Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MARTES 12 7 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. DEMASIADO DINERO PARA EL FERROCARRIL L transporte representa el 40 por ciento del consumo total de energía en España. Y de ese 40 por ciento, más de las tres cuartas partes lo absorbe la carretera. El 52 por ciento de nuestro abastecimiento de energía primaria, diez puntos por encima de la media europea, se realiza con petróleo. El crudo, como todo el mundo sabe, está por las nubes. Y la depreciación del euro con resLUIS IGNACIO pecto al dólar PARADA lo encarece aún más. A comienzos de 2004, el barril de petróleo brent, de referencia en Europa, costaba un 38 por ciento más que doce meses antes. Pero gracias a un euro apreciado, la subida real fue sólo del 27,6 por ciento. A principios de 2005 se había encarecido un 44 por ciento en dólares, pero al depreciarse el euro, el precio había subido en términos reales un 61,3 por ciento. En lo que va de año, el petróleo ha subido otro 42 por ciento medido en dólares, pero el 66 por ciento medido en euros. En un país que depende enormemente del petróleo, que gasta el 32 por ciento del crudo que importa en el transporte por carretera y en el que cada subida de tres dólares en el precio del crudo reduce 0,2 puntos el crecimiento del PIB, parece indudable que un Plan de Infraestructuras del Transporte es algo muy serio. Ahora bien, el que presentó ayer el Gobierno ¿es el que corresponde a lo que debe ser el futuro del transporte o el que debió hacerse hace medio siglo? Porque la potenciación del transporte por ferrocarril tenía sentido económico y social, y por tanto político, cuando la electricidad era barata, éramos excedentarios y no teníamos divisas para pagar el petróleo. Pero hoy la dedicación al ferrocarril del 42 por ciento de los casi 250.000 millones de euros de ese Plan no tiene justificación social ni económica, sino sólo ecológica. Porque para realizar una misma cantidad de transporte, el ferrocarril consume la cuarta parte de energía que la carretera y contamina una centésima parte, pero destruye seis veces más empleo del que crea. Solidaridad Me parecieron fenomenales las palabras que le dedicó Zapatero a Tony Blair después del atentado en Londres: verdadero apoyo, comprensión, solidaridad, ayuda, colaboración... Ojalá le hubiera brindado la mitad de ellas a José María Aznar cuando sufrimos el atentado de Madrid del 11- M, en vez de echarle la culpa y llamarle mentiroso y asesino. No sé si Rodríguez Zapatero habrá oído las palabras del líder de la oposición británico después del atentado; si no es así, es una pena- -por supuesto, Televisión Española no se ha molestado en sacarlas- Aprendería mucho de lo que es estar todos juntos contra el terrorismo, independientemente del partido del que cada uno sea. Verónica Allende. Madrid. El talante según Zapatero El presidente del Gobierno viene sorprendiéndonos con su peculiar vocabulario para definir su política. Desde su acceso a la presidencia nos aburre con su definición global de la excelencia de su conducta, a la que califica de talante como si ello supusiera la perfección, la excelsitud, lo inmejorable. Se olvida de que talante no es un epíteto, sino un sustantivo que se define como un modo o manera de ejecutar algo, lo que exige añadirle un calificativo, sin el cual talante carece de sentido y es no decir nada. Con motivo de la institución del matrimonio entre homosexuales, ha declarado repetidamente que el español es más decente Nueva sorpresa para los españoles, ya que si decente significa honesto, justo, con limpieza y aseo, digno, de buena calidad (la RAE dixit) hasta ahora veníamos siendo, según el presidente, deshonestos, injustos, sucios, indignos, de mala calidad. Otra sorpresa aún más desagradable. Como lo fue comprobar, merced a una fotografía publicada en ABC, que nuestro presidente escribe con faltas de ortografía. Más grave ha sido su intervención en la política francesa, al animar a nuestros vecinos a votar sí en el referéndum sobre el tratado constitucional europeo con su frase (un alarde de poliglotía) que todos vimos y oímos en televisión: Boté güí queriendo decir Votez oui Como los franceses no le comprendieron, votaron