Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MARTES 12 7 2005 ABC Nacional La Policía estima que unos 150 etarras sin causas pendientes pueden volver a España La mayoría de ellos colaboraron con la banda en los años ochenta y principios de los noventa b Algunos se han presentado en Preocupados por el paro El terrorismo ha dejado de ser la principal preocupación para la mayoría de los vascos, según una encuesta realizada por el Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno autónomo. El 57 por ciento de los ciudadanos consideran que el paro es el problema más grave del País Vasco, seguido de la vivienda, con un 53 por ciento, y del terrorismo, con un 45 por ciento. En una encuesta similar realizada el año pasado, el terrorismo ocupaba el primer lugar entre las preocupaciones de un 55 por ciento de los vascos. Sólo el 23 por ciento de la población vasca es partidario de la independencia, mientras que el 32 por ciento se muestra contrario y un 34 por ciento reconoce que condicionaría su apoyo a circunstancias concretas. El 59 por ciento de los vascos dicen que no están satisfechos con las posibilidades que hay en la comunidad autónoma para defender cualquier idea política, y sólo un 35 por ciento consideran suficientes esos mecanismos. consulados de nuestro país en América, acompañados por su abogado, para confirmar que no están reclamados por la Justicia D. MARTÍNEZ J. PAGOLA MADRID. Alrededor de 150 ex miembros y colaboradores de ETA que residen actualmente en terceros países, sobre todo en América, aunque ambién en Francia, podrían regresar a España al no tener causas pendientes con la Justicia o, en algún caso, si cumplimentan algún trámite en la Audiencia Nacional, según informes elaborados por las Fuerzas de Seguridad del Estado. La mayoría de estos individuos tuvieron algún tipo de relación con la ETA de la década de los ochenta y principios de los noventa. Ninguno de ellos participó directamente en atentados con resultado de muerte. En este censo hay, sin embargo, ex etarras que intervinieron en acciones terroristas contra bienes, sobre todo contra intereses franceses, dentro de la campaña que emprendió la banda a mediados de la década de los ochenta, cuando las autoridades de París comenzaron a extraditar a España a terroristas de ETA. Un elevado porcentaje de esta lista, según las fuentes consultadas por ABC, son antiguos colaboradores que formaron parte de la infraestructura y que, tras la desarticulación del comando para el que realizaban diferentes tareas, huyeron a Francia y, después, a Centroamérica o Suramérica. Prestaron vehículos, acogieron a liberados en sus domicilios o los ayudaron en sus desplazamientos comentan estos medios. En estos casos, el delito habría prescrito ya, al haber transcurrido más de siete años. Hay algunos que ni tan siquiera han tenido causa pendiente. Así, habrían huido tras una operación antiterrorista ante la mínima sospecha de que su nombre pudiera aparecer en algún documento de la banda incautado. Se da la circunstancia de que durante la tregua anunciada por ETA tras la firma del pacto de Estella con los nacionalistas, el entonces ministro de Interior, Jaime Mayor Oreja, invitó a los ex etarras distribuidos por terceros países que no tenían causas pendien- La banda terrorista asume como propia la lucha de Jarrai- Haika- Segi ETA se felicita en su último Zutabe por el incremento de la kale borroka MADRID. En contra del criterio que mantienen algunos magistrados de la Audiencia Nacional, ETA hace suya la actividad de Jarrai- Haika- Segi y asume también como propia la kale borroka Así, en su último Zutabe -boletín interno- la banda terrorista incluye un texto titulado crónica de la lucha de liberación En él los etarras alardean de que se ha incrementado la lucha popular contra los que denomina ladrones de votos en alusión a los alcaldes y concejales elegidos en las últimas elecciones municipales a las que no pudo concurrir Batasuna por estar ilegalizada. Los terroristas de ETA recuerdan los atentados de kale borroka llevados a cabo en las últimas semanas contra representantes del PSOE en Barañain, Vergara, Sopelana, San Sebastián, Baracaldo y Durango, así como contra intereses del PNV- EA en Oyarzun y de Aralar en San Sebastián y Guecho. ETA también reivindica como propios actos de kale borroka contra instalaciones de Renfe, Euskotren, Correos o RNE en distintos municipios del País Vasco. En otro punto elogia la actividad de Jarrai. La banda tolera el regreso porque no puede mantener santuarios aunque exige discreción tes con la Justicia a regresar a España para reinsertarse en la sociedad. Algunos de ellos así lo hicieron, aunque de forma muy discreta, y hoy disponen de un trabajo estable. La mayoría de estos, tras su regreso, se han mantenido al margen de la actividad política. Goteo continuo Según los medios consultados, como la invitación no tenía fecha de caducidad- -no podía tenerla, al tratarse de individuos que no están reclamados por la Justicia- algunos de estos ex etarras han seguido posteriormente los mismos pasos y han normalizado su situación en nuestro país. Estas fuentes precisan que el goteo se mantiene. De hecho, en los últimos meses algunos de estos antiguos colaboradores de ETA que residen desde hace años en países de América, sobre todo en México, Uruguay y Venezuela, se han personado en los consulados de España, acompaña- dos de sus abogados, para interesarse por su situación legal y confirmar la posibilidad de regresar. Hay un notable número, sin embargo, que ha optado por continuar en su país de acogida, ya que tras regularizar en ellos su situación, han conseguido trabajo estable, e incluso crear sus propios negocios. Lo que sí parece claro es que la mayoría de estos casi 150 ex etarras están desde hace tiempo desligados de la estrategia terrorista y han rechazado los ofrecimientos de los cabecillas para mantenerse en el seno de la banda. En ellos está extendido, según medios antiterroristas, el sentimiento de hastío. Las fuentes consultadas por ABC no han podido precisar si el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero tiene previsto renovar la invitación que en su día cursó Jaime Mayor a estos ex etarras. Sin embargo, estos medios sí recuerdan que expertos antiterroristas elaboran un plan para estudiar posibles salidas personales a presos y huidos, en función de la gravedad de sus delitos, en el caso de que el Ejecutivo y ETA abran un hipotético proceso de diálogo para el final del terrorismo. Los medios de la lucha antiterrorista consultados subrayan que ETA no ha puesto, y probablemente no ponga, impedimentos para que estos antiguos colaboradores o miembros regresen a España, aunque sí exige que quien lo haga guarde la máxima discreción, para no dar una imagen derrotista que