un as en la manga que alimenta, entrena, equipa, mima y cuida para ponerlo encima del tapete cuando sea imprescindible. Es decir, ya. En los últimos días, los medios de comunicación han centrado su interés en una operación de despiste diseñada desde el Ministerio del Interior palestino. Se trata de una fuerza policial de 5.000 hombres que se entrena durante 45 días en las playas de Al Sudaniya para evitar ataques contra soldados y colonos mientras hacen el petate y se retiran de Gaza. Dicha fuerza, además, se encargaría de garantizar la tranquilidad en una zona de seguridad entre Jan Yunis y los asentamientos judíos. Los mejores hombres Pero por la puerta de atrás, según han confirmado a este diario fuentes de la seguridad palestina y europea en Gaza, esa misma fuerza especial habría separado en secreto a sus mil mejores hombres, a los que habría que sumar otros mil del llamado Ejército Palestino de Jordania (Al Bader) para enfrentarse de manera inmediata al Yihad Islámicon y a los Comités de Resistencia Popular. El general norteamericano William Ward, cuyo equipo en Gaza cuenta con cuatro agentes británicos y un canadiense pues los estadounidenses tienen prohibido el acceso a la Franja por motivos de seguridad desde que tres de ellos fueran asesinados hace dos años, coordina la operación con los mandos palestinos. El presidente palestino es consciente de que Washington y Bruselas le exigen hechos y no palabras En sus reuniones periódicas en la sala de operaciones y de mapas, sita en el centro de Gaza, han participado incluso generales aparcados en los últimos meses, como Ghazi al- Yabali (antiguo responsable de la Academia de Policía en Mauritania) Musa Arafat y Nabil Tamus, jefe de los Escuadrones de la Muerte. Los tres se encargarían en la sombra de hacer un trabajo que se aventura sucio y peligroso y que puede encender la Franja de manera definitiva. Sus hombres, equipados con armas ligeras y vehículos blindados por Estados Unidos, Rusia, la UE e incluso Israel, están siendo entrenados por expertos mauritanos (de ahí la reciente escala de Abbas en ese país durante su última gira por países árabes) egipcios (con el general Omar Suleimán al frente) y jordanos. La apuesta, muy ambiciosa pero también muy arriesgada, no contempla por el momento entrar a saco contra Hamás aunque por orden del general Ward, y con la aquiescencia de Dahlan, máximo responsable del entramado de seguridad en Gaza, la Inteligencia y la Seguridad preventiva palestinas escrutan desde hace días a sus milicianos, controlan sus arsenales, siguen a sus líderes y monitorean sus reuniones. El Yihad Islámico y los Comités Populares de Resistencia ya están sobre aviso. Hamás también. Mientras, Abbas juega con fuego con su as en la manga. Combatientes de Saraya Al- Quds, una rama del Yihad Islámico, ayer en un lugar de la Franja de Gaza EPA