negativamente. Decididamente, la filología no es la especialidad de Rodríguez Zapatero. Mariano Baselga, embajador de España. Madrid. E za está en el precio inmoral de la vivienda, en las escasas- -por no decir nulas- -ayudas por parte de los gobiernos. La amenaza está en la subida de los precios, en no poder llegar a fin de mes. La amenaza está en la falta de seguridad en la calle. ¿El matrimonio homosexual? Hay que ser corto de miras o vivir en un mundo demasiado cómodo para ver en eso una amenaza a la integridad de la familia. ¿Cuándo van a manifestarse para exigir lo que verdaderamente importa? Regresen a la Tierra y trabajemos por una sociedad mejor para todos. César Ruiz. Madrid. Descontrol autonómico La deuda de las comunidades autónomas ha alcanzado un máximo histórico, 54.042 millones de euros, y la lista va encabezada de forma clara por Cataluña. Desde 1990 las autonomías han multiplicado por diez su endeudamiento, mientras que los ayuntamientos y el Estado han hecho notables esfuerzos por contener su deuda o incluso llegar al déficit cero. Estableciendo un símil familiar, ningún padre decidiría entregar la gestión de su patrimonio a aquel hijo que más gasta y más se endeuda. Por eso, desde el punto de vista de la gestión pública, es difícil entender que se estén transfiriendo tantas competencias y poder precisamente a aquéllos que han demostrado menos control del gasto y mayor capacidad de despilfarro del dinero público. Juan Sánchez. Barcelona. Espíritu de Singapur Fue demasiado bonito para que durase. Ver en Singapur a Zapatero, Rajoy, Aguirre, Gallardón y Moratinos sonrientes y unidos por un mismo ideal me llenó de esperanza de que podría superarse la crispación política. Bastó que no triunfase la candidatura de Madrid para que, a las pocas horas, algunos culpen de ello a Zapatero por su política exterior, y otros, apelando a su europeísmo, manifiesten su alegría de que sea Londres la ciudad elegida. ¡Lástima! Hemos vuelto a la polémica crispada, que además se ha reavivado con el atentado terrorista londinense. En editoriales, artículos y tertulias se ha vuelto a la disputa del 11- M y días posteriores. Es evidente que el Gobierno del PP se equivocó en atribuir antes de tiempo la autoría de la matanza de Atocha a ETA. No sé si por afán electoralista o porque estaban convencidos de ello. Pecaron de imprudentes. Como también es cierto que destacados políticos socialistas y algunos medios afines, en vez de hacer piña con el Gobierno, se apresuraron a atribuir a Aznar y al PP la culpabilidad del atentado por su apoyo a la guerra de Irak. Así pues, unos y otros actuaron mal en aquellas fechas. ¿Por qué no se olvida de una vez el asunto y tratan de recuperar el espí- ritu de Singapur en tantas cuestiones de Estado que requieren el consenso entre los dos partidos? Ante la desgracia del atentado terrorista del 7- J, el Gobierno inglés nos ha dado una lección de prudencia no exenta de firmeza; y la oposición, de responsabilidad y unidad ante la barbarie. ¿Por qué no aprendemos de ellos? José H. Prat. Gerona. El matrimonio civil es familia Tengo 31 años y hace cinco meses que soy padre. Cuando uno se convierte en padre, el orden de sus prioridades cambia de forma radical. Para mí y para mi mujer no existe ahora mismo nada más importante que nuestro hijo. Ahora se habla mucho de la familia. Nosotros somos una familia porque nos sentimos así. Sin embargo, según ciertas convenciones de la Iglesia católica, nosotros no somos una familia. Nuestro matrimonio fue por lo civil, después de un año de convivencia, tras ocho años de novios. ¡Caray! ¿No es suficiente con eso? No basta que seamos una pareja heterosexual, ante los ojos de Dios no somos familia. Mi familia me preocupa y sé los peligros que la pueden amenazar. La amena- A Javier Bardem Querido Javier: como dices que si fueras homosexual te casarías sólo por joder a la Iglesia, me gustaría decirte que a mí, que soy Iglesia (como todos los que pertenecemos a ella) no me joderías en absoluto; es más, vería tus dotes de actor tanto si fueses homosexual como el macho que pareces ser. Pero sí me gustaría decirte que no te vendrían mal unas clases de educación y respeto a los demás. José Vázquez. Madrid.