Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MIÉRCOLES 13 7 2005 ABC Sociedad riza con fines reproductivos, y la clonación necesita los gametos femeninos para crear embriones clónicos. Su aprobación no implicaría una luz verde sin control ni límites. Como sucede con las investigaciones con embriones, una comisión de expertos autorizaría uno por uno los proyectos que incluyan transferencia nuclear. Por eso, Salgado anunció el lunes que la aprobación de la técnica contaría con todos los límites garantistas con el fin de que los ciudadanos sepan que tendrán todas las garantías éticas y sociales La opinión favorable de la ministra fue reforzada el pasado mes de mayo después de que un equipo de científicos surcoreanos demostrara que la transferencia nuclear puede ser una técnica más eficaz de lo que se intuía. La Universidad de Seúl dio un paso de gigante: demostró que no es necesaria una gran cantidad de óvulos y que por clonación se pueden obtener células madre personalizadas para enfermos; listas para su trasplante y, teóricamente, sin rechazo inmunológico. A esta investigación se refirió también el presidente del Instituto Salk de California, Richard Murphy, quien espera que algunos de los proyectos que se financien con las 24 becas que su centro financiará el Gobierno cuenten con la técnica de transferencia nuclear para obtener células madre. Woo Suk Hwang, en su laboratorio de Seúl, pionero en lograr células madre de embriones humanos mediante clonación REUTERS Sanidad aprobará la clonación terapéutica sin incumplir un convenio del Consejo de Europa Justificará con matices semánticos que la transferencia origina preembriones b La ley de Investigación Biomédi- Puntos clave El borrador examina otros puntos clave de la ley de Investigación Biomédica, como el tratamiento de los datos genéticos de los pacientes, la regulación de los establecimientos que almacenan tejidos humanos o la posibilidad de que los investigadores puedan hacer carrera científica en los hospitales. Requisitos mínimos para los biobancos. El Ministerio de Sanidad quiere poner orden en las biotecas o biobancos que almacenan tejidos humanos con fines científicos o terapéuticos. Bajo esta denominación han empezado a surgir establecimientos con variados intereses. Muchos son de carácter público y persiguen exclusivamente fines científicos sin ánimo de lucro. Pero con el nombre de biobanco también están proliferando centros privados que almacenan en exclusiva muestras de cordón umbilical como un posible salvavidas para los recién nacidos. Los padres pagan una cuota de mantenimiento con la promesa de que en un futuro esas células conservadas en hidrógeno líquido puedan ayudar a su hijo si enfermara. La próxima normativa prevé establecer un registro nacional de todos los establecimientos y una ley de mínimos con los requisitos que deberán cumplir, tanto para los centros públicos como los de carácter privado. En estos momentos es cada comunidad autónoma la que autoriza la apertura de los biobancos. Células madre adultas. La utilización de este material biológico que está libre de dilemas éticos al obtenerse de tejidos adultos como la médula ósea, la grasa o el músculo también se ca regulará también el tratamiento de los datos genéticos de los pacientes y los requisitos de los bancos de tejidos humanos NURIA RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. El Ministerio de Sanidad cuenta ya con un primer documento de trabajo para elaborar la futura ley de Investigación Biomédica, en el que se propone entre otras posibilidades la autorización de la clonación terapéutica o transferencia nuclear para obtener células madre. Los científicos y juristas que trabajan en la elaboración de la nueva normativa están buscando diferentes fórmulas de redacción para incluir la clonación terapéutica y sortear el Convenio sobre Derechos Humanos y Biomedicina del Consejo de Europa. Este tratado internacional que firmó España prohíbe la creación de embriones con fines distintos a la procreación y, en teoría, realizar la discutida técnica. A estos científicos y juristas se refirió el lunes la ministra de Sanidad, Ele- na Salgado, cuando se mostró favorable a aprobar la técnica de la transferencia nuclear. Salgado indicó que los primeros informes jurídicos sobre la ley de Investigación Biomédica nos dicen que es posible establecer un marco jurídico que pueda facilitar esa investigación, aunque todavía no se ha concretado la forma Con estos documentos en la mano, Sanidad podría ampararse en cuestiones de matiz en la redacción de la ley y justificar que la activación de ovocitos por transferencia nuclear da lugar a preembriones (óvulo fecundado hasta los 14 días de desarrollo) en lugar de embriones. El término preembrión no aparece en el texto del Consejo de Europa y con ese resquicio legal el Gobierno podría autorizar la transferencia nuclear sin desvincularse del tratado internacional. Otra posibilidad es que se juegue con interpretaciones diferentes del término embrión, es decir que sólo se considere bajo esta denominación el conjunto de células resultante de la fertilización de un óvulo por un espermatozoide. En la clonación terapéutica no se produce fusión entre gametos masculinos y femeninos, de manera que, amparados en esa definición, se podría afirmar que no se crean embriones para su destrucción. Bajo estrictos controles La decisión sería controvertida en cualquier caso, porque el inicio de la vida humana es uno de los dilemas más discutidos desde el punto de vista científico, ético y jurídico. No todos los expertos en bioética asumen el límite de 14 días y defienden que el comienzo de la vida se produce en el mismo momento de la fecundación. La definición de embrión como el resultado de la unión entre un óvulo y un espermatozoide no convencería a la mayoría. Si se autorizara finalmente, tal y como es la intención de la ministra, el Gobierno se vería obligado a cambiar la regulación de la donación de óvulos porque en estos momentos sólo se auto- El Gobierno tendrá que modificar la regulación de la donación de óvulos, sólo autorizada ahora con fines reproductivos