Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 12 7 2005 Nacional 13 LA POLÉMICA TERRITORIAL EL ESTATUTO CATALÁN, EN EL AIRE Rubalcaba dice que ahora sólo deben opinar los grupos catalanes J. L. L. MADRID. El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, también cuestionó las críticas de Alfonso Guerra al Estatuto catalán. Para Rubalcaba, hasta que el texto no sea aprobado, sólo deben pronunciarse los grupos parlamentarios de esa Comunidad autónoma. Me gustaría que todo el mundo fuera respetuoso y que no opináramos sobre artículos que no están votados, sobre concepciones que no están todavía con la mayoría cristalizada en el Parlamento de Cataluña... Después del día 11 (de septiembre) tendremos tiempo de dar nuestra opinión argumentó el dirigente socialista. Tras insistir en que es preciso aguardar a que el nuevo Estatuto llegue a las Cortes Generales para enjuiciarlo en su totalidad, Rubalcaba quiso dejar claro que lo que toca ahora es que el Parlamento autonómico busque el consenso dentro del marco constitucional y, en esas condiciones, el PSOE en el Congreso verá con simpatía una reforma estatutaria que creemos que es buena para Cataluña Alberto Fernández, Macià Alavedra, Carod- Rovira y Artur Mas coincidieron en la conferencia de Jordi Pujol YOLANDA CARDO Nadal responde a Guerra que la última palabra del Estatuto la tiene Cataluña Carod rechaza un eventual pacto con CiU si la federación veta el texto llegar al PSC su propuesta alternativa sobre las competencias exclusivas, cuestión clave para que CiU apoye finalmente el Estatuto I. ANGUERA M. J. CAÑIZARES BARCELONA. El portavoz de la Generalitat, Joaquim Nadal, respondió ayer a quienes cuestionan el encaje constitucional del nuevo Estatuto catalán que la llave del texto la tiene Cataluña, en referencia al referéndum con el que se debe sancionar el texto tras su paso por las Cortes, en el que aventuró que el pueblo catalán podría dar portazo a un documento rebajado. De hecho, Nadal también contestó a las críticas de Alfonso Guerra al contenido del Estatuto y, en declaraciones a Catalunya Radio, manifestó que no podremos plegarnos de forma sistemática y dócil a la voluntad de algunos sectores del Congreso, por no señalar específicamente al PSOE En un intento por frenar las cortapisas del PSOE a la reforma avalada por el PSC, el portavoz recordó que el preceptivo referéndum con el que debe aprobarse el Estatuto puede servir para rechazar un texto rebajado por las Cortes. En este sentido, se acogió a la postura esgrimida por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, del que, aseguró, con mucha prudencia ha hecho notar que conviene que la gente calle más y escuche, que dejen hacer, y que el Parlamento tenb Los nacionalistas hacen drá sentido común y será sabio y capaz de hacer un Estatuto atractivo, ambicioso y posible Paralelamente, los partidos políticos catalanes abrieron ayer una semana en la que deberían cerrarse las divisiones que aún existen sobre el futuro Estatuto de Autonomía demostrando que las posturas siguen enfrentadas en puntos como la definición de competencias, la ley electoral o la administración local. En este contexto, CiU y PSC se sondeaban ayer mientras el líder de ERC, Josep Lluís Carod- Rovira, advertía a los convergentes que si no apoyan el Estatuto, no podrán contar en el futuro con el apoyo republicano para un eventual cambio de mayorías en el Gobierno catalán. Carod- Rovira fue taxativo al avisar a CiU de que no tenga la tentación de votar no al Estatuto y plantear un cambio de mayorías en el gobierno de la Generalitat porque a juicio del líder republicano no hay alternativa El líder de ERC quiso dejar claro así que la posibilidad de que un fracaso del Estatuto rompa el tripartito en ningún caso beneficiará a CiU, como se había especulado en medios de la coalición encabezada por Mas. Carod añadió que la responsabilidad reside ahora en los dos grandes partidos, a los que reclamó pasos hacia el consenso tras considerar que ERC ya ha cedido suficiente. Por su parte, el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, expresó de nuevo su confianza en que el Estatuto se apruebe este verano en Cataluña El voto particular de ERC Sin renunciar a la independencia. ERC presentó ayer su voto particular al texto de reforma del Estatuto, en el que justifica la necesidad de la reforma estatutaria y su apoyo a la misma, pese a partir de un texto que nunca obtuvo el apoyo de los republicanos. En este contexto, Esquerra señala que su apoyo al nuevo Estatuto no implica en ningún caso una renuncia a la independencia que figura como fin último de su programa político. Más allá de los actuales o futuros estatutos, para nosotros los derechos de una nación derivan fundamentalmente de la voluntad democrática de sus ciudadanos, amparados por la legislación internacional que reconoce el derecho de los pueblos a la autodeterminación Por tanto, la aceptación de un nuevo marco estatutario que nos puede llevar a las mayores cuotas de autogobierno desde 1714, no implica ninguna renuncia al independentismo Los convergentes decidirán el próximo lunes su voto final, a la espera de negociar las enmiendas, aunque según la dirección de CiU, ahora estamos más cerca del no que del sí de modo que en septiembre su Gobierno abrirá el curso de la reforma social Mucho menos optimista es CiU, que tiene previsto enviar al PSC su propuesta alternativa a la definición de competencia exclusiva, cuestión que se ha convertido en uno de los principales escollos en la consecución de un consenso. Los nacionalistas optaron por la abstención en la votación de la proposición de ley de reforma, después de que el tripartito retirara el concepto de excluyente de la definición de competencias exclusivas. En la determinación final de su voto es decisiva la postura que los distintos grupos adopten en sus enmiendas, algo que se explicitará a lo largo de esta semana. El próximo lunes está prevista la reunión de la ejecutiva de CiU para decidir su voto, aunque actualmente, la federación está más cerca del no que del sí aseguró Núria de Gispert, representante de CiU en la ponencia. Según De Gispert, hace una semana, el voto habría sido favorable a la espera que lograr mejoras sustanciales en materia de financiación. Pero los cambios sustanciales en el seno de la ponencia obligaron a la abstención, lo cual es un aviso a navegantes Tampoco hay acuerdo sobre financiación. Las cinco reuniones mantenidas hasta ahora por el tripartito y CiU han sido infructuosas. Hoy habrá un nuevo encuentro, pero los nacionalistas insisten en un modelo similar al concierto económico, que socialistas y republicanos ven inviable.