Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 12 7 2005 Nacional 19 El Gobierno consultará con Washington su política en zonas sensibles para EE. UU. Zapatero hablará hoy sobre Cuba y Venezuela con el embajador norteamericano LUIS AYLLÓN MADRID. El Gobierno está dispuesto a consultar con la Administración Bush su política en zonas consideradas muy sensibles para Estados Unidos, como pueden ser Iberoamérica o el Mediterráneo, según supo ABC de fuentes gubernamentales. Previsiblemente, así se lo transmitirá el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, al embajador norteamericano en Madrid, Eduardo Aguirre, durante la entrevista que hoy mantendrán en el Palacio de la Moncloa, poco más de dos semanas después de la llegada a España del nuevo representante diplomático de Estados Unidos. Tras el deterioro de las relaciones bilaterales al asumir Zapatero el poder, se abrió hace varios meses un proceso de acercamiento a Estados Unidos con viajes de varios ministros a ese país, entre ellos el del titular de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que acordó con la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, una colaboración más estrecha en asuntos de interés común. Estaba reciente aún la venta de material militar a Hugo Chávez, que provocó un serio malestar en Washington, no sólo por la operación en sí, sino también por el hecho de que una país aliado diera alas a un régimen como el venezolano, considerado peligroso para la estabilidad de la región. Sarkozy acudirá el viernes a La Moncloa MADRID. José Luis Rodríguez Zapatero recibirá el viernes en el Palacio de la Moncloa al ministro francés del Interior, Nicolás Sarkozy. Aunque, en principio, la reunión es para hablar de la colaboración contra el terrorismo, cobra un especial interés, dadas las posibilidades de Sarkozy de disputar el próximo año la presidencia de la República a Jacques Chirac. unidense se mantuvieron en contacto. Pero, además de Venezuela y Cuba, Aguirre, que está desarrollando una actividad muy intensa desde su llegada a España, tratará con Zapatero de la política española en otras zonas como el Mediterráneo. Estados Unidos está también interesado en la Conferencia Euromediterránea de Barcelona y su posible influencia en la iniciativa de Bush para la democratización de los países islámicos. En cuanto a Irak, la aspiración estadounidense respecto al Gobierno parece limitarse a pedir un mayor apoyo político a las autoridades de ese país. Coordinación El Ejecutivo ha entendido que los norteamericanos desean saber qué es lo que hacen en esas zonas sensibles otros países con influencia y se muestra dispuesto a coordinar su política con ellos, aunque en algunos casos será una tarea difícil porque, como dijo tras su llegada el nuevo embajador, refiriéndose a Cuba y Venezuela, aunque los objetivos pueden ser los mismos, los caminos elegidos para conseguirlos son diferentes. Precisamente, la situación en estos dos países estará presentes en la conversación de Zapatero y Aguirre, quien acaba de declarar que puede haber puntos de encuentro sobre Venezuela, teniendo en cuenta los contactos mantenidos por el Gobierno español con el grupo opositor Súmate. Más difícil puede ser el entendimiento sobre Cuba, donde Washington preferiría que se mantuviera la invitación de las embajadas europeas a los disidentes, algo que han frenado los Veinticinco a iniciativa española. En cualquier caso, la coordinación sobre Iberoamérica ya se ha puesto en marcha a distintos niveles. Hace varias semanas el director general español del Ministerio de Exteriores para la zona, Javier Sandomingo, viajó a Washington para reunirse con responsables del departamento de Estado, y, durante las crisis en Ecuador y Bolivia, los embajadores español y estado-