Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 Economía LUNES 11 7 2005 ABC La batalla entre BBVA y Unipol por BNL entra en una fase decisiva ABC MADRID. La batalla por el control de la Banca Nazionale del Lavoro (BNL) entra en una semana decisiva, con la aseguradora Unipol dispuesta a comprar el 27,49 del capital al denominado contrapacto para ganarle la partida al BBVA. El posible acuerdo entre Unipol y los accionistas del sector inmobiliario que encabeza el constructor Francesco Gaetano Caltagirone lo dan por hecho diversos medios italianos, que esperan que hoy se concrete con toda probabilidad, al cierre de la Bolsa de Milán. En su edición dominical, Il Sole 24 Ore el principal diario económico italiano, escribe que las líneas de fondo (del acuerdo) ya han sido trazadas desde hace días y sólo queda por definir los céntimos del precio y el papel de los eventuales socios de Unipol Sobre el precio ya se había avanzado que rondará los 2,70 euros, por encima de los 2,60 euros que la aseguradora boloñesa ofreció al contrapacto en su reunión del pasado jueves y por debajo de los 2,90 euros que los miembros de éste solicitaron en ese encuentro. Respecto a los socios financieros, algunas fuentes unen al Credit Suisse a los ya citados Banco Popolare de Emilia Romagna, Carige y Banco Popolare de Vicenza. JAIME MONTALVO Presidente del Consejo Económico y Social El Gobierno y la oposición deberían tomar ejemplo de los agentes sociales La recuperación de la Estrategia de Lisboa y las reformas que necesita España centran el interés de Montalvo, quien considera que el Ejecutivo y sus oponentes deberían abandonar el clima de crispación política para afrontar de forma consensuada los retos que tiene el país TEXTO: MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO FOTOGRAFÍA: SERRANO ARCE VW prevé discutir mañana las condiciones de despido de Hartz GUSTAVO MORA. SERVICIO ESPECIAL BERLÍN. El consejo de supervisión de Volkswagen se reunirá mañana para discutir las condiciones de la oferta de dimisión del jefe de personal, Peter Hartz, a raíz del escándalo de corrupción que sacude al fabricante automovilístico. El primer ministro del Estado federado de Baja Sajonia, Christian Wulff- -representante del mayor accionista de VW- -es partidario de hacer efectiva la dimisión de Hartz, de 63 años, asesor del canciller Gerhar Shröder. Según publicaba ayer Bild am Sonntag Hartz, cuyo contrato expira dentro de un año y medio, podría embolsarse una compensación de 3 millones de euros. El sindicato IG Metall prefiere que sólo se le suspenda de sus funciones hasta el fin del contrato. Entretanto, el nuevo jefe del comité de empresa, Bernd Osterloh, aseguró a ese mismo diario que VW tendrá en el futuro unas cajas transparentes en las que no habrá lugar para fondos sin control. SANTANDER. El presidente del CES, Jaime Montalvo, considera que la situación política española ha estado muy afectada por una serie de factores, que van desde las condiciones en que se produjeron las elecciones generales hasta otra serie de procesos electorales, que han condicionado no muy positivamente el marco político Y en estos momentos en que se está acometiendo la reforma de los estatutos autonómicos, considera necesario un marco de mejor entendimiento y relación entre el Gobierno y la principal fuerza de la oposición, tratando de implicar a otras fuerzas políticas ¿Cree que hay mucha crispación? -Noto un grado de crispación muy poco positivo para abordar los problemas que tiene España. El ámbito político debe tener en cuenta el ejemplo dado por el ámbito social, por las organizaciones empresariales y sindicales, durante los últimos años, cuando con intereses muy distintos y dispares, han llegado a elementos de consenso y pautas de actuación conjunta. Ese consenso es muy necesario en el ámbito político para abordar todas las cuestiones pendientes que tiene España. ¿Le preocupan las reivindicaciones de los partidos nacionalistas? -Todos los intereses son legítimos, pero me preocupa que el debate territorial se está llenando de elementos de confusión. Se grita tanto que no se pueden oír las razones de nadie, cuando de lo que se está hablando es de cómo se ordena la convivencia de la sociedad, a partir de un sistema de valores basado en la solidaridad. No se trata de alcanzar pactos de generosidad entre Autonomías. Ahora parece que la profundización democrática pasa obligatoriamente por descentralizar, cuando hay derechos y deberes que son comunes a todos. No se debería quebrar el modelo existente. ¿Qué le parece el proceso de regulación de inmigrantes? -Creo que ha ido en la línea adecuada, aunque plantea problemas. Hay que hacer políticas de integración y tenemos que convocar a todos los países de la UE para que se den cuenta de que el fenómeno migratorio es un problema de todos. España no puede recibir inmigrantes de forma ilimitada. ¿Cuáles cree que son las reformas más urgentes que necesita España? -Creo que es prioritario reformar el sistema educativo. Hay que fortalecer la formación profesional y permanente de los trabajadores. No creo que se Montalvo, en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo Es necesario revisar la estrategia de Lisboa ¿Cree que se ha renunciado a la estrategia de Lisboa? -La UE está en un momento de crisis. El proceso constitucional ha terminado fracasando. El gran fallo ha sido no saber interesar a los ciudadanos, porque se habla en un lenguaje muy abstracto, y al mismo tiempo ha habido una gran incomprensión por parte de la Izquierda Europea, que a la postre está votando como Le Pen. Se está impidiendo la consolidación de la ampliación europea, para alegría de unos pocos. La estrategia de Lisboa pretendía convertir a Europa en un espacio económico y social de primer orden. Cuando se fijaron los objetivos, muy ambiciosos, eran creíbles, pero con la crisis económica cada país intentó apagar sus propios fuegos y se desentendió. Muchos vuelven ahora sus ojos a la estrategia de Lisboa, que debería replantearse y ver cómo se hace viable financieramente. En el debate territorial se grita tanto que no se pueden oír las razones de nadie vaya en una buena dirección en la reforma del sistema universitario. Además, España tiene un déficit escandaloso en I+ D +i, y se debe mejorar todo el sistema productivo. Y tenemos serios problemas con el agua y la excesiva dependencia energética. Todos estos problemas exigen pactos entre Gobierno y oposición. El problema va mucho más allá de la aritmética de los votos en el Parlamento. ¿Será difícil alcanzar una reforma laboral? ¿Cuál debería ser el papel del Gobierno en este proceso? -El Gobierno tiene un papel relevante de colaborar en el marco de diálogo y coadyugar a los agentes sociales para que puedan llegar a puntos de encuentro. Es una realidad muy compleja, pero no hay que dramatizar. No creo que haya un estancamiento en las negociaciones, porque me consta que hay repetidos intercambios de opiniones y encuentros, pero no es descartable que se necesite más tiempo para llegar a la conclusión de si es posible llegar a un acuerdo. Creo que al final saldrá un saldo positivo, porque lo importante es apurar las posibilidades de lograrlo y ya hay algún elemento relevante de aproximación. ¿Cree que la Seguridad Social no será viable en el futuro? -Pediría mucha prudencia y consenso al Gobierno y a los poderes públicos y a los agentes sociales a la hora de tomar decisiones, porque España tiene uno de los sistemas más saludables de Europa. Hay que preservar su fortaleza y tendremos un magnífico sistema durante mucho tiempo.