Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 12 7 2005 59 Toros FERIA DE SAN FERMÍN Salvador Cortés brinda una faena digna de don Marcelo Plaza de toros de Pamplona. Lunes, 11 de julio de 2005. Séptima corrida. Lleno de no hay billetes Toros de Jandilla, de desigual presentación, basturrones en general- -pobres 5 y 6 de diferente juego también; mansearon 1 y 2 destacaron el encastado 3 el buen 5 y el pastueño 4 aun a menos. El Cid, de azul marino y oro. Dos pinchazos, media atravesada y descabello (silencio) En el cuarto, pinchazo y estocada. Aviso (saludos) César Jiménez, de celeste y oro. Metisaca y estocada corta (silencio) En el quinto, estocada baja. Aviso (oreja) Salvador Cortés, de rioja y oro. Media estocada. Aviso (oreja) En el sexto, estocada corta atravesada y dos descabellos. Aviso (ovación de despedida) siedad, en no pocos enganchones. Se serenó sobre la izquierda pero le perdió el respeto al toro en un pase del desprecio mirando al tendido que terminó en un volteretón. Se le agradecieron la voluntad y la entrega aunque se pasase algo de faena. Sigue en la línea de su alternativa en la Maestranza. Desde entonces se le había dado nulo sitio. La Casa de Misericordia se ha apuntado un tanto. La otra oreja de la corrida se la embolsó César Jiménez por una faena dinámica, planteada en diferentes terrenos. O sea sin planteamiento. Volvió a su ser en el inicio de faena de rodillas en el platillo, por redondos. Es curioso que en posición penitente toree mejor que de pie. La rapidez prevaleció constantemente frente a un toro de cara anovillada que repitió mucho, incluso en la cadena de molinetes y rodillazos postreros. Lo sucedido no valía para premio más que en plaza de talanqueras, y tras el espadazo en los bajos, tal vez ni eso. ZABALA DE LA SERNA PAMPLONA. Salvador Cortés le brindó el toro de su presentación en Pamplona a don Marcelo Jiménez Elizagaray, y la faena estuvo a la altura de la categoría profesional y humana del personaje ofrendado. Faena importante e inteligente, propia de un torero con mayor rodaje. Todo lo hizo a favor del burraco jandilla, que se creció en la distancia y agradeció el trato, el medido castigo en el caballo, la lidia. Apenas Cortés permitió que lo castigaran en la vara posterior a la tomada en la querencia, donde apretó a favor de la ídem, con alguna que otra coz por en medio en el fragor del empuje. En el centro de la plaza, el toro se arrancó a la muleta del menor de la saga de los Mariscal con tranco, y Salvador Cortés le halló el punto perfecto en la velocidad, con la muleta por delante y limpia a la hora de vaciar los viajes por debajo de la pala, que siempre en el último tramo se despedía en la media altura. Tres tandas macizas, ligadas y abrochadas con soberbios pases de pecho barriendo el lomo. Por calidad, el ejemplar de Borja Domecq derrochó más a izquierdas. Por ahí sí que se entregaba en los vuelos hasta el final. Siempre todo con motor, con buena casta. En una de las series de naturales lamió las espinillas de su matador, que jugó con largura el engaño y torería en un molinete zurdo. El cierre hacia tablas tuvo su aquél, y Amplia cuna El que abrió su lote, hermoso de carnes y de amplia cuna, manseó lo suyo y no humilló, aunque se desplazó en la tersa jurisdicción de Jiménez en cuatro tandas de derechazos displicentes, ejecutados desde una distancia altiva de mente y lejana de cuerpo. Su participación en variados quites alegraron las campanillas al personal. El Cid también tuvo su ocasión con el largo y hondo cuarto, que se fue encogiendo físicamente a la par que en recorrido. El Cid, en esa duración pastueña y a menos del jandilla, anduvo intermitente, molestado por un viento que está siendo asiduo espectador en esta feria. Hubo momentos salpicados, cinco o seis naturales especialmente, y lo que no fue en intensidad lo quiso suplir con metraje, circulares invertidos, circulares completos, un sobrante de recursos que luego le complicaron la cosa a la hora de cuadrar al toro, que se desigualaba de los cuartos traseros. Poco o nada le permitió el rajado y huidizo primero, que estrenó una corrida de Jandilla a años luz de la del pasado año, basturrona y desigual en todo, aun con tres elementos para quedarse en un seis y medio de nota. Salvador Cortés pasó momentos de apuro con el sexto jandilla como Cortés es torero capaz se tiró sobre el morrillo con fe, los dientes apretados y la mirada clavada en el hoyo de las agujas. La media estocada contenía toda la muerte del mundo, y poco hubiera tardado en consumarse. Pero el puntillero la espantó tres veces y espantó también la posibilidad de una segunda oreja nada estridente. Aldabonazo pues del diestro sevillano, que en- AFP tró por la puerta de las sustituciones para entrar en Pamplona con fuerza. Arreado salió en el sexto, un toro feo, alto, paletón, acarnerado y flojo. Y, como su frente indicaba, topaba más que embestía. Esa ambición de Salvador Cortés por redondear la tarde le llevó a revolucionarse, acelerado y embarulladote en una primera parte en la que la ambición se tornó en ansiedad, y la an- Campo bravo Las Navas (Ávila) El ganadero de Los Eulogios se recupera de una cornada MUNDOTORO. El ganadero de Los Eulogios, Manuel Sanz, sufrió el pasado fin de semana una cornada de quince centímetros en el muslo izquierdo mientras echaba de comer a los toros en su finca madrileña. Se recupera en el hospital La Paz de Madrid. Triunfo de Picazo y oreja para Talavante y Cayetano ABC. Gabriel Picazo, que sustituía a Curro Sierra, salió a hombros en la novillada celebrada ayer en la plaza de toros de Las Navas del Marqués (Ávila) tras cortar una oreja a cada uno de los utreros de su lote. Sus compañeros de terna, Alejandro Talavante y Cayetano, lograron un trofeo por coleta, según informa mundotoro. Con media entrada, se lidiaron novillos de Giménez Indarte, desiguales de juego; destacaron primero y sexto. Gabriel Picazo, oreja y oreja. Alejandro Talavante, palmas y oreja. Cayetano, ovación y oreja. Sanatorio de toreros Galán será baja dos semanas ABC. El rejoneador Sergio Galán tendrá que permanecer inactivo dos semanas a causa de la luxación en el hombro derecho que sufrió en la Feria de Teruel.